martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

El pan, como el vino, en botella

Beatriz Franjo, con uno de los bollos y al lado de las botellas con los ingredientes para hacerlo. (Foto: ANA SOMOZA)
Beatriz Franjo, con uno de los bollos y al lado de las botellas con los ingredientes para hacerlo. (Foto: ANA SOMOZA)

Un refrán afirma que con pan y vino se hace el camino, pero, sea cierto o no, meter estos dos alimentos en la mochila y echarse a andar resulta ahora mucho más sencillo que antes. Lejos quedan esos pañuelos que con sumo cuidado envolvían el bollo de masa horneada. Ni siquiera hace falta un trozo de papel de aluminio para meterla en la mochila. En Monforte, el pan, como el vino, se sirve en botella.

La idea llega de la mano de una pareja que, decidida a innovar en esto de la panadería, ha creado un llamativo producto bajo el sello Diseño del Sabor. Es el nombre de su empresa, y parecen plasmarlo en cada detalle. Hace unas semanas, por ejemplo, sacaron una botella con la que sus clientes podrán llevarse a casa todos los ingredientes necesarios para hacer un pan.

El envase se configura como aquellos antiguos botes con capas de sal o arena de distintos colores que los niños regalaban por el día del padre o de la madre. Desde la base hasta la boca, la harina, el azúcar blanco, el moreno, el salvado de avena, el chocolate y las nueces, para los más golosos, se van superponiendo hasta crear una columna de tonos ocres y blancos que, de no tener un fin alimentario, bien podría servir como elemento decorativo.

CON INSTRUCCIONES

El producto va acompañado de unas breves instrucciones con las que el cliente puede hacer el pan si añade unos huevos y un poco de leche. Además, y para los que no saben calcular las medidas, sus ingredientes llevan las cantidades exactas para crear una masa de la longitud de una barra chapata como las que se venden en los supermercados. El sabor, en cambio, nada tiene que ver. Es esponjoso, ligeramente dulce y con una corteza mucho más blanda que la mayoría de panes de obrador. Tiene la apariencia de un bollo, pero solo llegará a serlo si el consumidor le añade el citado chocolate.

Beatriz Franjo y Óscar Fernández, los creadores de este invento, afirman que la idea fue una más de los cientos que se les ocurren cada semana para seguir innovando dentro del sector. La del pan o bollo en botella, al contrario que las otras, la desarrollaron y parece gozar de un gran éxito entre el público gallego. Las tiendas especializadas lo tienen como uno de sus productos más innovadores y naturales del mercado.

MERMELADA CASERA

En su obrador, las botellas de este pan también se mezclan con otros botes de cristal en los que envasan una mermelada de frambuesa totalmente artesana, desde la huerta, pues cultivan ellos las frambuesas, al obrador.

La forma de estos recipientes es parecida a la de los tarros que en las series televisivas se llevaban las siempre dichosas familias americanas para sus meriendas campestres. De base redonda y con una tapa de tela estampada a cuadros. El sabor, poco puede envidiar a las confituras hechas en casa con todo cariño.

Pero el trabajo de estos dos monfortinos bajo el sello Diseño del Sabor, que ellos mismos crearon, va más allá de los panes y las mermeladas, también hacen tartas. En ellas, la pasta laminada conocida como fondant recubre bizcochos con los que ya han hecho la réplica de una moto Harley-Davidson, de una caldera de calefacción o de un pazo a escala. Este último pesó 30 kilos y es uno de los productos de los que se sienten más orgullosos.

Ahora, con este nuevo artículo de alimentación que llega a las tiendas, han demostrado que con un poco de imaginación se puede hacer de todo. Incluso que el pan, como el vino, se sirva en botella.

  • UN PROYECTO EMPRENDEDOR PREMIADO. La empresa Diseño del Sabor nació como un proyecto emprendedor con el que Beatriz Franjo quiso explotar su destreza en el mundo de la repostería. Su trabajo ya ha alcanzado la fama en la Ribeira Sacra gracias a las grandes tartas hechas a mano que representan objetos cotidianos. Incluso alguna ha obtenido el primer premio de revistas especializadas del sector.

El pan, como el vino, en botella
Comentarios