El tiempo
martes. 16.08.2022
El tiempo

Consejos para conducir por Estados Unidos

Una carretera de Estados Unidos. PIXABAY
Una carretera de Estados Unidos. PIXABAY
Sigue estas recomendaciones si tienes previsto realizar un viaje en coche por el país norteamericano

Estados Unidos es un país para conocer por carretera. Si tienes previsto viajar al gigante norteamericano, lo ideal es que guardes unos días para realizar uno de sus famosos road trip. La Costa Este, California, el Midwest, Colorado... las grandes dimensiones de Estados Unidos hacen que se puedan realizar cientos de rutas y todas ellas distintas. Eso sí, tendrás que tener en cuenta una serie de consejos para que tu experiencia sea completamente satisfactoria. 

A continuación detallamos varias recomendaciones por si te decides a conducir por Estados Unidos. 

Permiso Internacional de Conducción

Para poder conducir de manera legal en Estados Unidos (y en muchos otros países de todo el mundo) es necesario conseguir el permiso internacional de conducción. 

Esta licencia certifica que posees un carné de conducir válido en tu país de origen. Es decir, necesitas un trámite para convalidar internacionalmente tu permiso de conducción en España.

¿Eso significa que tendré que realizar un nuevo examen para poder llevar el coche en el extranjero? No. Es simplemente la validación del permiso. 

El proceso no es complicado. De hecho, se puede obtener a través de internet el carnet de conducir internacional 

Sistema de medida

En Estados Unidos no emplean las mismas medidas de distancia y velocidad que en España. Esto nos obliga a prestar mucha atención a las señales y tener mucho cuidado con el velocímetro. 

Los estadounidenses emplearán la milla para la distancia y, por tanto, la milla por hora para medir velocidades. 

La longitud aproximada de cada milla es de 1,6 kilómetros, por lo que cuenta con que no debes despistarte cuando veas las señales en la carretera: probablemente, te va a llevar un poco de tiempo más de lo que la mente calcule de manera automática. 

Si vas por una carretera y ves, por ejemplo, Houston 50... ¡no quedarán 50 kilómetros! ¡Serán 80!

Esto afecta también al velocímetro. ¡Mucho cuidado con propasarte! 

Lo habitual por ciudad es que el límite sea de 25 millas (unos 40 kilómetros por hora), en carreteras 35 (algo más de 55 kilometros por hora), 55 millas para autovías (88 kilómetros) y 65 millas para las autopistas interestatales, poco más de 100 kilómetros por hora. Para colegios y zonas residenciales, la velocidad máxima será de 15 millas (24 kilómetros por hora).

El precio de la gasolina

Los carburantes en Estados Unidos son más baratos que en Europa, pero recuerda que allí, al igual que en las medidas de distancia y velocidad, emplean una unidad diferente. Por eso, cuando veas en la estación de servicio que los precios son a tres o cuatro dólares... ¡no es por litro!

El galón es una unidad de capacidad que equivale a 3,79 litros, por lo que, tras hacer la conversión, verás cómo notas que es más barato que en España. 

Así que, a pesar de que en los últimos tiempos se ha incrementado notablemente el precio de la gasolina, continúa siendo inferior al de este lado del Atlántico. 

Otra cosa con la que deberás tener cuidado al repostar es con que en Estados Unidos, la mayor parte de los vehículos son de gasolina. Allí existen diversos tipos de gasolina, si bien lo más habitual es que un vehículo de alquiler funcione con la más barata, que recibirá el nombre de regular gas, unleaded o 87. 

Cambio de marchas

Ya lo habrás oído en alguna ocasión, pero en el país norteamericano, la mayor parte de los vehículos son de transmisión automática. Es decir, ¡olvídate del cambio de marchas!

Las palancas que te encontrarás en los coches no contarán con las clásicas cinco (o seis) marchas y otro espacio extra para la marcha atrás. En su lugar te encontrarás con cinco posiciones: 

P. Es la que se usa cuando aparques, para apagar el motor. 

D. La posición drive es la que llevarás activa para conducir. Para pasar de parking a drive tendrás que tener el freno pisado. 

R. Esta es la marcha atrás. 

NNeutral. Es similar al punto muerto, pero en la práctica nunca se usa. Los conductores se arreglan con el paso de la P a la D. 

Al no existir cambio de marchas, los coches automáticos tampoco llevan incorporado un pedal de embrague, por lo que te encontrarás únicamente dos pedales en el coche, el acelerador y el freno.

Consejos para conducir por Estados Unidos