Sábado. 21.07.2018 |
El tiempo
Sábado. 21.07.2018
El tiempo

Fernández Albor: "Somos mejores que los ingleses y norteamericanos en democracia"

Fernández Albor. PEPE FERRÍN
Fernández Albor. PEPE FERRÍN

No le gustaba la política. Fue médico, aviador, intelectual galleguista... Lo intentó en todo, hasta que se dio cuenta de que ese término del griego antiguo que repudiaba significa "para los ciudadanos". Con 99 años, defiende con orgullo que llamar a sus puertas ha merecido la pena

De todo lo que ha logrado a lo largo de casi un siglo (ha sido aviador, médico, personaje clave en la reconciliación alemana...), ¿de qué se siente más orgulloso?
Yo me siento orgulloso de haber servido a Galicia, aunque nunca quise participar en política. Cuando me ofreció el señor Meilán [se refiere al profesor José Luis Meilán Gil] ir a Madrid, al Senado creo que era, le dije que lo sentía mucho. Para mí servir a mi tierra era un honor, pero yo no podía dejar la clínica, que era mi vida y el dinero para mi familia. Ir a Madrid y volver... ¿quién atendería La Rosaleda? Por aquel entonces era un chalecito pequeño. Pero creo que la política es lo más noble que puedes hacer. Servir a los demás.

Usted luchó por Galicia y su idioma en un momento complejo como la Transición tomando como ejemplo ese espíritu galleguista de intelectuales como Ramón Piñeiro.
Pues sí. Una noche, en una de las cenas que teníamos el grupo galleguista de Galaxia, escuché que don Ramón Otero Pedrayo hablaba de un pueblo de la zona de Cornualles en el que moría una vieja y con ella moría una cultura, porque nadie sabía esa lengua no siendo ella. Y yo pensé: si algún día puedo, eso nunca existirá. Yo era partidario de hacer una radio toda en gallego; no solamente para difundir nuestra lengua, sino para hacerla una. Porque en Galicia no hay una lengua, hay muchas. Un marinero de Rianxo no habla como un señor de Ourense. Es distinto, de manera que era necesario tener una BBC que, al igual que en el caso inglés, enseñara gallego a los gallegos.

¿Cree que eso se logró? Porque muchos estudios dicen que el gallego se habla menos que nunca.
Eso es una mentira, porque yo recuerdo haber estado viendo un partido de fútbol o una película y no me enteraba hasta el final de que era en gallego de lo interiorizado que lo tengo. Y también escuchar a niños hablando gallego, niños de capitales de Galicia. Eso no lo había visto yo nunca, porque el gallego era un idioma de campesinos, de gente de las aldeas. Pero en ambientes universitarios, en jóvenes... yo no lo había visto nunca. Lo que pasa es que, como todo se ha politizado mucho, no quieren reconocer esta labor. Cuando yo fui presidente de la Xunta había un pabellón en la parte de atrás, en un jardín, y ya creé ahí una radio en gallego. Y cuando por fin tuve algo de dinero creé la Televisión de Galicia; pero a día de hoy no lo reconocen. Algunos se atribuyen la idea, pero no, la idea fue mía siempre, desde el primer momento. Además, los hechos son los hechos, porque, ¿con qué dinero se hizo?

¿En aquel momento tuvo apoyo para un proyecto de ese tipo? Porque no era una petición mayoritaria y hubo alguna crítica.
Es posible que algunos presumieran de haber tenido esa idea, porque lo cierto es que nunca vi en el periódico: "La televisión gallega, creada por Fernández Albor...". Nunca. Pueden decir cosas malas de mi Gobierno, pero cosas buenas... La televisión le hacía daño a los de izquierda, porque presumían de defender el gallego y decían que nosotros éramos de derechas y no queríamos saber nada del idioma, que no lo hablábamos. Pero claro, tú piensa en quién hizo más por el idioma gallego, quién ha hecho una radio y una televisión totalmente en gallego. La televisión les hace daño, porque ellos siguen diciendo que la defensa del gallego es una cuestión de ellos y no quieren admitir que es, sobre todo, gracias a una gestión del Partido Popular de Galicia.

¿Cómo ve la política actual?
Tenemos dos ejemplos de políticos buenos. A uno lo votan, pero a otros les cuesta mucho trabajo. A Núñez Feijóo lo odiaban todos. Ya viste que todos hicieron una unión para atacarlo a él. Yo no he visto al Bloque atacando al socialismo o a En Marea. Todo y todos eran contra Feijóo. Pero Feijóo sacó mayoría absoluta tres veces consecutivas, y eso era muy difícil. Lo logró Fraga y eso que Beiras tenía mucha fuerza en aquel momento. De hecho, creyó que apoyando a En Marea iba a reeditar sus éxitos electorales del pasado.


"Hoy en día aún no me reconocen que creara la Radio y la Televisión e Galicia, que contribuyeron a divulgar el idioma gallego"


En las anteriores elecciones logró un buen resultado con Age.
Lo que pasó es que después Yolanda Díaz se separó de él para seguir con su partido y con su vida política en Madrid.

¿Tan relevante ve a Esquerda Unida? ¿También a nivel nacional?
Izquierda Unida es el antiguo Partido Comunista. Lo gracioso es que ahora Alberto Garzón habla mucho de Izquierda Unida, pero nunca del Partido Comunista que él dirige. El problema radica en que sabemos todos lo que ha pasado con lo países comunistas de Europa. Y no hace falta hacer propaganda en contra. Yo recuerdo que cuando estaba en Alemania y en el Parlamento Europeo les decía: "¿Por qué no utilizáis el nombre de Izquierda Unida, que os puede dar votos? El Partido Comunista no os da ninguno". Y se escondían del nombre. También pasó en Portugal, donde era muy fuerte, pero también lo llamaban de otra forma. Como decía, Garzón nunca usa ese nombre. Pero cuando te unes con los de Podemos, el resultado sigue siendo el Partido Comunista. Creyeron que llamándose Unidos Podemos los iban a votar, pero fue un fracaso.

¿Qué le parece si volvemos a hablar de la política gallega?
Cuando hablan mal de mi partido, siempre pregunto quién debería ser el presidente de Galicia. ¿Luís Villares? ¿Quieres que sea esa chica, Ana Pontón? ¿La de Ciudadanos, que no saben ni quién es? ¿Y qué me dice de Leiceaga? Era muy desconocido, porque había abandonado la política. Lo gracioso es que antes de ocupar cargos con los socialistas estuvo en el Bloque. Es un chico muy agradable, pariente de mi mujer. Él quería ser presidente de Galicia y que lo votasen todos, pero...

¿Cómo ve al PSOE, que ha sido uno de los grandes protagonistas de la política gallega y española?
Fue una pena que Pedro Sánchez, por un "no" al diálogo y un "no" a Rajoy, hiciera primero un pacto con Ciudadanos y luego, al ver que no funcionaba, intentara un pacto con Unidos Podemos. Eso a los viejos socialistas, que fueron los que construyeron el partido, no les gustó. Hay que tener en cuenta que él todavía es joven y no conoce bien la historia del PSOE.

"Alberto Núñez Feijóo logró sacar tres veces consecutivas una mayoría absoluta para la Xunta y eso es muy difícil de conseguir"


¿Le preocupa la deriva secesionista o independentista en Cataluña?
Me preocupa la situación de España. El que la gente no presuma de ser de su país... no lo entiendo. Cualquier persona presume de haber nacido en un lugar, pero aquí algunos presumen de ser parte de un lugar. Nosotros, todos, somos, además de gallegos, españoles. Y como gallegos, hay muchos que se sienten realizados y satisfechos. Somos gallegos por nación. Nación no quiere decir estado, sino un sentimiento de que somos un pueblo que se llama Galicia.

¿A quién apoyaría usted en las elecciones norteamericanas?
A Hillary Clinton. Por una razón: porque Trump puede ser muy bueno, pero no sabes lo que puede ser. Es un hombre tan disparatado que anuncia que meterá en la cárcel al actual presidente si gana. La campaña ha sido peor que la de aquí. Fíjate que en España no hemos llegado a los términos de Inglaterra, que fue la cuna de la democracia, donde los diputados han estado a bofetadas en el Parlamento Europeo. Somos mejores que ellos y que los norteamericanos en democracia. Los dos eran el ejemplo español, pero ahora ves que nunca hemos llegado a meter a un señor en el hospital a puñetazos tras dejarlo tumbado. Dos diputados del mismo partido a golpes en la cuna de la democracia... Para nosotros es un consuelo no acabar así.

¿Y usted cómo se encuentra? De vez en cuando veo aún sigue publicando artículos en la prensa.
Estos días estoy mal, que tengo catarro desde hace un mes. Me da la lata y se me nota en la voz y en las ganas de que no me molesten. Yo nunca tuve catarros ni nada. 

Le queda poco para llegar a los 100 años. ¿Cómo piensa celebrarlo?
No, no. Todavía queda casi un año [nació el 7-9-1917] y eso es mucho tiempo. Con este catarro pienso todos los días en que estoy malo. Mis amigos decían que viviría hasta los 105 años y yo estaba seguro de que llegaría a los 100. Pero ahora no lo tengo tan claro.

Fernández Albor: "Somos mejores que los ingleses y norteamericanos...