El tiempo
miércoles. 07.12.2022
El tiempo

El PP evita la moción que pedía la dimisión de Baltar

Baltar, en el pleno extraordinario
Baltar, en el pleno extraordinario
La mayoría popular echó por tierra la propuesta de PSOE y Democracia Ourensana solicitando la marcha del presidente de la Diputación de Ourense tras ser citado como investigado por cohecho

El PP hizo valer su mayoría en la Diputación de Ourense y no se debatió una moción presentada por la vía de urgencia por los grupos del PSdeG y Democracia Ourensana, que reclamaba la dimisión del presidente, Manuel Baltar, tras ser citado a declarar en calidad de investigado, como la mujer que le denunció por presuntamente haberle prometido éste trabajo a cambio de sexo.

La moción, que fue tratada en la parte final de un largo pleno que se prolongó más de cinco horas y media, fue rechazada gracias a los 14 votos en contra de los diputados populares y 11 votos a favor de la oposición, PSOE, BNG y Democracia Ourensana.

En la citada moción, firmada por los diez diputados provinciales socialistas y de DO y registrada por vía de urgencia, ambos partidos solicitaban "su renuncia al cargo con el objetivo de mantener la dignidad de la institución", tras su nueva situación judicial en calidad de investigado por un presunto delito de cohecho.

Sobre este asunto, el portavoz popular en la diputación orensana, Plácido Álvarez, ha justificado el rechazo de su grupo a debatir dicha moción a que está "mal planteada desde el punto de vista formal y de forma" y ha acusado al resto de grupos de pretender buscar con ella "ruido mediático".

"Es un tema estrictamente personal y en esa época Baltar no tenía ningún cargo en la diputación", ha continuado Álvarez Dobaño, repitiendo así las propias palabras realizadas en sucesivas declaraciones por el propio Baltar sobre este asunto.

El escrito, que fue presentado al inicio de la sesión, reclamando la "urgencia" de esta cuestión, no ha sido objeto de debate hasta casi concluir el pleno. La corporación provincial mantuvo los quince puntos del orden del día, trasladando este tema al último punto de la jornada, que concluyó pasadas las tres y media de esta tarde.

En su exposición, el portavoz socialista, Ignacio Gómez, ha defendido la urgencia de la moción "a tenor de lo ocurrido y de las nuevas acusaciones" contra el presidente provincial, que pasa a estar investigado por un supuesto delito de cohecho, motivo que le ha llevado a pedir su dimisión.

"Desde el principio dijimos que este tema no lo entendíamos como algo estrictamente personal y menos ahora", ha apostillado Gómez, quien ha considerado este tema "suficientemente importante" para que se lleve al debate.

Desde sus escaños, los socialistas han advertido de que Baltar no puede seguir "un minuto más al frente de la institución provincial" y le han pedido que se "eche a un lado" a fin de "no seguir dañando la imagen de esta institución y de la provincia", ha dicho Gómez.

Para el portavoz socialista, el presidente orensano "no está legitimado" para seguir siendo el máximo representante de la institución, por lo que ha avanzado que a partir de ahora se dirigirán "al vicepresidente de la institución", que es Rosendo Fernández, aduciendo que no van a permitir "este tipo de conductas".

Previamente al pleno, el socialista manifestó que "la excusa" que ponía Baltar de que era un tema estrictamente personal, "con esta nueva vía judicial que se abre... ya no tienen sentido seguir demorando su dimisión", ha señalado.

EL BNG SE DESMARCA. Por su parte, el BNG es el único partido que ha optado por desmarcarse de esta moción de urgencia y ha planteado una pregunta oral, al entender que la moción no iba a ser aceptada. Este partido cree que es la dirección del PP quien tiene que tomar "cartas en el asunto" y obligarle a dejar el cargo.

Ante la negativa a debatir dicha cuestión, el diputado de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, quien ha avanzado su intención de no cumplir los cuatro años de mandato en la corporación provincial, ha tirado de ironía y ha instado a Baltar a que si no quiere debatir este asunto "al menos cuente los detalles".

Por el momento, el presidente orensano como la propia denunciante tendrán que declarar en el juzgado en calidad de investigados el próximo 10 de marzo, al advertir la juez indicios de un delito de cohecho y de posible tráfico de influencias.

El Ministerio Público, que había archivado la denuncia contra el barón orensano el pasado diciembre, ha avanzado que presentará un recurso contra el auto en el que es citado como investigado Baltar por presunto cohecho.

El PP evita la moción que pedía la dimisión de Baltar
Comentarios