sábado. 04.07.2020 |
El tiempo
sábado. 04.07.2020
El tiempo

Un registro gallego de fontaneros para frenar las chapuzas en 'B'

Un fontanero trabajando con un grifo. PIXABAY
Un fontanero trabajando con un grifo. PIXABAY

La Xunta impulsa un listado de inscripción voluntaria para combatir el intrusismo

Poner coto a los trabajos en 'B' y velar por la "formación técnica" de los profesionales son dos de los objetivos que persigue la Consellería de Economía con la creación del registro de empresas de fontanería de Galicia y de un listado de instalaciones interiores de suministración de agua. La Xunta acaba de sacar a información pública el proyecto de decreto, de tal forma que podrán presentarse sugerencias hasta el 24 de mayo. 

La idea es que la inscripción tenga carácter "voluntario", al igual que el registro de obras en inmuebles. Economía sostiene que con estos instrumentos se podrá "verificar que as empresas cumpren unha serie de requisitos que garantan a calidade e capacidade técnica do seu servizo", además de velar por que paguen sus impuestos y las cuotas a la Seguridad Social. A mayores, estas herramientas permitirán velar por que el fontanero tenga "capacidade para facer fronte ás posibles esixencias de responsabilidade civil" si una deficiencia causa daños en un edificio. 

A falta de datos más precisos, el directorio de empresas del Ige apunta que en 2017 un total de 5.992 empresas operaban en los ramos de la fontanería o las instalaciones eléctricas, de las cuales 3.279 eran gestionadas por autónomos. "A economía sumerxida creceu exponencialmente como consecuencia da liberalización, que supuxo un drástico cambio nun sector tradicionalmente regulado", constata la Xunta en alusión a la aplicación de una directiva europea de 2006, que en España supuso eliminar los carnés profesionales. 

Para inscribirse en el registro, sociedades y autónomos presentarán ante la consellería documentos que prueben el alta en el impuesto de actividades económicas, en la Seguridad Social y la contratación de un seguro de responsabilidad civil para cubrir posibles daños por valor de "300.000 euros por sinistro e total anual, con cobertura de post traballos por catro anos". A esto se suman otros requisitos como un seguro de accidentes para la plantilla y el registro "nun prazo máximo de dez días dende a súa posta en servizo das instalacións de suministro de auga". El cumplimiento de estas exigencias dará acceso a la "marca de calidade Qfegafón agua".

Un registro gallego de fontaneros para frenar las chapuzas en 'B'
Comentarios