lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Araceli Filgueira guarda cientos de recetas apartadas por Cunqueiro en 1983 para ''Cocina Gallega''

Araceli Filgueira Iglesias comenzó a hacer croquetas con seis años y recuerda que siempre le gustó "muchísimo" la cocina,  y en su casa de Pontevedra tuvo comensales de todo tipo, entre ellos y hasta 1981, el bibliógrafo e investigador vasco Antonio Odriozola, que fue la primera persona con la que habló Everest para su proyecto inicial de "Cocina gallega".

Odriozola recibió el encargo de hacer la bibliografía y de buscar a alguien para hacer las recetas y habló de Araceli a la editorial.

"Álvaro Cunqueiro ya tenía otros libros de cocina con Galaxia y fue elegido para los textos y yo terminé recorriendo cocinas domésticas de toda Galicia y reuniendo las recetas tradicionales de mi familia y de mis amigos, para elaborarlas y probarlas".

De aquella experiencia, que duró un año para Araceli, lo más difícil fue recoger las medidas de los ingredientes "pues las mejores cocineras de bares y casas agregan todo con pizcas, y eso hay que medirlo para explicarlo", añadió.

Filgueira Iglesias y Cunqueiro

Cunqueiro estaba en los años 80 en Galicia (murió en Vigo en 1981) y tenía amistad con el galleguista Filgueira Valverde, padre de Araceli, por lo que ambos se conocían ya.

La coautora de "Cocina gallega" explicó con ironía que Cunqueiro se llevó la fama y el dinero del libro, pues aún genera derechos de autor, mientras que ella firmó con Everest el contrato cerrado que le ofrecieron para vender a la editorial sus derechos de autora.

"Cunqueiro probaba los platos que yo hacía, aunque no todos pues era diabético y aprovechábamos cuando venía a sesiones de diálisis", agregó.

El escritor de Mondoñedo también fue el responsable de la selección de recetas incluidas en las 416 páginas de aquel libro editado en 1983 -tras su muerte- que se agotó nada más publicarse en castellano hasta el punto de que estuvo en la feria del libro de Madrid y ni allí ni en ninguna otra librería se encontraron ejemplares para que Araceli Filgueira los firmase.

Fuentes de la editorial de León explicaron que desde la primera edición en 1983 en castellano, la venta en las diferentes versiones posteriores en castellano y gallego fue de más de 30.000 ejemplares.

Recetas

Algunas de las cantidades,  ingredientes y combinaciones corresponden a recetas tradicionales de la familia Filgueira pues la madre de Araceli "cocinaba muy bien", según recordó.

También recurrió a la suegra de su hermano que es la cocinera de la "Empanada de Josefa" que figura en el libro, y de las recetas de empanada de berberechos, chorizo y "cabrito á tarteira".

Además, algún fin de semana fue con una amiga a recorrer Galicia para recoger recetas, como una de Entrimo (Ourense) y otra inolvidable para ella que es la de "chicharróns" de la plaza de Lugo.

Futuro libro

El director de la editorial Galaxia, Víctor Freixanes, explicó a GG que está pendiente la publicación de todas las recetas que Araceli Filgueira consiga reunir, de las descartadas para el libro "Cocina gallega" y otras y "esto sólo depende de que ella las recopile".

Por su parte, Filgueira Iglesias explicó que está en ello pues tiene su tiempo repartido entre ocupaciones como impartir cursos de cocina en Navidad, preparar pequeños libros para regalar con recetas encuadernadas y seguir recopilando nuevas fórmulas gastronómicas.

Las recetas que Araceli explica durante una conversación llevan además de los ingredientes y proceso de elaboración, una "salsa" narrativa sobre su origen, como ocurre con las "xoubiñas guisadas", plato "marinero de toda la vida" que se hacía a fuego lento en las cocinas de los barcos de los "mareantes" que era un gremio de pescadores con privilegios otorgados por el obispado de Pontevedra, como el de ir delante en la procesión del Corpus y trabajar los domingos para destinar la pesca de ese día a la construcción de la iglesia de Santa María la Mayor, en la ciudad del Lérez.

Un pequeño baúl verde con cerradura atesora en su casa cientos de recetas e historias ordenadas que podrían destinarse al futuro libro de Galaxia.

Araceli Filgueira guarda cientos de recetas apartadas por Cunqueiro...
Comentarios