miércoles. 28.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 28.10.2020
El tiempo

Piden 27 años de cárcel por acoso, maltrato, amenazas y abuso sexual a su pareja de 15 años

Audiencia Provincial de A Coruña. AEP
Audiencia Provincial de A Coruña. AEP
El acusado ejerció una "manipulación directa" sobre la menor en "múltiples aspectos de su vida", según describe la Fiscalía

La Sección Primera de la Audiencia de A Coruña acogerá desde el miércoles un juicio a puerta cerrada contra un hombre para el que Fiscalía pide un total de 27 años de cárcel por sendos delitos, entre ellos de maltrato habitual, lesiones, amenazas, acoso y abuso sexual hacia su pareja, que entonces tenía 15 años. 

Según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, el procesado, mayor de edad y con antecentes penales —aunque no son computables para la reincidencia—, inició en diciembre de 2017 una relación con la menor que se mantuvo hasta diciembre del 2018. 

En el primer mes, describe Fiscalía, ya hubo discusiones "continuas" en la pareja, porque el acusado "se mostraba especialmente celoso". Así, con ánimo de "menoscabar su integridad física y psíquica, empezó a ejercer un control un manipulación directa" sobre ella en "múltiples aspectos de su vida". 

Comenzó revisando su móvil y exigiéndole como "prueba de confianza", prosigue Fiscalía, que se comunicase con él "en todo momento" y se grabase y realizase videollamadas "durante horas". El hombre llegó a cambiar las contraseñas de sus redes sociales e instaló una aplicación para bloquearle el acceso a otras y supervisar sus contactos con terceras personas. 

Además, le impidió usar ropa ajustada o llevar el pelo suelto y, mientras se encontraba en su insituto, la obligaba a permanecer encerrada en los aseos para aislarse de sus compañeros. A veces, era él quien se aproximaba al centro para estar con ella. 

En una ocasión en la que a la menor le habían quitado el teléfono sus padres, el acusado —siempre según el relato del Ministerio Público llegó a dormir en el rellano de su vivienda, desde donde la vigilaba a través de una ventana. 

Asimismo, durante un viaje de fin de curso en junio de 2018, el hombre la obligó a mantenerse todo el tiempo en contacto telefónico con él y le dijo que alguien la vigilaba, lo cual le provocaba "gran temor", asegura Fiscalía.

RELACIONES SEXUALES. La pareja comenzó a mantener relaciones sexuales desde Semana Santa del 2018, cuando el acusado se trasladó a un piso próximo a la casa de la joven. El hombre le insistió en que no usase anticonceptivos, puesto que quería que ella se quedase embarazada. 

"De forma reiterada", explica Fiscalía, le pidió a la menor que se emancipase, que no pasase tiempo con su familia, que no hablase con su hermana menor, que no besase a su padre y que abandonase los estudios. Todo ello le provocó que "bajase notablemente su rendimiento académico y empeorase la relación con sus progenitores". 

Además, a partir de esa Pascua, el varón comenzó a agredir a la menor en diversas ocasiones, tras las cuales no llegó a recibir asistencia médica. Ese mismo año, durante unas fiestas, el procesado la amedrentó con una navaja y le dijo que la iba a matar.

CONSUMO DE COCAÍNA. También le indujo al consumo de cocaína de forma continuada durante dos semanas y la atemorizaba al decirle que se iba a suicidar, que denunciaría a sus padres si no accedía a sus peticiones, que si no tenía un niño iría a la cárcel e incluso que podría hacer daño a su hermana menor.

Por todos los hechos descritos, Fiscalía asevera que la violencia "física y psíquica" a la que la niña fue sometida provocó en esta "una importante afección en todas las esferas de su vida", puesto que la colocó en una posición "de gran vulnerabilidad" ante nuevas situaciones de violencia por la que precisó tratamiento psicológico. 

Al hombre se le imputa un delito de maltrato habitual, cuatro delitos de lesiones, uno de amenazas, uno de acoso —alternativamente, de coacciones—, un delito continuado de abuso sexual y otro contra la salud pública, por los que se enfrenta a un total de 27 años de prisión y al pago de 8.000 euros a la víctima en concepto de daño moral. 

Piden 27 años de cárcel por acoso, maltrato, amenazas y abuso...
Comentarios