jueves. 20.01.2022 |
El tiempo
jueves. 20.01.2022
El tiempo

Las autoridades tailandesas interrumpen el rescate con cuatro menores a salvo

Una ambulancia transporta a los niños rescatados.PONGMANAT TASIRI (Efe)
Una ambulancia transporta a los niños rescatados.PONGMANAT TASIRI (Efe)

El portavoz de los efectivos de rescate anuncia que retomarán las labores dentro de un máximo de 24 horas

Los equipos de salvamento interrumpieron esta noche las labores de rescate después de lograr este domingo el rescate de cuatro chicos de los doce menores y un adulto atrapados desde hace más de dos semanas en una cueva del norte de Tailandia.

Narongsak Ossottanakorn, portavoz oficial de los efectivos de rescate, señaló que necesitan reponer las bombonas de aire comprimido colocadas a lo largo de la travesía y evaluar la nueva fase del operativo, y que el rescate se reanudará mañana, lunes.

Narongsak no quiso precisar el estado de salud de los rescatados ni sus nombres o edad, aunque sí concreto que han sido ingresados en el hospital de Chiang Rai.

"La misión ha sido más exitosa de lo que esperábamos", apuntó el portavoz.

El representante también anunció la interrupción de las labores de rescate hasta el lunes porque los equipos necesitan reponer las bombonas de aire comprimido colocadas a lo largo de la travesía y evaluar la nueva fase del operativo.

"Comenzaremos entre dentro de 10 horas y en menos de 24", estimó Narongsak.

Los otros nueve atrapados continúan en la cavidad a unos 4 kilómetros de profundidad donde fueron hallados el lunes tras una búsqueda que comenzó hace 15 días.

La primera operación de evacuación ha transcurrido más rápido que la previsión anunciada esta mañana por las autoridades, aunque el oficial no se pronunció al respecto.

El equipo salvamento, compuesto de 18 buzos, se adentraron en la mañana del domingo en el complejo subterráneo con la determinación de regresar junto al grupo a través de cuatro kilómetros de lúgubres pasadizos subterráneos con inundaciones parciales y desniveles de un terreno rocoso.

Las fuertes lluvias que riegan desde anoche y durante la presente jornada la región marcó el inicio de la operación de rescate.

Las precipitaciones eran una de las principales preocupaciones de las autoridades, debido a que el agua filtrada por el monte puede volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado desde que el lunes fueron hallados con vida los 12 escolares y su tutor.

Los trece se internaron en las galerías el sábado 23 de junio tras un entrenamiento de fútbol cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad y les cortó la salida.

Así es el rescate de los 13 menores y el entrenador del equipo de fútbol

EL RESCATE. Más de cuatro kilómetros de estrechos pasadizos por donde tendrán que bucear túneles inundados, superar desniveles y cubrir largas caminatas entre corrientes de agua y rocas, son las dificultades de la misión de salvamento iniciada este domingo en Tailandia para rescatar a 13 personas de una cueva.

Un contingente internacional formado por 18 buzos se adentró en la mañana del domingo en las grutas con la determinación de regresar acompañados de las víctimas, doce niños de entre 11 y 16 años y un adulto de 26.

Una vez llegados donde se encuentran los escolares y su tutor, a más de 4 kilómetros de la boca de salida, los expertos iniciaron de manera gradual el viaje de vuelta en pequeños grupos formados por dos rescatistas y uno de los atrapados.

La primera etapa es la que mayor riesgo conlleva. Para superarla, los menores, que pasaron cerca de nueve días sin comer antes de ser encontrados el lunes, tendrán que bucear por un angosto pasadizo por donde sólo cabe una persona.

Los chavales, muchos de los cuales antes del rescate no sabían nadar, han recibido un curso intensivo sobre el manejo de los equipos de inmersión.

Durante la misión se están utilizando máscaras especiales que cubren toda la cara y les permiten respirar de manera natural, además de comunicarse con los equipos de salvamento.

Los expertos buzos, quienes alertaban del riesgo de la misión pero aseguraban que era la vía más factible, permanecen en todo momento unidos a los niños para guiarles.

También contarán con una cuerda, asida a la pared, que servirá para orientales durante la ruta de salida a través de subidas y bajadas de un pedregoso terreno con fuertes corrientes de agua e iluminado de manera artificial. Una vez en el exterior, doctores y miembros de la asistencia sanitaria evaluarán a los niños.

Más de una docena de ambulancias y cinco helicópteros se encuentran apostados a las afueras de la gruta para trasladar a los chavales al hospital. La avanzadilla de fuertes lluvias que regó anoche la región marcó el inicio de las operaciones.

 

Las autoridades tailandesas interrumpen el rescate con cuatro...
Comentarios