lunes. 13.07.2020 |
El tiempo
lunes. 13.07.2020
El tiempo

Ignacio Rivera: "Hay que dejar la guerra política para surfear el tsunami económico y social"

El CEO de la Corporación Hijos de Rivera insta a los partidos a sumar esfuerzos para trazar el plan de reconstrucción 

Diferenciarse de sus competidores e impulsar la digitalización y la internacionalización son algunos de los retos que se marca la Corporación Hijos de Rivera tras encajar el golpe que ha asestado la pandemia. Los más de dos meses de confinamiento convirtieron los 560 millones de euros de facturación y los beneficios de 2019 en números rojos en mayo como consecuencia del cierre de los bares y restaurantes, un canal que sustenta el 80% de las ventas de la matriz de Estrella Galicia. Con todo, la compañía resistió abonando las nóminas de sus 1.200 trabajadores sin aplicar un expediente de regulación de empleo (Erte).

"Ha sido una experiencia terrible; nunca he pasado en mi vida una crisis de la envergadura de esta", constató este lunes Ignacio Rivera, el consejero delegado (CEO), que protagonizó el foro online organizado por el Grupo El Progreso. En este marco, incidió en que una de las lecciones a extraer de esta emergencia sanitaria es la necesidad de situar a las personas primero. Con este mantra, el empresario coruñés urgió a los grupos políticos a firmar una entente para emprender la reconstrucción económica y encarar "el problema social que se nos viene encima".

Ante una nueva normalidad que él prefiere definir como "nueva realidad", Rivera llama a las fuerzas del arco parlamentario a dejar a un lado "las guerras, sacarse la chaqueta política" y procurar el consenso para enderezar el rumbo. Preocupado ante unas proyecciones que apuntan a que el producto interior bruto español podría contraerse este año hasta un 14%, como vaticina el Banco de España, el ejecutivo recalca que esto se traducirá en un incremento del desempleo. Termómetro de la salud del canal horeca, Hijos de Rivera alerta de que hay profesionales "que no están abriendo sus locales" y otros que, directamente, "los van a cerrar". "Si no reactivamos esto de una forma normal y esta gente se queda en el paro sin una alternativa para reincorporarse con otro trabajo, esto generará un problema social importante", avisó, para luego sintetizar su receta: "Menos pelear, más aunar y menos politiquear".

Frente a una recesión en la que conviene que todos arrimen el hombro, pidió aparcar las siglas políticas para así "surfear el tsunami económico sin que nos atrape". Para ver la situación con perspectiva y alejarse del clima bronco que ha emponzoñado la actividad parlamentaria, el industrial incluso ve productivo que los gestores políticos se tomen "15 días de vacaciones para ver cómo reconstruimos esto". Eso sí, tiene claro que la salida de una debacle que ya ha forzado a muchos trabajadores a acudir a los bancos de alimentos pasa inexorablemente por la unión y por desechar "la crispación", pues "el problema social es de todo el mundo". "Soy apolítico, pero la reconstrucción hay que organizarla y se trata de que la hagan los más votados y que se rodeen de los más dotados para desarrollarla", concluyó.

SEGUNDA OLEADA. En un escenario en el que solo el desarrollo de vacunas y tratamientos contra el Covid-19 eficaces podrá reanimar la confianza de los consumidores y así facilitar que la salida de la crisis sea en V, el primer espada de Estrella Galicia tiene claro que la elevada dependencia que España tiene del turismo le pasará factura, de modo que las secuelas serán más profundas que en otros países más industrializados. Los efectos ya son evidentes. En la hostelería, la compañía ya ha constatado que "unos 2.000 bares no han reabierto" una vez levantado el estado de alarma. Al frente de un negocio familiar con 114 años de solera durante los cuales tocó bregar con varias guerras y epidemias, el CEO de Hijos de Rivera augura "una segunda oleada de crisis en septiembre y octubre".

"El desconfinamiento nos incita a olvidarnos de este periodo tan duro que hemos pasado, pero habrá una segunda parte que vamos a ver más de cerca cuando acaben los Erte y las prestaciones", vaticinó, convencido de que ante este panorama solo cabe "estar preparados".
 
EQUIPO. Pese a ver reducirse a cero los ingresos obtenidos vía bares y restaurantes y tener que echar el cierre a su red de cervecerías propias, la compañía ha capeado el primer semestre sin ajustar sus 1.200 empleos. Fue una decisión que al gabinete de crisis del clan de los Rivera "no le costó tomar", desde el convencimiento de que lo primero es "proteger a las personas" y hacer un uso "responsable" de los fondos públicos. "Los recursos son limitados y no hay que captarlos si podemos tirar del carro, pues otros pueden necesitarlos", señaló el CEO. Tras la Gran Reclusión, la reapertura progresiva de los negocios está "reactivando" ahora los mercados del grupo.

En la recta final de junio, la firma percibe una recuperación del consumo de cerveza, aunque asume que la contracción del turismo que se espera este verano supondrá un hándicap. "El virus está ahí, tenemos que convivir con él tomándonos una cerveza en una terraza o un local, pero sin bajar la guardia", afirmó el gestor.

TIENDA ONLINE. Para contribuir a paliar un tanto el desplome de las ventas, la compañía adelantó el estreno de su tienda online: ‘La resistencia’, que comenzó a funcionar en marzo con el envío de pedidos a domicilio. Convencido de que la digitalización y la sostenibilidad "han venido para quedarse", Rivera auguró que "todos saldremos reforzados" de la crisis sanitaria, siempre que "controlemos el bicho".

COMPETENCIA

El industrial reclama un mejor trato fiscal para las empresas gallegas

En una comunidad en la que el 92% de las empresas son familiares, el CEO de la Corporación Hijos de Rivera demandó en el transcurso del encuentro online un trato fiscal que facilite la sucesión en Galicia. Representante de la cuarta generación del grupo que creó su bisabuelo en 1906, la compañía tiene garantizado el relevo, pero ve necesario acabar con la jungla fiscal que provoca que las comunidades compitan entre sí. Ignacio Rivera constató que, en Galicia, la factura fiscal depende en sucesiones "del grado de parentesco de los socios". 

A juicio del empresario, no resulta "justo" que las firmas que no operan "desde el centro de España" estén sometidas a un trato tributario "peor que en otras comunidades". Tirando de su experiencia internacional, puso como ejemplo Brasil, donde "se incentiva la inversión en las regiones más deprimidas y no se ayuda a las más ricas".

Tras llamar a cuidar "el legado de las empresas familiares", demandó un sistema impositivo "igual" que el existente en otros territorios, un capítulo en el cual año tras año Madrid lleva ventaja por su baja presión fiscal.  

ALZAS DE IMPUESTOS. Inquerido sobre el debate abierto en el seno del Gobierno central en torno a la creación de un impuesto a las grandes fortunas, Rivera afirmó "ser un defensor" de que "quienes generan más dinero sean más solidarios" a la hora de contribuir al erario público. No obstante, con el país sumido en una profunda recesión, rechazó que sea momento de subir impuestos como el Iva. Al contrario, señaló que una rebaja ayudaría a potenciar el consumo "y recaudar más". A su juicio, solo así se logrará que la recuperación siga la forma de una V y regresar el próximo año a los niveles de crecimiento de 2019. Desprovista de estímulos, la reactivación cobrará la forma del "símbolo de Nike" y se dilatará en el tiempo. Y es que "todo lo que sea parar la economía no es bueno".

PAPEL DE EUROPA. A preguntas de los internautas, el consejero delegado también constató que la UE está llamada a jugar un papel relevante en la salida de la crisis, poniendo en práctica la solidaridad entre los países del norte y el sur. "Europa debe ser una realidad y lo tiene que demostrar cogiendo esta pandemia por los cuernos", zanjó. 

Ignacio Rivera: "Hay que dejar la guerra política para surfear el...
comentarios