Martes. 16.01.2018 |
El tiempo
Martes. 16.01.2018
El tiempo

Las sicav de las fortunas gallegas suman 773 millones de euros en un año con bajas

Sandra Ortega, Felipa Jove, Luis Fernández y Juan Carlos Cebrián. AEP
Sandra Ortega, Felipa Jove, Luis Fernández y Juan Carlos Cebrián. AEP

El patrimonio gestionado por las 13 sociedades más conocidas se redujo un 0,7% entre el cierre de 2016 y septiembre

 

Las sociedades de inversión de capital variable (sicav) a través de las que las fortunas gallegas canalizan parte de su patrimonio acumulaban al cierre del tercer trimestre alrededor de 773 millones de euros, 5,4 millones menos que en el arranque del año, lo que supone un ligero retroceso del 0,7%. De las 13 sicav más conocidas, ocho vieron aumentar los fondos gestionados principalmente por la evolución de los mercados. 

En diez meses, España registró 340 bajas de vehículos de inversión de este tipo, pues, según los datos de Inverco, a cierre de octubre había 2.889 con un capital gestionado de 32.566 millones y 442.407 accionistas, 40.700 menos que al cierre de 2016. ¿El motivo? La incertidumbre en relación al futuro de su tratamiento fiscal. 

Con un patrimonio mínimo para su constitución de 2,4 millones y al menos 100 accionistas, las sicav están sometidas a un tipo del 1% en el impuesto de sociedades. En cuanto a sus socios, si se trata de personas físicas verán gravadas las plusvalías (cuando vendan las acciones) y los dividendos que ingresen como rentas de capital en el IRPF, en tanto que si se trata de personas jurídicas, se les aplicará el tributo de sociedades. 

Con la mujer más rica de España, Sandra Ortega, al frente, Soandres acumulaba un patrimonio de 295,5 millones en septiembre


En la campaña de las elecciones generales de 2015, la mayoría de los partidos recogieron en sus programas un endurecimiento del régimen fiscal y de los requisitos de constitución para procurar que funcionen realmente como instituciones de inversión colectiva y no solo en beneficio de un grupo familiar. Y es que se han detectado casos en los que la mayoría de los accionistas son simples hombres de paja, conocidos como mariachis en el argot financiero. 

PP y Ciudadanos incluyeron en el pacto de investidura devolver el control de estos instrumentos a la Agencia Tributaria —ahora está solo en manos de la CNMV— y exigir ostentar al menos un 0,55% del patrimonio para ser considerado accionista. Consensuaron que aquellas sicav que no operasen realmente como tal pasen de tributar del 1% al tipo general de Sociedades (25%). Por su parte, el PSOE abogó por limitar la participación máxima del principal accionista y por restringir la posibilidad de diferir el pago de tributos por las plusvalías acumuladas, además de devolver las competencias de inspección a Hacienda, en tanto que Podemos prometió acabar con "las posibilidades de utilizar sociedades como pantallas para la elusión fiscal". 

BAJAS GALLEGAS. Con este panorama, desde finales de 2016 varias sociedades participadas por familias gallegas adineradas han causado baja. Es el caso de Albero Cartera, la sicav que presidió Jesús Domínguez, el fundador de Textil Lonia (CH Carolina Herrera y Purificación García), que se transformó en sociedad de responsabilidad limitada y dejó de cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil por decisión de la junta de accionistas celebrada en junio. En sociedad anónima se convirtió en enero Nigoy Inversiones, encabezada por Manuel Fontenla Ramil, el hermano del expresidente de la CEG Antonio Fontenla. También dejaron de operar como sicavs en abril y junio Mersir e Inbarsave, participadas por José Antonio Castro Sousa (Hesperia y NH), en tanto que hace un año hizo lo propio Manuel Jove con Doniños y Bourdet Inversiones. 
 

Sicavs


SOANDRES. Entre las sicav con capital gallego que siguen en activo, Soandres de Activos, que tiene como presidenta a Sandra Ortega Mera, la hija de los fundadores de Inditex, es la que acumula un mayor patrimonio: 295,4 millones al cierre de septiembre, un 3,4% más que cuando arrancó el año, si bien es cierto que en 2015 superaba los 410 millones. La sociedad, que tiene a JP Morgan como gestora y registró una rentabilidad neta en el tercer trimestre del 0,58% que elevó al 3,4% la acumulada desde enero, atribuye el aumento patrimonial a "la evolución del mercado". Con una política de inversión "conservadora", tiene un 49% de loa activos en renta fija y liquidez, otro 24,4% en renta variable y un 26,5 en inversiones alternativas y su apuesta se inclina por activos de países "desarrollados". 

En cuanto a los fondos acumulados por Brunara, la sicav en la que la hija de Jove, Felipa Jove, es consejera, alcanzan los 104 millones, lo que supone un retroceso del 16% en relación a finales de 2016, un periodo durante el cual la sociedad ha perdido accionistas. También experimentaron una retirada de fondos los vehículos de inversión de la sobrina de Amancio Ortega, María Dolores Ortega Renedo, y de su marido, Juan Carlos Cebrián. Por el contrario, la evolución de Jogami Inversiones, que preside María José Jove Ortega (hija de Josefa Ortega, hermana del magnate de Arteixo) ha visto crecer un 5,5% el dinero gestionado. 

Entre los instrumentos que vieron crecer el patrimonio también están Currelos de Inversiones y Guntín, capitaneadas por una de las hijas del antiguo dueño de Azkar, Luis Fernández Somoza, cuya rentabilidad acumulada hasta septiembre se situó en el 3,85 y en el 5,42%, respectivamente. Por su parte, los tres vehículos que preside Modesto Rodríguez, que fuera socio de Jove en Fadesa y Marineda y que pilota Fincas del Noroeste, evolucionaron al alza y sumaron en nueve meses 3,5 millones, hasta alcanzar los 91 millones. 

Las sicav de las fortunas gallegas suman 773 millones de euros en...