Domingo. 21.01.2018 |
El tiempo
Domingo. 21.01.2018
El tiempo

Francisco Puga: "En 70 años hemos tenido la suerte de no vernos afectados por ninguna crisis"

Francisco Puga González, presidente de Delta Vigo. EP
Francisco Puga González, presidente de Delta Vigo. EP

El presidente de Delta Vigo lleva casi 40 años al frente de una empresa que sigue creciendo

Francisco Puga González dirige desde hace casi cuatro décadas Delta Vigo, una empresa que este año ha cumplido 70, y lo ha hecho creciendo. El negocio que creó su padre, centrado entonces en trabajar con el sector naval y conservero, es hoy un referente en la aeronáutica y la automoción con dos plantas "saturadas" en Vigo, otra en Toledo y una en Nigrán por inaugurar. Eso será ya en 2018.

Este vigués que asegura haber pisado bastante más cemento que moqueta en la empresa en la que vive —a casa va "de vez en cuando"— sabe que Galicia no se consolidará en el sector aeronáutico "en dos años", pero con cada paso se avanza. Haciendo camino, las nuevas instalaciones de Delta Vigo en Nigrán, que ya iniciaron "alguna actividad" en la parte de fábrica y donde se crearán 52 empleos, estarán dedicadas básicamente a esa industria. Es la actividad por la que el grupo, que ofrece componentes, bienes de equipo y soluciones de ingeniería, tiene como clientes a los principales constructores.

Airbus acaba de recibir un pedido récord de 430 aviones. Y Boeing ha confirmado un acuerdo para vender 225. ¿Se van a notar esos contratos en Delta Vigo con más trabajo?
Los éxitos de un gran cliente siempre repercuten positivamente en sus colaboradores, principalmente en el caso de Airbus, constructor con el que mantenemos una relación laboral desde hace 20 años.

¿Ha despegado ya la industria aeronáutica gallega?
En comparación con la naval o la del automóvil, es incipiente en Galicia y, como tal, necesita su tiempo para convertirse en un sector de referencia en el mercado global. Lo cierto es que cada año se van superando las cifras de facturación y empleo y esa es la línea a seguir para consolidarlo. Galicia es una región conocida industrialmente y en el sector aeronáutico, paso a paso, se va ampliando y reforzando nuestro saber hacer y nuestro posicionamiento industrial.

¿Delta Vigo participa de alguna manera en el proyecto del polo tecnológico de Rozas o se beneficia de él?
Delta se ha puesto a disposición de esa iniciativa. Lo haremos con cualquiera que pueda aportar fortaleza al sector, y nuestro apoyo nunca estará supeditado a que la firma pueda beneficiarse o tenga más o menos participación en el proyecto. Si Galicia es más fuerte, todas las empresas seremos más fuertes. En principio, este proyecto ha traído a la comunidad dos importantes empresas que están aportando masa crítica y más volumen de negocio al sector. Actualmente, está contribuyendo a reforzar y llevar más lejos el nombre de Galicia y su vinculación con el sector aeronáutico. Y, finalmente, acabará dejando conocimiento en el campo específico de los UAVs [vehículos aéreos no tripulados] y contribuyendo positivamente en el desarrollo y la consolidación de la aeronáutica. Apoyaré cualquier iniciativa que pueda aportar resultados, consciente de que siempre llegan más tarde de lo que deseamos y de que consolidarnos como región en este sector no se va a lograr en dos años.

El proyecto de Rozas está contribuyendo a llevar más lejos el nombre de Galicia y su vinculación con la aeronáutica

¿Puede contribuir al desarrollo del sector en Galicia el hecho de que ya se imparta en la comunidad un grado en Ingeniería Aeroespacial?
Aplico el mismo criterio que con la iniciativa de Rozas, teniendo en cuenta la importancia de aumentar la oferta y promocionar nuestro entorno en la actividad aeroespacial. En un mercado global compiten países, regiones y empresas, de ahí la importancia de fortalecer el tejido industrial e intelectual de Galicia. Los mercados actuales son de oferta de valores y conocimiento.

Delta Vigo empezó en los 40 centrada en el sector naval y el conservero, entró en la automoción en los 70 y en la aeronáutica en los 90. ¿Ha pensado en seguir ampliando horizontes y meterse en otras actividades?
Una parte de nuestro plan estratégico contempla una mayor internacionalización y un alza en los porcentajes de exportación. Todo ello, unido a la delegación que hemos abierto en Alemania, supondrá una ampliación de horizontes muy importante en el contexto global que nos toca vivir. Respecto a entrar en otros sectores de actividad, ya tenemos una gran diversidad sectorial y de producto. Además, estamos trabajando en proyectos del sector aeroespacial y de defensa.

¿Se le está quedando corto ya a la compañía el plan estratégico presentado en 2015 con el horizonte de 2020, que prevé que la facturación llegue entonces a 65 millones?
Lo que alcanzaremos con mucha antelación es la inversión, el empleo —anunciamos un aumento de 102 personas— y demás objetivos industriales. Para llegar a esa facturación en 2020 es muy importante acelerar las inversiones y la puesta en marcha de los procesos productivos, y es lo que estamos haciendo.

¿La empresa ha acusado la crisis?
En todo nuestro histórico, hemos tenido la suerte de no vernos afectados por ninguna de ellas. Somos conscientes de que las crisis económicas serán cada vez más frecuentes y más globales, y es algo que hay que tener presente. Aquellas empresas que tengan valor que ofrecer a sus clientes y al mercado sobrevivirán mejor en épocas de crisis

¿Cuáles son las claves del éxito?
Un factor muy importante es lograr un modelo de empresa creíble y convincente. Si desde la dirección hemos sido capaces de crear un modelo, explicarlo, que lo entienda la mayoría del personal y le convenza, todo va a ser más fácil. El éxito es colectivo. Procede del conocimiento acumulado de cada persona del equipo y de que entienda la empresa como un proyecto único.

En la parte que le toca, ha dicho alguna vez que los directivos deben pasar más tiempo en el cemento que en la moqueta. ¿Cuántas horas de cemento lleva en casi 40 años?
Esta pregunta es fácil: el 80% de mi vida profesional. Y para sacar una cifra precisa de horas hay que tener en cuenta que vivo en Delta y a casa voy de vez en cuando.

¿Y el relevo generacional?
Trabajamos en él desde hace tres años. Es un asunto muy importante y está previsto con tres miembros de la familia y cinco directivos del conocimiento.

Usted fue miembro del consejo asesor del Plan Estratéxico de Galicia 2015-2020 impulsado por la Xunta. ¿Cuáles deben ser las prioridades inmediatas para la economía gallega?
Voy a opinar desde un punto de vista industrial. Es importante que Gobierno, instituciones (universidad, centros de formación, tecnológicos...) y empresas trabajen en la marca Galicia, buscando compañías más participativas a nivel global y fomentando siempre la cultura de sumar y no dividir. Otro factor importante es incrementar la dimensión de nuestras empresas. Además, una formación profesional de alto nivel nos permitirá desarrollar y aplicar las nuevas tecnologías, y nos ayudará a crear más empleos de calidad y duraderos. Y aumentar el número de empresas tecnológicas, junto a una mayor fortaleza de nuestro tejido industrial, reducirá el riesgo ante futuras crisis. También se debe entender que nuestro modelo de región se dirige hacia un tejido de referencia industrial y no de bajo coste.

Aumentar las empresas tecnológicas, junto a una mayor fortaleza del tejido industrial, reducirá el riesgo ante futuras crisis

¿Delta Vigo es ya una industria 4.0?
Creo que, como integradores de procesos productivos y líneas de fabricación, nunca hemos dejado de innovar y buscar soluciones que aporten valor al mercado y a nuestros clientes. Para ello, nuestro departamento de I+D dedica el 9% de nuestras horas productivas, entre otros objetivos, a la mejora de los procesos productivos para ganar en competitividad, calidad, fiabilidad y seguridad industrial. Este trabajo se nota en los proyectos que entregamos a nuestros clientes y en los procesos que desarrollamos

¿Qué tal está la industria gallega en la adaptación a la fábrica del futuro?
Estoy convencido de que todas las empresas están adaptando sus procesos a sistemas de producción inteligentes. De toda la vida, en la industria, la mayor ventaja competitiva es ir unos cuantos años por delante de nuestros competidores.

Francisco Puga: "En 70 años hemos tenido la suerte de no vernos...