lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Uno de los hermanos de Santoalla reconoce que movió el cuerpo del holandés asesinado en Petín

Julio R.G., uno de los hermanos acusados del crimen de Petín. BRAIS LORENZO
Julio R.G., uno de los hermanos acusados del crimen de Petín. BRAIS LORENZO

La Fiscalía le atribuye un delito de coautor o encubridor de la muerte

La Fiscalía no descarta que Julio R.G., uno de los hermanos acusados de matar a un vecino del municipio orensano de Petín, Martin Verfondern, de nacionalidad holandesa, busque una "coartada para librarse" de las elevadas penas de cárcel que solicita para él, en caso de que el jurado considere que fue coautor del crimen.

En declaraciones a un grupo de periodistas coincidiendo con la primera sesión de la vista oral del juicio iniciada este lunes en la Audiencia provincial de Ourense con tribunal popular, el fiscal Miguel Ruiz, afirmó que "sólo hay dos posibilidades, o que los dos de mutuo acuerdo decidieron efectuar el plan o que lo hizo Juan Carlos y se encontró a su hermano que le ayudó a ocultar el cadáver".

Verfondern, de 52 años, desapareció en enero de 2010 y no fue hasta 2014 cuando agentes de la Guardia Civil a bordo de un helicóptero avistaron su coche y a menos de cien metros su cuerpo sin vida.

Julio reconoció este martes parcialmente su implicación en el crimen al admitir que ocultó el cadáver y que lo trasladó a un lugar de difícil acceso para evitar que fuese localizado, pero afirmó que lo encontró "muerto" y aseguró que los escondió por temor a que se atribuyese a algún miembro de su familia ante la enemistad existente con Verfonder por las divergencias sobre los terrenos de unos montes próximos.

Uno de los hermanos de Santoalla, acusados del asesinato del holandés Martin Verfondern en el municipio ourensano de Petín, Julio R.G., ha reconocido este lunes parcialmente su implicación en el crimen al admitir que ocultó el cadáver y que lo trasladó a un lugar de difícil acceso para evitar que fuese encontrado. 

No obstante, ha aclarado que no sabe quien lo mató y que ya lo encontró "muerto", sin explicar quién lo pudo matar. 

DECLARACIÓN. "Paré el coche, vi que no se movía y que estaba muerto. Pensé que había tenido un problema con alguien y no se me ocurrió otra cosa que quitarlo de allí", ha manifestado el acusado, Julio R.G., a quien la Fiscalía le atribuye un papel de coautor o como encubridor de la muerte.

El supuesto autor del crimen, Juan Carlos R. G., se acogió a su derecho a no declarar

 

Ha situado a su hermano en el lugar, al decir que movieron el cuerpo "juntos" para depositarlo en la parte de atrás del vehículo.

Durante su declaración ha relatado que cogió el coche y, al ver que el vehículo empezaba a humear, lo detuvo y ocultó el cadáver para que no lo encontraran, tras relatar las malas relaciones que había entre su familia y la del holandés en aquel momento. 

Además, Julio relató que en ese momento decidió llevar el cuerpo a otra zona de difícil acceso y ocultar el cuerpo para tapar lo ocurrido porque pensó que podría haber sido alguien de su familia, un dato que ha salido por primera vez en la causa, ya que en el juzgado aseguró que su hermano no estuvo.

Por su parte, el supuesto autor del crimen relacionado con desavenencias relacionadas con los montes comunales, Juan Carlos R. G., en prisión preventiva desde que confesó su autoría ante la Guardia Civil en diciembre de 2014, se acogió a su derecho a no declarar en la mañana de este lunes, en el juicio que acoge la sección segunda de la Audiencia Provincial de Ourense, con jurado popular.

Uno de los hermanos de Santoalla reconoce que movió el cuerpo del...
Comentarios