Imprimir

Así incidirá el coronavirus en la declaración de la renta de 2021

AGN/Agencias | 19 de noviembre de 2020

Una delegación de la Agencia Tributaria. AEP
Una delegación de la Agencia Tributaria. AEP
Gestha insta a los afectados por Erte a revisar sus retenciones fiscales y recuerda que ayudas y rebajas de alquileres deben declararse a Hacienda

A poco más de un mes para que termine un 2020 atípico por la pandemia, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) puso este miércoles negro sobre blanco siete aspectos que conviene recordar de cara a la declaración de la renta que tocará presentar en 2021. Al impacto de los expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) a la hora de rendir cuentas ante la Agencia Tributaria (Aeat) se suman la reducción de las rentas del alquiler aplicadas por algunos propietarios a sus inquilinos y la obligatoriedad de declarar las subvenciones, entre otros aspectos.

Los Erte

Casi todos los afectados por un Erte deberán presentar la declaración al tener dos pagadores. Mientras para los que tienen uno solo la obligación de tributar surte efecto cuando los rendimientos del trabajo rebasan los 22.000 euros anuales, la referencia baja a 14.000 para quien cobrase la prestación por desempleo. Esto es así siempre que la cantidad abonada por el segundo y restantes pagadores supere los 1.500 euros. Gestha sugiere al contribuyente que tenga poca capacidad de ahorro que solicite a su empresa "un incremento de las retenciones" sobre la nómina de diciembre para "evitar sorpresas" en la declaración en 2021.

Madres

Gestha también recuerda que las mujeres con hijos menores de tres años con derecho a la aplicación del mínimo por descendiente podrán abaratar la cuota diferencial del IRPF hasta en 100 euros al mes por cada hijo, siempre que trabajen como autónomas o sean asalariadas. No obstante, en caso de estar afectadas por un Erte, dejarán de cumplir los requisitos para disfrutar de la deducción por maternidad, salvo que estén contratadas a tiempo parcial. En esta situación se encontrarán también las autónomas durante los meses en los que tuviesen que cerrar.

Segunda vivienda

En cuanto a la imputación de rentas inmobiliarias durante el estado de alarma, el sindicato indica que la Aeat tiene en cuenta la disponibilidad de la segunda vivienda y no su utilización efectiva. Por ello, aunque por el confinamiento el contribuyente no hiciera uso de su casa de campo o en la playa, deberá realizar una imputación de rentas en el IRPF, aplicando un porcentaje determinado sobre el valor catastral.

Alquileres

Los acuerdos voluntarios alcanzados entre propietarios e inquilinos para rebajar o diferir el pago de la renta mensual por el estado de alarma y la posterior crisis deberán reflejarse ante el fisco por las dos partes.

Ayudas

De otro lado, también tocará consignar debidamente las subvenciones recibidas por parte de colectivos como los autónomos o el nuevo ingreso mínimo vital, sin perder de vista las ayudas del plan Renove para la compra de coche y otros apoyos como los préstamos subvencionados de la Idae, o las ayudas del Fondo Covid que repartieron las autonomías. La obligación rige a partir de 1.000 euros anuales.

Tampoco conviene olvidar las deducciones que se pueden aplicar por donativos al Tesoro Público para financiar la crisis sanitaria y a organizaciones benéficas.

Módulos

Respecto a los autónomos afectados por las restricciones de la segunda ola del covid, Gestha indica que probablemente se podría autorizar una reducción de los índices a los que no renunciaron al régimen de módulos con el primer pago fraccionado de 2020.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/asi-incidira-coronavirus-declaracion-renta-2021/20201119142656087745.html


© 2020 Galiciae

Fernando de Casa Novoa, 35 A 1ºB Santiago de Compostela

Tlfno: 981 55 25 30

(Grupo El Progreso)