Viernes. 22.06.2018 |
El tiempo
Viernes. 22.06.2018
El tiempo

La cúpula de Caixa Galicia no rendirá cuentas en el Congreso por su gestión

José Luis Méndez, en una foto en el año 2007. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
José Luis Méndez, en una foto en el año 2007. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Méndez y Varela se amparan en sus problemas de salud para no intervenir el 6 de febrero

El exdirector general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, no acudirá el 6 de febrero a la comisión que investiga la crisis financiera en el Congreso por motivos de salud. Según pudo saber AGN, el banquero coruñés, de 72 años, sufre una enfermedad degenerativa, motivo por el que ha excusado su asistencia. También lo hizo el que fuera presidente de la entidad coruñesa, el abogado lucense Mauro Varela, de 76, que también arrastra graves problemas de salud. En esta situación, la comisión ha resuelto que las comparecencias queden aplazadas sine die.

Falta por confirmar si ese día intervendrá ante los grupos políticos Julio Fernández Gayoso, el que fuera primer espada de Caixanova y excopresidente —con Varela— de Novacaixagalicia. A sus 86 años, Gayoso está llamado a repasar su gestión en el Congreso tras abandonar la prisión de A Lama en agosto para colaborar como voluntario con la fundacion Érguete Integración, después de que el juez flexibilizase su segundo grado en el marco de la condena a dos años de prisión por las prejubilaciones millonarias.

Mientras la antigua cúpula de Caixanova tiene aún tres causas en curso en la Audiencia Nacional por supuestas irregularidades en operaciones de crédito, la dirección de Caixa Galicia se enfrenta al menos un proceso. Todas las causas son fruto de operaciones que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria remitió a la Fiscalía Anticorrupción.

El proceso en curso contra Méndez y otros ejecutivos de la caja del norte guarda relación con un crédito de 15 millones de euros otorgado a Promociones Cueva Mar, una inmobiliaria de Almería. Según parece, están en cuestión las valoraciones de las fincas que la compañía ofreció como garantía, pues las investigaciones apuntan a que Tasagalicia —la tasadora de Caixa Galicia— pudo sobrevalorar estos activos clave a la hora de obtener la financiación, entre los cuales había una finca de valor nulo al no ser urbanizable por acoger un yacimiento arqueológico. A esto se sumaría el hecho de que, supuestamente, el dinero no habría sido empleado para comprar unos terrenos como figuraba en la hipoteca, sino que habría acabado en los bolsillos de algunos de los empresarios investigados. La operación habría causado un quebranto a Caixa Galicia de unos 20 millones.

La jueza Carmen Lamela ya ha tomado declaración a los encausados, un trámite que, según parece, Méndez no habría cubierto de forma presencial por su enfermedad.

El economista coruñés dejó Caixa Galicia a finales de 2010, antes de la integración con Caixanova, con una compensación de 11,2 millones, contando el plan de pensiones. Por el momento, la única causa en curso contra el banquero es por estas operaciones en Roquetas de Mar, aunque entre los expedientes que el Frob remitió a la Fiscalía también estaba la financiación y la entrada en el capital de Astroc, la inmobiliaria que creó el valenciano Enrique Bañuelos en plena burbuja y en la que Caixa Galicia llegó a controlar un 5%.

La CIG también intentó, sin éxito, llevar a Méndez ante la Audiencia por una presunta manipulación de las cuentas de 2008 y 2009. Previamente, el sindicato tampoco logró que se abriese una investigación tras remitir a la Fiscalía la venta supuestamente irregular de inmuebles de la corporación Caixa Galicia a la esposa de Méndez por debajo de su valor de tasación.

La cúpula de Caixa Galicia no rendirá cuentas en el Congreso por su...