miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Bárcenas cobró comisiones del tres por ciento por adjudicaciones, según Correa

Según el cabecilla de la Gürtel, el extesorero se encargaba de repartir el dinero entre aquellos miembros del PP que habían colaborado en la concesión irregular

El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, ha declarado este jueves que el extesorero del PP Luis Bárcenas conseguía contratos de obras en algunos ministerios para empresarios a cambio de una comisión de entre el 2 y 3 por ciento de la adjudicación.

Parte de ese dinero, ha recalcado Correa, se lo daban a él por obras en la Administración como carreteras, autopistas, del Ave, de medio ambiente, y él mismo se lo llevaba a Bárcenas a la sede del PP en la calle Génova o a su casa. "Siempre le he entregado el dinero a Luis Bárcenas", ha recalcado.

El extesorero, según Correa, era el que se encargaba después de repartirlo entre aquellos miembros del PP que habían colaborado en esa adjudicación irregular y al respecto se ha escuchado una conversación que le fue interceptada a Correa con Bárcenas en la que se jactaba de haber ahorrado mil millones al PP.

"Yo no sé la cantidad de dinero exacta que yo he llevado al Partido Popular, correspondiente a haber gestionado obras; puede ser que hayan sido mil, que haya sido más o menos". 

"No puedo precisar si fueron 500, 1.000 o 2.000, lo que es cierto es la práctica", ha insistido Correa, que, dirigiéndose a la fiscal, le ha dicho: "No se quede usted con los mil millones, a lo mejor era más".

Ha aprovechado también la fiscal para tratar de desmontar una de las coartadas de Bárcenas sobre el origen de su fortuna, que justificó en parte por la venta de obras de arte, y ha preguntado a Correa si le compró alguna vez un cuadro a él o a su mujer, Rosalía Iglesias, lo que el cabecilla de Gürtel ha negado.

CÓMO SE HACÍAN LAS ENTREGAS.  Francisco Correa ha afirmado que él era el único de su grupo de empresas que hacía entregas de dinero en metálico a políticos. "¿Cómo hacía las entregas a los políticos?", le ha preguntado la fiscal, a lo que ha respondido: "Quedaba con ellos y les daba el sobre".


Durante su confesión ante el tribunal del macrojuicio de Gürtel, Correa ha querido exculpar de estos pagos y de cualquier irregularidad a otros acusados que formaban parte de su grupo, como su número dos, Pablo Crespo, o Álvaro Pérez 'El Bigotes'.

Ha afirmado que ninguno de ellos daba comisiones a los políticos del PP por intermediar en la adjudicación de contratos públicos, sino que solo él tenía relación con ellos. "La relación directa con todos los políticos la tenía solo yo, nadie más".


El cabecilla ha desvinculado a Crespo, exsecretario de organización del PP gallego: "Habrá cometido, imagino, alguna irregularidad administrativa, pero ni ninguna más porque su código no se lo permite, es un hombre honrado".

Ha explicado que lo convenció para dejar la política gallega y gestionar sus empresas aconsejado por un miembro del PP que le dijo que era "oro molido", un "tío serio y profesional".

Crespo, y no él, ha dicho, era quien estaba "en el día a día" de las empresas, pero ha apostillado que "si él tenía que cometer alguna irregularidad me la comentaba, aunque estuviera en América me llamaba".

También ha exculpado a El Bigotes cuando ha dicho que una entrega que se le achaca al exalcalde Jesús Sepúlveda realmente fue a un tal José Sevilla. "Álvaro nunca entregó ni un euro a Sepúlveda, solo lo hice yo (...) Le invitó a comer 200 veces, pero no le entregó un euro".

Del presunto contable de la trama, José Luis Izquierdo, ha dicho que era "un hombre fiel". "Me da mucha pena que esté aquí", ha añadido tras afirmar que "no tenía capacidad para gestionar" y pedir "disculpas a su familia".

Otra que, según Correa, no debería estar sentada en el banquillo, es Alicia Mínguez, que administró varias empresas del grupo. "Me da mucha pena que esté aquí sentada, es una auxiliar administrativa, es muy triste que esté sentada, no ha tomado ninguna decisión de nada".

También se ha referido a Isabel Jordán, que administraba varias de las empresas del grupo Correa y que, según el cabecilla, "actuaba de forma bastante autónoma e independiente de Pablo Crespo". Ha dicho de ella que "tenía plenos poderes" sobre las empresas, las cuales "gestionaba bien porque era una profesional".

Correa ha explicado que él tenía una caja B personal con el dinero que recibía de los empresarios que pagaban comisiones a cambio de adjudicaciones, dinero del que daba una parte a Bárcenas. Con esa caja B personal, Correa pagaba sus gastos personales, ha indicado, aunque ha asegurado que sus empresas no hicieron facturas falsas.

"Facturas falsas no creo que hayamos hecho (...), salvo que nos haya obligado el cliente a emitir alguna factura, nunca fueron irregulares y siempre de trabajos que hemos hecho", ha dicho.

RELACIÓN CON EL PP. Francisco Correa manifestó que la relación de sus empresas con el PP concluyó entre 2004 y 2005 dado que el que fuera su socio y exsecretario de Organización del partido en Galicia, Pedro Crespo, no tenía buena relación con Mariano Rajoy. "No había química", ha apostillado. 


Correa, a la hora de explicar como cesó la actividad de sus empresas con el PP nacional, ha señalado a preguntas de la fiscal Concepción Sabadell que él, "sinceramente", trabajaba "con todo el equipo de José María Aznar". Por ello, cuando Mariano Rajoy fue designado presidente del partido, y como Crespo no tenía buena relación con él, la actividad de sus empresas se trasladó a Valencia "con Paco Camps".

En dicho momento, según ha explicado, se le dijo en "un estilo que no fue muy correcto" y que a Correa no le "gustó" que su etapa con el PP, "había acabado" porque había entrado un nuevo presidente. Por ello, comenzaron a trabajar con otras empresas en Pozuelo de Alarcón (Madrid), con la también acusada Isabel Jordán, donde ha putualizado que les iba "muy bien", y que luego comenzaron a actuar en Valencia.

Francisco Correa, ha reconocido los hechos de los que le acusa la Fiscalía y haber dado dádivas al extesorero del PP Luis Bárcenas, el exconsejero madrileño Alberto López Viejo y al exdiputado Jesús Merino, entre otros, aunque ha exculpado al exconcejal de Estepona (Málaga) Ricardo Galeote.

Correa ha comenzado su declaración ante el juez reconociendo los hechos descritos por Anticorrupción en su escrito de acusación, aunque ha añadido que va a intentar "esclarecer algunos que no se corresponden con la realidad".

Anticorrupción pide para Correa 125 años y un mes por los delitos de asociación ilícita, fraude continuado a las Administraciones Públicas, cohecho activo continuado, falsedad continuada, malversación de caudales públicos continuado, falsedad en documento mercantil, estafa, prevaricación, delito contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales, tráfico de influencias y continuado de fraude y exacciones legales a las Administraciones Públicas. 






Bárcenas cobró comisiones del tres por ciento por adjudicaciones,...
Comentarios