sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

Rianxo recupera cierta normalidad tras el caos causado por el primer gran fuego del año

Un vecino de Rianxo muestra una zona quemada próxima a su casa.LAVANDEIRA JR. (Efe)
Un vecino de Rianxo muestra una zona quemada próxima a su casa.LAVANDEIRA JR. (Efe)

El incendio que sembró el pánico en el municipio y en el vecino de Dodro puso en riesgo a decenas de vecinos y arrasó unas 1120 hectáreas. Ya se encuentra controlado

El incendio que comenzó a última hora de este lunes en los municipios coruñeses de Dodro y Rianxo ha podido ser controlado tras calcinar 1.120 hectáreas, informa este miércoles la Consellería de Medio Rural con datos recogidos hasta las dos de esta tarde.

El fuego, que se inició el lunes pasadas las ocho de la tarde en la parroquia de San Xoán de Laíño, en Dodro, ha sido controlado en torno a las 22.00 horas de este miércoles, por lo que ya no hay ningún frente de llama activa.

Debido a la virulencia de las llamas, fue necesario decretar este martes la Situación 2 como medida preventiva por su proximidad a núcleos urbanos, como el de Meiquiz, en la parroquia rianxeira de Leiro, pero esta mañana fue desactivada.

En el control de este fuego se movilizaron hasta ahora dos técnicos, 40 agentes, 40 brigadas, 28 motobombas, cinco palas, siete helicópteros, cinco aviones y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

VUELTA A LA NORMALIDAD. Rianxo ha empezado este miércoles a recuperar la normalidad tras la caótica jornada del martes, en la que el peligroso incendio forestal causó graves desórdenes y puso en riesgo a decenas de vecinos. El violento avance de la lumbre ha dejado paso a las imágenes de lugareños supervisando el estado de sus fincas, ya que muchas de ellas han sido pasto de las llamas que han arrasado 850 hectáreas de terreno forestal.

Por la zona continúan desplegados efectivos que llevan a cabo labores de control de los rescoldos, todavía calientes y humeantes, los cuales se enfrían con agua llevada por los medios aéreos presentes. Mientras tanto, los relatos de los que presenciaron el discurrir del fuego comparten varios puntos en común: el estremecimiento por la voracidad y la velocidad a la hora de expandirse, también de nuevo la escasa sorpresa por lo sucedido a tenor del estado de suciedad del monte y la resignación ante la posibilidad de que se repita en un futuro próximo.

En apenas unas horas, el fuego se extendió por la práctica totalidad de la superficie forestal de Rianxo, a la vez que se replicaba en varios focos que permanecían activos mientras el viento llevaba las llamas sin control de una parte a otra de forma constante.

Se trata del primer gran incendio forestal —a partir de 500 hectáreas calcinadas— en Galicia desde la ola de fuegos de 2017. 

La chispa de un cable de alta tensión pudo causar el incendio, según la principal hipótesis que baraja el Gobierno gallego

El regidor ha indicado que los medios desplegados "continúan" con las labores de extinción y ha puntualizado que apenas se ve llama, pero ha advertido que "puede avivarse con el viento".  Por ello, ha comentado que continúan las labores de extinción y en las últimas horas "hubo conatos de reproducción que fueron atajados" por el personal movilizado. 

Asimismo, el alcalde ha destacado que el instituto Félix Muriel y una escuela unitaria de Rañó, que tuvieron que ser desalojadas el martes por precaución, han retomado este miércoles "con normalidad" la actividad. 

Este fuego se inició a las 20,09 horas del lunes en la parroquia de San Xoán de Laíño, en Dodro (A Coruña), a causa de una chispa de un cable de alta tensión, según la principal hipótesis que baraja el Gobierno gallego. A partir de ahí su propagación fue muy rápida hasta alcanzar al municipio vecino de Rianxo debido al fuerte viento del nordeste. 

OTROS INCENDIOS. Los tres incendios forestales que en las últimas horas se han originado en la provincia de Ourense han sido extinguidos y de ellos el más virulento ha sido el de O Barco, dado que el saldo es de 121 hectáreas afectadas, 11 de monte arbolado y el resto terreno raso.

La Consellería de Medio Rural ha informado en su cuenta oficial de Twitter de que la superficie afectada en Calvos de Randín es de siete hectáreas de monte arbolado, mientras que en Chandrexa son 70 de monte raso las que han ardido.

El teléfono 085 está permanentemente habilitado para avisar de cualquier incidencia relacionada con los fuegos. 

Rianxo recupera cierta normalidad tras el caos causado por el...
Comentarios