Jueves. 24.05.2018 |
El tiempo
Jueves. 24.05.2018
El tiempo

La rectoral de Taboada dos Freires acabó en el suelo

Una máquina retira los restos de la casa caída. TOÑO PARGA
Una máquina retira los restos de la casa caída. TOÑO PARGA

El edificio, del siglo XVII, se derrumbó en la madrugada de este miércoles

 

La rectotal de Taboda dos Freires, una parroquia del municipio de Taboada, se vino abajo parcialmente en la madrugada del miércoles. Se trata de una edificación de escaso valor arquitectónico del siglo XVII que se encontraba abandonada. De hecho, desde hace 35 años no residía nadie en ella. El derrumbe no causó daños personales. Solo afectó al camino de acceso a la iglesia, que se llenó de escombros.

En la mañana del miércoles, una máquina paleadora del Ayuntamiento taboadés procedió a la retirada de todos el material caído y al derribo de aquellas otras partes de la rectoral que amenazaban con venirse abajo.

Un matrimonio que vive cerca de la iglesia y de la casa caída, una mujer de 83 años, Elvira Blanco, y su marido de 90, Manuel Soengas, dijeron que sobre las tres de la madrugada de ayer escucharon como "dous grandes tronos". Alertados por el ruido se asomaron a la ventana de su domicilio, vieron que la rectoral se había venido abajo y avisaron inmediatamente de lo ocurrido.

En el lugar del suceso, otros vecinos señalaron que habían advertido al Obispado de Lugo del mal estado en el que se encontraba la construcción, pero que unos técnicos que enviaron aseguraron que no corría peligro.

Fueron los mismo que dijeron que fue "unha sorte" que el derrumbe se produjese de madrugada. "Se chega a pasar o domingo, cando houbo tres visitas á igrexa, sabe Deus o que tería pasado, pero seguro que nada bo".

La rectoral de Taboada dos Freires acabó en el suelo