Jueves. 13.12.2018 |
El tiempo
Jueves. 13.12.2018
El tiempo

Así será el histórico dispositivo de seguridad para el River-Boca

Hinchas del Boca Juniors y River Plate esperan en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza para viajar a Madrid. JUAN IGNACIO RONCORINI (EFE)
Hinchas del Boca Juniors y River Plate esperan en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza para viajar a Madrid. JUAN IGNACIO RONCORINI (EFE)

El ultra del equipo bostero que fue deportado por España ya está en Argentina

Casi 4.000 efectivos de todo tipo participarán en el dispositivo de seguridad de la vuelta de la final de la Copa Libertadores que se celebrará este domingo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, uno de los mayores operativos policiales de este tipo de la historia. 

Según ha detallado este mediodía en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, de ellos 2.054 serán policías nacionales, la mitad llegados de fuera de la región, 150 policías municipales para tareas de seguridad, 1.700 vigilantes de seguridad del Real Madrid y el resto efectivos de Samur, Cruz Roja, Protección Civil, y de la Federación Española de Fútbol, entre otros. 

Del montante de policías nacionales, participarán agentes de las Unidades de Intervención Policial, más conocidos como antidisturbios, Unidades de Prevención y Reacción, Guías Caninos, Subsuelo, radiopatrullas, helicópteros y miembros de la Oficina Nacional del Deporte. 

Se establecerá un Centro de Coordinación Permanente (CECOR) en la Jefatura Superior de la Policía, que estará operativo todo el día, y otro en el estadio madridista.

El ultra de Boca deportado de España llega a Argentina
Maxi Mazzaro, uno de los cabecillas de los ultras de Boca Juniors, afirmó este viernes, a su llegada a Buenos Aires tras haber sido deportado a Argentina este jueves por autoridades españolas, que su intención no era ir al Santiago Bernabéu para presenciar la final ante River Plate.

"No iba a la cancha. Iba de vacaciones a pasar la Navidad a Barcelona con mi familia", señaló a los medios Mazzaro, quien recalcó que hace cinco años que no va al estadio a ver a su equipo.

Consultado por si esta decisión de no dejarle entrar a Madrid es una cuestión política, el aficionado rió.

"Esto es contra mí y contra mi familia", sentenció, y agregó que el presidente de Boca, Daniel Angelici, le tiene "de hijo hace rato".

Así será el histórico dispositivo de seguridad para el River-Boca
Comentarios