miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

Champivil comercializará mermeladas artesanales

La firma vilalbesa Champivil, que se dedica a la venta de setas y productos en conserva, diversificará su mercado con la comercialización de mermeladas artesanales hechas con productos silvestres. Aunque ya empezaron a introducirlas en el mercado a pequeña escala, prevén dar el salto al gran comercio a partir de enero, a través de distribuidoras, la venta en internet y la entrada en las grandes superficies.

«É un produto que está de moda aínda que ten unha longa tradición. Meus pais xa compraban amorodos e framboesas nos 80 e agora tratamos de recuperar ese mercado», explica la responsable de la firma vilalbesa, Luz Divina Castelo, que asegura que por el momento la gente está respondiendo muy bien a este nuevo producto.

Realizarán dos tipos de mermeladas artesanales. Unas con frutos y setas, más enfocadas a un mercado gourmet, y otras solo de fruta silvestre, pensadas para todo el público. Entre la lista, habrá madroños con setas silvestres, Boletus con frambuesas y grosellas con setas, además de mermelada de mora, de arándano, de frambuesa y de grosella.

«As setas son un espesante natural e as que se fan só de froita quedan un pouco máis líquidas que as do supermercado», dice la responsable de Champivil, que asegura que su producto tiene menos azúcar que las mermeladas que se comercializan ya preparadas. «Normalmente teñen entre un 60 e un 70% e a nosa leva só un 30%», explica.

Las frutas las compran, como hacen con el resto de los productos que comercializan, al agricultor directamente. En la comarca, las frambuesas y las moras, los arándanos y las grosellas en A Fonsagrada, Monterroso y Lalín y los madroños a Portugal y a Extremadura.

En total, esperan sacar al mercado a partir de enero unos 10.000 tarros de mermelada de unos 4.000 kilos de producto, que venderán a un precio que oscila entre los tres y los cinco euros. «Todo se comercializará en tarro de cristal», indica Luz Divina, que se inició en este mercado casi de casualidad, en una especie de experimento casero para preparar el cátering del bautizo de su hijo.

La responsable de Champivil asegura que la temporada de otoño de las setas, que está a punto de terminar, fue bastante mala y las perspectivas para la campaña de invierno no son mucho mejores. «Setas hainas, non é por cantidade, pero a calidade non é boa, están infectadas de bicho», asegura, mientras indica que este año recogieron unos 10.000 kilos cuando lo habitual era alcanzar las cien toneladas.

Champivil comercializará mermeladas artesanales
Comentarios