domingo. 16.01.2022 |
El tiempo
domingo. 16.01.2022
El tiempo

Las fintech crecen diversificando con sus préstamos y créditos online

fintech

Gracias a las nuevas empresas de tecnologías financieras (las fintech), están apareciendo una gran variedad de opciones y productos para los usuarios. Con ellos, se hace mucho más sencillo conseguir financiación con unos pocos clics y sin salir de casa.

El acceso a estos préstamos online sin papeleos es totalmente seguro, ya que las nuevas tecnologías han ayudado a mejorar la protección de las operaciones y la gestión del riesgo. Además, se han automatizado muchas de las tareas que suponen la administración de seguros y la negociación bursátil, por lo que pueden cerrarse estos movimientos en muy poco tiempo.

Por qué están funcionando estos modelos préstamos y créditos

Como hemos dicho, la sencillez en los procesos son una de las claves que ha conseguido acercar estos productos al gran público. Los préstamos personales pueden conseguirse a través de internet, pudiendo completar la solicitud de una manera rápida y sin presentar tantos documentos como antes.

Al tratarse de préstamos personales, no será necesario un aval y tan solo tendremos que indicar el importe que necesitamos y el tiempo que tardaremos en devolverlo. En unos pocos minutos, la entidad se pondrá en contacto con nosotros por el método que hayamos elegido para darnos una respuesta.

Los préstamos online sin papeleos se han convertido en uno de los productos más atractivos de este tipo de empresas financieras, fomentando el préstamo responsable al tiempo que agilizan la obtención de dinero prestado. En 24 o 48 horas podemos disponer de la cantidad solicitada y ya podremos hacer uso de ella.

En la mayoría de las ocasiones, estos préstamos son ayudas puntuales que nos pueden solucionar un problema de liquidez, y es lo que ha hecho que sean cada vez más importantes. De hecho, es uno de los motivos más habituales para recurrir a este recurso, ya que se trata de una solución rápida para volver a tener efectivo.

Muchos clientes y usuarios pueden hacerse cargo de gastos imprevistos o afrontar algún evento importante sin tener que pasar por las oficinas de un banco. La versatilidad de estos productos financieros te ofrece una flexibilidad increíble para decidir lo que prefieres, además de evitar alargarlo en el tiempo demasiado.

Por ejemplo, si buscamos una cantidad pequeña que se mueva alrededor de los 5 000 euros, en apenas diez minutos podemos tener una respuesta positiva de la entidad. Para casos de mayor envergadura, como pueden ser los que superen 50 000 o 75 000 euros, puede que tengamos que esperar hasta dos días hábiles para disponer del dinero.

Aun así, estos préstamos rápidos siguen siendo una alternativa fiable y segura frente a la financiación tradicional de los bancos. Una manera accesible de superar algún bache, que puede ayudar a un gran sector de la población a mejorar su estabilidad económica o arrancar un nuevo proyecto.

Debemos tener cuidado con el sobreendeudamiento

Por supuesto, todo lo que implica acceder a una cantidad de dinero prestado puede convertirse en sobreendeudamiento si no sabemos controlarlo. Debes tener claro siempre cuánto puedes dedicar mensualmente a pagar las cuotas, y hacerte un calendario para no perderlo de vista.

En el caso de no hacerlo, podrás enfrentarte a problemas legales y al aumento de las tasas e intereses del mismo. Te recomendamos que leas detenidamente todos los documentos y te informes de manera correcta. Ten en cuenta que, aunque se trate de préstamos rápidos de conseguir, también se estudian los casos de cada cliente.
En definitiva, es importante que sepas lo que supone acceder a este tipo de financiación. Pero ten claro que se trata de una vía sencilla por la que acceder a una buena cantidad de dinero para lo que necesites.

Las fintech crecen diversificando con sus préstamos y créditos online