viernes. 22.10.2021 |
El tiempo
viernes. 22.10.2021
El tiempo

Los sindicatos plantan las negociaciones hasta que se vaya el director xeral de Función Pública

Los representantes de la Xunta frente a los sindicales. XOÁN REY
Los representantes de la Xunta frente a los sindicales. XOÁN REY

Acusan a Barreiro de "dinamitar" la negociación mientras la Xunta lamenta que solo pidan "más documentación para no avanzar"

Los representantes del comité de huelga de la administración de Justicia han plantado las negociaciones con la Xunta y advierten de que no volverán a negociar si continúa al frente de las conversaciones el director xeral de Función Pública, José María Barreiro.

En una nueva interrupción de las negociaciones, representantes de los sindicatos SPJ USO, A Xustiza CUT, FeSP UGT, CSIF, STAJ, CIG y CCOO han invitado a entrar a la prensa en la sala de negociaciones y uno de ellos, Pablo Valeiras (A Xustiza CUT) ha hecho de portavoz.

Valeiras ha señalado que mientras siga Barreiro al frente de las negociaciones los sindicatos no volverán a sentarse y ha asegurado que el Gobierno gallego "ya sabe lo que tiene que hacer" si pretende sentarlos de nuevo a la mesa.

El sindicalista ha tachado al responsable de Función Pública de "usurpador" y de "dinamitador" de las negociaciones. Junto con el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, Barreiro ha retomado este martes las negociaciones con los sindicatos en la EGAP de Santiago tras las más de nueve horas de reunión del lunes.

La Xunta: "Estamos en una especie de pimpón dialéctico. Ellos pidiéndonos más documentación para no avanzar"

Ya durante el receso para comer de este mediodía, tras otras críticas de los sindicalistas en el mismo sentido, Barreiro se declaró como "interlocutor válido", al ser el presidente de la Mesa General de Empleados Públicos de toda la comunidad autónoma.

ESTANCADOS. Ambas partes reconocen que la negociación está bloqueada. "Cero avances", ha reconocido Óscar Freixedo (CIG) en el receso de mediodía.

Los sindicatos, que este martes contaron con el apoyo de Luís Villares (En Marea), piden que se ponga al frente de las negociaciones el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda. 

Barreiro ha sido objeto de críticas por las "perlas" que, en palabras de Freixedo, dirigió a los sindicalistas en la pasada jornada de negociación. Sostienen que el director xeral de Función Pública les instó a concursar fuera de Galicia si no estaban "a gusto" con sus condiciones y que les dijo que eran "privilegiados". 

Enfrente, los representantes de la Xunta se han quejado de que determinadas afirmaciones se hayan "sacado de contexto" y esgrimen que son ellos los que fueron objeto de "descalificaciones". Por ello, afirman, tuvieron que pedir "educación" a los representantes de los sindicatos en varias ocasiones.

También acusan a los sindicatos de estar protagonizando "un simulacro de negociación", con la petición continua de "más documentación", mientras siguen "enrocados" en el incremento retributivo (el comité de huelga pide la subida lineal para todos los cuerpos de 225 euros al mes en tres anualidades, a empezar a aplicar desde este 2018).

LOS PUNTOS DE DESENCUENTRO. La Xunta incide, en esta décima jornada de la huelga, en que la subida que piden los sindicatos supondría un incremento del 13 por ciento sobre sus emolumentos y que "podría llegar al 21 por ciento" si se materializa el aumento que se baraja en el ámbito estatal para todos los empleados públicos (de hasta el 8%).

Los sindicatos sostienen que Barreiro les instó a concursar fuera de Galicia y lo llaman "dinamitador" de las negociaciones

El Ejecutivo autonómico, que sí ha puesto sobre la mesa algunos cambios de otro tipo en la propuesta presentada este lunes, mantiene que no subirá de nuevo la oferta económica que quedó sobre la mesa la semana pasada: entre 816 y 1.080 euros más al año (según el cuerpo: auxilios, gestores o tramitadores) a aplicar en dos anualidades, 2019 y 2020. 

Aunque los sindicatos lo niegan, el director xeral de Xustiza ha defendido que los puntos relativos a la amortización de plazas, consolidación de empleo y sustitución de compañeros de rango superior están "canalizados" hacia "el acuerdo". 

En cuanto a las bajas por incapacidad temporal, la Xunta recuerda que se trasladará a Galicia el acuerdo que se adopte en el ámbito estatal, donde "se va a modificar" la normativa, ha dado por hecho Martín. "Pero estamos, si se me permite, en una especie de pimpón dialéctico. Ellos pidiéndonos más documentación para no avanzar. Y nosotros lo que les decimos es que queremos que acabe la huelga y llegar a un acuerdo", ha resumido. 

Como novedad, en las últimas horas se ha hecho público un nuevo colectivo al que la Xunta también está dispuesta a incrementar su retribución: los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga). 

Se trata de funcionarios en similares condiciones que el resto de cuerpos que están en huelga, ya que son trabajadores ligados al Ministerio de Justicia, pero también los gestiona la Xunta al estar transferida la competencia. A este colectivo, el Ejecutivo autonómico le oferta una subida de 100 euros al mes más en dos anualidades: 50 euros en 2019 y otros 50 en 2020.

El BNG pide la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais
El diputado del BNG en el Parlamento gallego Luís Bará ha pedido este martes la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais en el conflicto de los funcionarios de la Administración de Justicia de Galicia, en su décima jornada laboral de huelga indefinida, para evitar "el bloqueo de la Xunta".

En un comunicado, Bará ha considerado que la situación de huelga es "insostenible" y se debe a la "prepotencia y cerrazón de la Xunta".

Los sindicatos plantan las negociaciones hasta que se vaya el...
Comentarios