domingo. 24.10.2021 |
El tiempo
domingo. 24.10.2021
El tiempo

Incautan más de 80 armas, muchas prohibidas, a un vecino de Ponteareas

Parte del arsenal, que incluye piezas de guerra y más de 3.400 cartuchos, estaba en una caja fuerte oculta

La Guardia Civil ha incautado varias decenas de armas, entre las que se incluyen muchas de guerra, en una propiedad del municipio de Ponteareas. El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, explicó la magnitud de la operación en la mañana de este martes en la Comandancia pontevedresa.

La operación Iceberg se salda así con la intervención de uno de los mayores arsenales de armas ilegales de Galicia, en el que, en un doble fondo en una librería en una vivienda, se localizaron 84 armas de fuego y 3.411 cartuchos metálicos de diferentes calibres. Hay un detenido.

Losada destacó que "hoy los delincuentes y terroristas tienen menos oportunidades de hacer daño a nuestra sociedad", por lo que felicitó a la Guardia Civil. "Retirar estas armas es ganar vida", dijo.

La operación, que sigue abierta, se inició el pasado mes de marzo, cuando la Guardia Civil detectó que un vecino de Ponteareas, con licencia de armas como tirador deportivo, estaba adquiriendo a través de internet piezas y accesorios que no correspondían a las que poseía legalmente, y que se consideraban de guerra. 

Parte de las armas incautadas se encontraron en una caja fuerte de grandes dimensiones oculta tras un sofisticado doble fondo detrás de una librería, según indicó el instituto armado. 

Con la autorización del juzgado de instrucción número 2 de Ponteareas se practicó un registro que permitió hallar las armas de fuego ilegales ocultas en una finca de grandes dimensiones y la detención de su responsable. Está investigado por los supuestos delitos de depósito de armas de guerra, depósito de armas, tenencia ilícita de armas prohibidas y depósito de municiones. 

ARSENAL. De las 84 armas de fuego intervenidas, destacan por su especial peligrosidad diez consideradas como de guerra: tres subfusiles, tres fusiles de asalto, dos ametralladoras, un fusil ametrallador y una pistola ametralladora. 

Algunas de la armas tenían sus números de serie borrados o alterados, por lo que la investigación continúa abierta para averiguar el origen de las mismas. No se descarta que procedieran de robos o que pudieran haber sido introducidas ilegalmente en España. 

Losada destacó que "armas como las recuperadas en esta operación se han empleado en atentados terroristas, como el que se produjo en 2015 en la sala Bataclán de París, con un importante número de víctimas". 

Incautan más de 80 armas, muchas prohibidas, a un vecino de Ponteareas