El tiempo
lunes. 05.12.2022
El tiempo

Solitario: el juego que no pasa de moda

cartas

Haber abandonado Windows en el año 2012 no fue suficiente para acabar con la popularidad del juego de cartas más jugado en el mundo. A más de 30 años de su aparición en un ordenador, Solitario sigue sumando jugadores. 

Y es que los juegos de cartas simplemente no pueden pasar de moda, especialmente este que atrapó corazones y ha ayudado a pasar el rato a más de una persona.

El juego Solitario 

También conocido como Klondike, Solitario es un juego de cartas creado para un solo jugador, para el cual se necesita tener paciencia y la destreza para construir siete columnas de naipes las cuales están clasificadas por pintas, y comienzan con los ases.

Este particular juego apareció en el año 1990 como parte del sistema operativo Windows 3, con un propósito didáctico: enseñar a las personas a utilizar el mouse o ratón. 

Su creador, un becario de Microsoft llamado Wes Cherry, intuyó que la acción de seleccionar una carta y arrastrarla con el puntero hasta su lugar sería un ejercicio para poner en práctica dos funciones básicas del ratón: arrastrar y soltar.

Su intuición fue cierta, solitario enseñó a los usuarios a manejar el ratón, pero pasó de ser una aplicación de entrenamiento a convertirse en un juego adictivo para los usuarios de cualquier ordenador con Windows.

Se estima que para el año 2020, cuando se cumplieron 30 años de su creación, este juego había llegado a más de 1000 millones. Y de acuerdo a las estimaciones de la empresa Microsoft 35 millones de personas lo juegan al mes.

¿Cómo se juego Solitario?

El objetivo del juego es organizar todas las cartas según su pinta y en orden ascendente, es decir desde A hasta la K, en los espacios señalados con la forma de un rectángulo en el tablero. Para ello hay que usar todas sus cartas, en total 52.

Las cartas se muestran posicionadas boca abajo en una o dos pilas (de acuerdo a la configuración elegida), la última está volteada cuando inicia el juego. Para tener acceso a las siguientes cartas, que están ocultas, y girarlas el jugador debe construir secuencias, las cuales puede mover de una pila a otra.

Las secuencias deben ser descendientes, es decir, de la K a la A, en colores alternados (una color rojo y la siguiente color negro, y así sucesivamente). La primera carta en colocar en los rectángulos aparecen en el tablero es la K, el programa no permite otro naipe que no sea el Rey.

Los naipes que no hemos no hemos utilizado se están apilando en reserva, disponibles para ser usados por el jugador para continuar la secuencia en el tablero.

¿Solitario o Carta Blanca?

Existen varios tipos de juegos de Solitario, entre ellos carta blanca el que más se le parece y que suele confundir a los jugadores que lo eligen pensando que se trata del tradicional Klondike.

El tablero de Carta Blanca se parece al de Solitario, se deben formar siete secuencias, se utiliza un solo mazo y la carta inicial que se utilizará en los espacios en blanco será la K. La única diferencia entre ambos es que no existe un mazo de reserva.

Solitario: el juego que no pasa de moda