sábado. 27.11.2021 |
El tiempo
sábado. 27.11.2021
El tiempo

Más de un centenar de escuelas unitarias echaron el cierre en Galicia en diez años

Alumnos en el primer día de clase en el reinaugurado colegio unitario de Negueira de Muñiz. AEP
Alumnos en el primer día de clase en el reinaugurado colegio unitario de Negueira de Muñiz. AEP
El curso 2019-2020 arrancó con seis colegios rurales menos que el pasado, los que no lograron reunir un mínimo de seis alumnos

Galicia no se entendería sin las escuelas unitarias. En una comunidad tan dispersa geográficamente es imprescindible el papel de los colegios rurales para acercar la educación a los niños repartidos por el rural. O al menos lo era, porque estos pequeños han pasado de ser miles a contarse por cientos a medida que el campo se vacía para llenar las ciudades y desaparecen las barreras en transporte e infraestructuras que, hace no mucho, imposibilitaban que un alumno recorriese decenas de kilómetros para ir a clase.

Así las cosas, la figura de estas escuelas, que reúnen en un aula a niños de diversas edades, pierde cada vez más peso, como muestra el hecho de que 110 de ellas cerraron la verja en la última década en Galicia, de acuerdo con los datos facilitados a AGN por la Consellería de Educación. El balance incluye la media docena de unitarias que se vieron obligadas a echar el candado este mismo verano en Carnota —dos—, Mugardos, Trazo, Cuntis y en la zona rural de Vigo al no cumplir el requisito de un mínimo de seis niños. La mayoría se quedaron a las puertas al reunir solo cuatro o cinco.

Pero, ¿qué pasa este curso con estos alumnos, ya prematriculados? "Son 26 e se lles asignou unha praza noutro centro próximo", responden desde el departamento que dirige Carmen Pomar. Pero para la mayoría de ellos, que ya habían cursado el anterior periodo lectivo en las unitarias ahora clausuradas, el traslado supone acostumbrarse a utilizar transporte escolar y dejar atrás los antiguos compañeros para conocer a otros nuevos. No tienen por qué ser aspectos negativos, pero sí suponen un cambio en las rutinas de los pequeños.

EL CULEBRÓN DE TRABADA. Los mismos esfuerzos tienen que hacer los alumnos del Celso Currás de Trabada, que finalmente no ha podido esquivar el cierre pese a que antes del inicio del curso había reunido seis matrículas. Lo que pasa es que un matrimonio de Ferrol que se había mudado a este concello atraído por su oferta de vivienda gratis a parejas jóvenes se marchó a las pocas semanas, frustrando el empeño del consistorio.

Donde no hizo falta recurrir a incentivos de ningún tipo fue en las escasísimas zonas que rejuvenecen en Galicia. En Novo Mesoiro (A Coruña), Sagrado Corazón (Lugo), O Milladoiro, próximo a Santiago, y Arteixo, Educación ha autorizado construir nuevos colegios —no unitarios—. También en Vilalonga (Sanxenxo) y Pazos de Rei (Tui). Son la otra cara de la moneda.

"Es un hito para Negueira poder volver a tener una escuela tras siete años"

La publicación de la Xunta con las órdenes de aperturas y cierres de unitarias para este curso constata un hecho insólito: junto a los nombres de las seis escuelas clausuradas figura el de una que sigue el camino inverso. Está situada el municipio menos populoso de Galicia, Negueira de Muñiz, en Lugo, con solo 217 habitantes. De ellos, solo 7 tienen menos de cinco años, pero son suficientes para que el colegio rural volviese a abrir sus puertas el pasado 11 de septiembre. Siete niños en todo un ayuntamiento no son pocos, aunque lo pueda parecer. Calvos de Randín, en Ourense, tiene 2 niños menores de cinco años con 779 habitantes y Lobeira, en idéntica provincia, 4 pequeños con estas edades con 807 vecinos. Pero el caso de Negueira tiene truco: cuenta desde hace décadas con dos comunidades hippies en las parroquias de Ernes y Barcela que revitalizan la natalidad. Además, el municipio ha ganado una nueva vecina, la maestra, una mujer joven que también oxigena la pirámide demográfica.

El alcalde de Negueira de Muñiz, José Manuel Braña, reconoce que los mencionados núcleos alternativos, vinculados a la producción ecológica, son "fundamentales" para que el municipio "logre el hito de abrir una escuela cuando en los tiempos que corren, los de la España vaciada, ocurre justo lo contrario". También confiesa que "después de siete años con el colegio cerrado [desde 2012] nos costó confiar en volver a abrir", hasta que en los últimos meses, con un "repunte de la natalidad", comenzaron ya a contemplarlo como una realidad y "se empezaron a hacer obras en el edificio" de cara a reinaugurarlo.

NO HAY QUE IR A ASTURIAS. Los más beneficiados por el logro de Negueira son los niños que ya ocupan los pupitres —aún nuevos e impolutos— de su escuela unitaria. "Antes algunos tenían que desplazarse hasta el [vecino] municipio de A Fonsagrada y otros incluso a Asturias; da gusto volver a tenerlos aquí", explica el regidor.

"En Narón non sabemos por que Pedroso non  pode abrir con seis alumnos"

La normativa que regula las unitarias en Galicia parece clara: las que en julio no hayan reunido media docena de alumnos no podrán abrir en septiembre. No obstante, hay un caso que genera gran polémica, el de la escuela naronesa de Pedroso, desde la que denuncian que, pese a sumar seis matrículas para este periodo lectivo, la Xunta no les permite reabrir. Habían echado el cerrojo un año antes, en el curso 2018-2019, al juntar solo a cinco niños.

"Supoñiamos que voltariamos abrir pero enterámonos polo Diario Oficial de Galicia [en una publicación a principios de agosto] de que non ía ser así. Non entendemos nada porque lle transmitíramos á Consellería de Educación que cumplíamos o mínimo de seis cativos", explica Lorena Romero, encargada del gabinete de prensa del Concello de Narón.

Desde el consistorio pidieron entonces explicaciones al departamento autonómico pero, a día de hoy, siguen "esperando unha resposta" que tampoco les ha llegado desde la Valedora do Pobo, órgano al que recurrieron para "que aclaren a situación".

El Ayuntamiento rehúsa hablar de un trasfondo político, pero indica que "na Xunta non recibiron á alcaldesa [del partido Terra Galega] cos veciños, pero ao candidato do PP [el expiloto de rallyes Germán Castrillón] si que o recibiron para tratar o tema".

Así las cosas, el consistorio prevé desplazar una comitiva desde Narón a Santiago, con la alcaldesa al frente, para plantarse en la Consellería y obtener una "comunicación oficial" sobre la situación de la unitaria de Pedroso, que por otra parte "está totalmente acondicionada para funcionar".

"Seguimos a facer mantemento nela e está lista para abrir mañá mesmo, o único que falta son os profesores [personal de la Xunta] e os nenos", manifiesta el Concello, a la vez que lamenta que "eses rapaces que viven por Pedroso e os arredores teñen que ir a outros colexios, algúns mesmo noutros concellos, e iso fai que se desvinculen dos seus amigos, a súa contorna e, en definitiva, do pobo". 

Más de un centenar de escuelas unitarias echaron el cierre en...
Comentarios