martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

En libertad con medidas cautelares la empresaria que explotaba trabajadores en Sarria

Exterior de la granja de Sarria de la empresaria acusada de tener retenidos a tres ciudadanos colombianos. CNP
Exterior de la granja de Sarria de la empresaria acusada de tener retenidos a tres ciudadanos colombianos. CNP

La mujer fue detenida por someter en condiciones "inhumanas" a tres inmigrantes de nacionalidad colombiana

La empresaria sarriana que fue detenida por tener sometidos en condiciones "inhumanas" a tres hombres de nacionalidad colombiana que estaban "sufriendo explotación laboral" tendrá que comparecer cada quince días en sede judicial, después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sarria la dejase en libertad, investigada y con medidas cautelares.

Según informaron a Efe fuentes policiales, la empresaria detenida quedó en libertad sin fianza, pero con la obligación de comparecer en sede judicial los días 1 y 15 de cada mes, como investigada por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral y un delito contra los derechos de los trabajadores.

La Comisaría Provincial informó de que la empresaria "captó a tres trabajadores extranjeros en su país de origen, Colombia", para lo que les prometió "un contrato de trabajo en su granja", así como conseguirles "los papeles para trabajar en España", algo que "nunca llegó a hacer".

Cuando llegaron a España, la detenida los recibió y los alojó "en una vivienda que está dentro de la misma granja", con "humedad en el techo, mucha suciedad en el suelo, bolsas de basura apiladas en la entrada y el ambiente inundado de malos olores", con "ratones muertos en el suelo y telarañas por las paredes".

Para dormir solo tenían "un colchón con los muelles reventados y un sofá cama en la cocina", mientras que el váter estaba inutilizado y tampoco disponían de agua potable, solo de una captación procedente del río que "la mayoría de las veces" salía "llena de barro".

Sin ningún tipo de formación, empezaron a trabajar de forma inmediata y por parte de la empresaria,en ningún momento recibieron indicaciones sobre los medios con los que contaban para realizar su labor ni sobre las medidas de protección.

Trabajaban once horas al día durante seis días a la semana -solo libraban uno a decisión de la detenida-, sin seguro médico, de modo que "cuando enfermaban -vómitos y diarreas- tenían que continuar trabajando" y los "únicos medicamentos que tomaban eran los que habían traído de Colombia". La investigación fue desarrollada por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Lugo.

INMIGRANTES. Los tres ciudadanos colombianos que fueron liberados por la Policía Nacional en la granja disponen de tres meses para regularizar su situación en España.

Así lo ha manifestado el subdelegado del Gobierno en Lugo, Ramón Carballo, quien ha concretado que disponen de "tres meses para intentar arreglar su situación en España dado que llegaron como turistas y no era así sino que estaban en una situación de explotación y trata de seres humanos". 

En libertad con medidas cautelares la empresaria que explotaba...