jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

Cada vez más familias recurren a las cubiertas para piscinas o solariums

Con la llegada del verano y su incremento en las temperaturas, además de las ventas de ventiladores, aumentan también las obras de última hora para adaptarse al calor veraniego. Es frecuente que se incrementen durante los meses previos al verano algunas obras de pequeño tamaño en casa. Es en esos meses cuando las familias se empiecen a plantear llevar a cabo obras sencillas pensadas para instalar aires acondicionados en sus respectivos hogares.

Aunque bien se puede extender estas obras previas al verano a otros ámbitos, como el deseo de tener una piscina en la que poder bañarse sin recurrir a una, quizá saturada, piscina pública cercana.

Crece el aprovechamiento durante todo el año
Hasta hace no demasiados años, lo habitual era que existiera una estacionalidad a la hora de utilizar algunas zonas comunes o privadas. Un buen ejemplo de esto son las terrazas o solariums al aire libre y sin una cobertura total frente al viento o las piscinas descubiertas. En ambos casos son zonas que tienen una gran utilidad en épocas de calor y temperatura adecuada.

Pero que quedan olvidadas completamente durante los meses de frío y lluvia. Lo que acaba por convertirse en un espacio más abandonado que utilizado salvo que se viva en zonas donde el calor es la tónica habitual durante la mayor parte del año.

Del mismo modo que el aire acondicionado se emplea para adaptar la temperatura durante todo el año, a pesar de que su mayor intensidad de uso sea en los meses de verano, puede usarse perfectamente para aclimatar una casa durante todo el año, sucede igual con las otras zonas y evitar su olvido.

Para esto existen alternativas que son cada vez más frecuentes de ver, especialmente en aquellas zonas que tienden a sufrir más las inclemencias del tiempo pero cuyos habitantes no desean desaprovechar los espacios que tienen construidos.

Y es que el lograr aumentar el tiempo de vida útil se ha comprobado que resulta asequible y sobre todo, sencillo de realizar. Por ejemplo, algo tan sencillo como instalar paneles que hagan de cubiertas de piscinas permiten su uso durante todo el año sin tener que preocuparse del tiempo exterior. Lo mismo sucede con los solariums y zonas al aire libre que estuvieran pensadas únicamente para emplearse cuando el buen tiempo lo permitiera.

Además este tipo de instalaciones han empezado a coger popularidad en nuestro país debido a otro beneficio que traen consigo durante el verano, evitar insectos tales como mosquitos o abejas. Algo especialmente relevante en el caso de las personas con alergias a este último insecto. Ha sido esta particularidad de crear un ambiente aislado del resto del entorno, lo que le ha dado una gran popularidad en los últimos años a este tipo de cubiertas.

Este aumento en la instalación de las cubiertas es comprensible, ya que en el caso de las familias con piscina, permite también facilitar considerablemente las tareas de limpieza al ahorrarse al mismo tiempo las labores de limpieza de toda la acumulación de hojas e insectos que caen dentro de la misma con el paso de los días.

Cada vez más familias recurren a las cubiertas para piscinas o...
Comentarios