martes. 26.10.2021 |
El tiempo
martes. 26.10.2021
El tiempo

Los actuales pediatras optarían a la categoría nueva voluntariamente

Sala de espera de consultas de pediatría. AEP
Sala de espera de consultas de pediatría. AEP

Los profesionales, reunidos con Sanidade, siguen rechazando el plan para implantar la figura del pediatra de área

El paso de los actuales pediatras del sistema gallego de salud a la nueva figura que pretende implantar el Sergas sería siempre voluntaria —dentro de los concursos de traslados o procedimientos abiertos— y en ningún caso el nuevo escenario implicaría una desaparición de las plazas ni las categorías existentes ahora. Esa es la principal conclusión extraída de la reunión mantenida este lunes entre representantes de la Consellería de Sanidade y las principales sociedades pediátricas gallegas para buscar una salida al laberinto en el que se metió la Xunta con su propuesta de crear los pediatra de área, unos profesionales polivalentes que puedan atender indistintamente en un hospital o en Primaria. En cualquier caso, ni las nuevas aclaraciones del Sergas consiguieron vencer la resistencia de los profesionales, que siguen rechazando una idea reflejada en la llamada ley de acompañamiento de los presupuestos.

El acercamiento de este lunes sirvió al menos para abrir una vía de diálogo entre la Administración y los profesionales de la Sociedade de Pediatría de Galicia (Sopega) y la Asociación Galega de Pediatría de Primaria (Agapap), que tendrá continuidad con la convocatoria en próximas fechas del grupo de trabajo de Pediatría.

En el encuentro se incidió en ese carácter "voluntario" del paso del actual perfil a esa nueva categoría estatutaria de personal facultativo de especialista de Pediatría de Área, que sería su denominación. Además, el Sergas insistió en que es "absolutamente falso" que vayan a desaparecer las actuales plazas, como llegó a especularse. E incluso fue más allá al garantizar que a los nuevos pediatras de área se les asignará un destino concreto, al igual que ocurre con los de Atención Primaria y con los de atención hospitalaria, ya que se temía que a través del nuevo modelo solo estuviesen adscritos a una zona sanitaria amplia en lugar de a un hospital o ambulatorio concreto, lo que los condenaría a una movilidad continua.

ARGUMENTOS. Pese al rechazo generalizado de una propuesta que todavía está muy verde —este mismo lunes el portavoz parlamentario del PPdeG Pedro Puy reconoció que estarían abiertos a modificaciones—, la Xunta insiste en las bondades de la nueva categoría, que permitirá perfilar plazas más especializadas y una atención coordinada entre los dos niveles asistenciales —Primaria y hospitalaria—. Al mismo tiempo, daría respuesta a las actuales necesidades asistenciales de la población, mejorando no solo la disponibilidad de pediatras sino también ampliando la cobertura dentro de una misma área, con pediatras que, en lugar de estar tan compartimentados entre hospitales y centros de salud, estén habilitados para asumir consultas, participar en programas o en guardias de cualquiera de los dos niveles asistenciales.

"RECHAZO TOTAL". A pesar de los argumentos oficiales a favor de la propuesta y de los nuevos datos arrojados sobre el futuro pediatra de área, ni Sopega ni Agapap apoyan esta modificación. Ambos colectivos mostraron así su "rechazo total" a una idea que "no mejora la calidad asistencial" ni resuelve "el déficit de pediatras", que viene derivado de la falta de este tipo de profesionales. "Entendemos que la solución pasa por la reorganización de los recursos humanos para que el modelo de atención pediátrica pueda tener un futuro a medio y largo plazo", apuntan ambos colectivos. 

Sus responsables, José Ramón Fernández y Amparo Rodríguez, solicitarán por ello a la consellería de Jesús Vázquez Almuiña la "suspensión" de la nueva figura, al tiempo que mantienen su ofrecimiento de colaboración para nuevas propuestas para paliar la carencia de pediatras, derivada del simple hecho de que no se forman los suficientes y que el Gobierno central no autoriza más plazas Mir en Galicia para ello. 

Sin embargo, la Xunta recuerda que esta medida ahora sobre la mesa es una de las propuestas correctoras para paliar la situación hasta que se puedan autorizar más plazas Mir, igual que en verano se agruparon pediatras en los centros de salud de referencia o cabeceras de comarca ante la imposibilidad de sustituir las vacaciones.

Los actuales pediatras optarían a la categoría nueva voluntariamente
Comentarios