domingo. 26.09.2021 |
El tiempo
domingo. 26.09.2021
El tiempo

Ventajas de un descalcificador de agua



El agua que se suministra a través de las redes de abastecimiento, asegura la potabilidad del agua que llega a los hogares, sin embargo, en muchas zonas esta agua aloja una elevada concentración de sales de calcio y magnesio, que son las causantes de la dureza del agua.

Son estos minerales los que ocasionan la mayoría de los problemas y serios inconvenientes en las tuberías, calentadores de agua, termos, calderas, lavadoras, cafeteras, lavavajillas y muchos más. Y esto puede significar un elevado coste de reparación que muchas familias sencillamente no se pueden pagar.

Es por eso que muchas personas optan por instalar un descalcificador de agua, una tendencia que se va incrementando cada día con mayor frecuencia.

¿Qué descalcificador elegir?
A la hora de elegir uno de estos aparatos, tenemos que tener en cuenta que podemos optar por dos tipos de tratamiento para combatir la cal en nuestra vivienda: el descalcificador de sal tradicional el cual funciona por intercambio iónico, y por otro lado, el descalcificador sin sal. El primero de ellos es el único que elimina la cal, pero para conseguirlo quita el calcio y el magnesio del agua y lo sustituye por sodio (sal), y el segundo no elimina la cal, sino que la transforma logrando que esta no se pegue en nuestras instalaciones.

De entre estos dos tratamientos, la mayoría de la gente está optando más por el descalcificador sin sal, ya que este es un tratamiento ecológico que no modifica las propiedades del agua, ni utiliza sal, logrando al final el mismo objetivo: acabar con los problemas de la cal y reducir el tiempo de calentamiento del agua, para así alargar la vida útil de los aparatos y conseguir un importante ahorro energético, lo que significa colaborar con el medio ambiente y por ende con el agua que se ha de consumir.

El descalcificador sin sal
Este tipo de descalcificador de agua, del que vamos a hablar, tiene como principal objetivo el neutralizar las incrustaciones de cal y evitar la corrosión, reduce significativamente costes, no tiene mantenimiento, tampoco utiliza electricidad, y no emplea productos químicos, combatiendo con eficacia los depósitos de cal en tuberías y en las conducciones de calentadores, calderas y lavadoras.

El carbonato de calcio y sus dos principales estructuras cristalinas:


La cal, que en realidad es carbonato de calcio, es muy común encontrarla presente en cantidades dentro del agua en forma de un mineral con estructura cristalina llamado "Calcita", que tiene forma de bloque, y que además posee la propiedad de incrustarse de manera progresiva en las tuberías y los elementos de nuestras instalaciones formando capas que con el paso del tiempo tienden a hacerse cada vez más gruesas obstruyendo todo tipo de canalizaciones y actuando como aislante térmico. 

Para solucionar este problema los descalcificadores sin sal transforman, a través de un proceso físico, estos indeseados cristales de calcita en otra estructura cristalina del carbonato de calcio denominada "Aragonita", la cual tiene forma de aguja, es más soluble y tiene la propiedad de no incrustarse ni a los materiales ni a ellos mismos.

Gracias a este tratamiento ecológico, este descalcificador sin sal puede neutralizar la cal del agua dejando en ella los minerales necesarios para nuestro cuerpo, y con todo tipo de ventajas, como la protección de tuberías, la protección inclusive de nuestra piel y cabellos, menor consumo de productos químicos, de higiene, limpieza, y además sin consumo eléctrico, protegiendo los sistemas de calefacción y las instalaciones hidrosanitarias.

Los descalcificadores son equipos de tratamiento contra la cal que debido a la contaminación del agua lamentablemente se están convirtiendo en una necesidad en hogares, cafeterías, hoteles y demás locales donde se use el agua para consumo, instalar un descalcificador sin sal traerá incontables ventajas, para no solo el bolsillo, sino también para nuestra salud.

De entre las marcas más destacadas y reconocidas por el consumidor, resaltan dos por encima de todas, ellas son ECOCAL y sobre todo SCALEBUSTER, ya que cuentan con numerosas ventajas, una extensa garantía de 10 años y están avaladas por las más estrictas certificaciones dentro del sector del agua como ACS, WRAS, RWTUV/GS, TÜV Nord y NFS.

Ventajas de un descalcificador de agua
Comentarios