sábado. 22.02.2020 |
El tiempo
sábado. 22.02.2020
El tiempo

La Xunta rechaza el plan para explotar la mina de Touro

Manifestación en contra de la mina de Touro. PEPE FERRÍN (AGN)
Manifestación en contra de la mina de Touro. PEPE FERRÍN (AGN)

Dos informes desfavorables concluyeron que el proyecto "no garantizaba la sostenibilidad medioambiental"

La Xunta ha rechazado el proyecto para explotar una mina de cobre en el ayuntamiento de Touro tras haber recibido dos informes "desfavorables" e "insalvables". Según ha anunciado la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, el proyecto "no garantizaba la sostenibilidad medioambiental", según los informes de Patrimonio Natural y Augas de Galicia.

La conselleira ha apuntado que estos informes negativos, que serán publicados en el Diario Oficial de Galicia (DOG) y en el Portal de Transparencia de la Xunta, indican que "no se garantiza la protección de una zona de especial conservación".

Añade que su explotación supone, además, un riesgo para "la calidad de las aguas" en el ámbito de la mina, cuyo proyecto presentado en 2018 ha suscitado una amplia protesta social. Al ser preguntada por la vía que le quedaría al promotor del proyecto para llevarlo adelante, Vázquez ha apuntado que "puede recurrir a un contencioso, como cualquier técnico".

Sobre la posible influencia de la contestación social, especialmente de los vecinos de Touro, en esa decisión, la conselleira ha sentenciado que no ha tenido importancia "en absoluto". Según Vázquez, "son los técnicos los que tienen que informar y ninguna manifestación pesa, sólo faltaba", ha exclamado.

La mina permanecía abandonada desde 1986

El procedimiento medioambiental en relación al proyecto ha concluido tras recibir cerca de 1.200 alegaciones en su fase de exposición pública y después de que dos de los quince informes sectoriales solicitados hayan resultado negativos. El proyecto de reapertura de la mina de cobre asentada entre los ayuntamientos coruñeses de Touro y O Pino estaba promovido por la firma Explotaciones Gallegas en colaboración con la multinacional chipriota Atalaya Mining, que anunció la pretensión de crear unos 400 empleos e invertir unos 200 millones de euros.

La mina permanecía abandonada desde 1986, después de ser explotada desde 1973, y actualmente solo estaba utilizada por Explotaciones Gallegas como cantera para extraer áridos.

REACCIÓN. El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha valorado el "carpetazo" a la mina de Touro como "una contundente victoria" de la movilización ciudadana "en defensa de la vida, del medioambiente, el agua, la tierra y el futuro de Galicia". Al respecto, destaca que "fueron dos años de movilización ciudadana que doblegaron finalmente a la Administración pública". "El interés general prevalece sobre los intereses particulares de rapiña sobre el territorio que unas empresas desalmadas querían a costa del futuro de nuestro país", concluye.

La Xunta rechaza el plan para explotar la mina de Touro
Comentarios