domingo. 24.10.2021 |
El tiempo
domingo. 24.10.2021
El tiempo

El hijo de la octogenaria asesinada en Pontevedra ve imposible perdonar a los asaltantes

Juicio por el crimen de la anciana de Lérez. GONZALO GARCÍA
Juicio por el crimen de la anciana de Lérez. GONZALO GARCÍA

"No se sabe lo que es perder a una madre hasta que se pierde", ha señalado el hijo de la víctima

El hijo de una mujer de 87 años muerta a consecuencia de las heridas sufridas durante el asalto a su vivienda en Lérez, Pontevedra, en julio de 2016 ha considerado este martes "imposible" poder perdonar a los agresores confesos y ha dicho no creer en el arrepentimiento mostrado por ambos.

"No se sabe lo que es perder a una madre hasta que se pierde", ha señalado el hijo de la víctima, en su intervención en la vista oral del juicio con jurado, que se celebra en la Audiencia de Pontevedra, contra José Manuel G.C. y Constante S.P., que este lunes reconocieron ser los autores de la agresión.

Ambos alegaron haber consumido "grandes cantidades" de cocaína y heroína cuando accedieron al domicilio de la mujer, a la que agredieron brutalmente golpeándola de forma reiterada en el tórax y el abdomen, hasta que les dijo dónde tenía su dinero, aunque solo pudieron llevarse un botín de 35 euros. 

Ha explicado que cuando visitó a su madre en el hospital Montecelo, donde fue ingresada tras el asalto, ella estaba "en estado de shock y no hablaba, solo asentía con la cabeza" y hasta ese momento, ha dicho, "vivía sola y se valía por sí misma".

Por el tribunal pasaron también varios de los agentes que intervinieron tras la agresión y que han explicado que la mujer estaba "muy alterada" tras haber sido agredida por los dos acusados y que "sangraba mucho" cuando fue atendida por los médicos.

Un agente de la Guardia Civil ha afirmado que José Manuel G.C. y Constante S.P. eran "toxicómanos habituales" en la zona del poblado chabolista de O Vao, Poio, donde acudían para comprar droga, circunstancia utilizada por las abogadas de la defensa para reclamar que se reduzca la petición de condena para ambos, fijada inicialmente por la Fiscalía en 28 años de prisión.

El hijo de la octogenaria asesinada en Pontevedra ve imposible...