sábado. 28.05.2022 |
El tiempo
sábado. 28.05.2022
El tiempo

Bicas y licor café en la Cabeza de Galicia

El visitante de la provincia de Ourense que se desplace entre Castro Caldelas y Pobra de Trives descubrirá repartidos por el camino, varias confiterías y panaderías que anuncian sus "bicas mantecadas" y si se para a preguntar, muchos de ellos reivindicarán el origen de este dulce para su propio concello.

En realidad se desconoce el origen de esta bica cuya particularidad está en una elaboración a base de manteca de vaca, huevos, azúcar, canela y masa de pan fermentada, según explicó a GG Elena Luis Núñez, de 58 años y elaboradora de este dulce que vende con el nombre de "Bicas de Trives".

Con esa denominación para su producto, Isabel extiende el nombre de su pueblo ya que vende "bicas" desde hace 14 años para toda Galicia, Barcelona y Madrid.

Festa da Bica en Cabeza de Manzaneda

Los cinco panaderos que elaboran bica en Trives, venderán durante el fin de semana miles de piezas de dos tamaños y los visitantes que se acerquen a Cabeza de Manzaneda -a 17 kilómetros de Trives- conocerán la imagen veraniega de la única estación de esquí de Galicia y disfrutarán de la música de 600 gaiteiros que compiten en un certamen celtibérico.

Además, según explicó el alcalde de Trives Luis Álvarez, podrán degustar 3000 trozos de bica acompañada por una copita de licor café, producto también tradicional en la comarca.

La fiesta que se celebrará en Cabeza de Manzaneda los días 30 de julio y 1 de agosto supondrá el momento de mayor venta de bicas, según explicó Isabel Luis, que pondrá a la venta mil piezas en dos tamaños diferentes "cuando en una época normal la venta puede ser de 200 a la semana", agregó.

Historia perdida

A falta de estudios documentados sobre el origen de la "bica mantecada" que se elabora en casas y panaderías de todo el Macizo Central de Ourense, los panaderos ya retirados Purificación Sánchez Alonso y Francisco García Pérez -de bicas "Almendro"- explicaron que el dulce se elabora al menos desde hace cien años en muchas casas.

"Había dos familias de hermanas solteras conocidas como Las Perejilas y Las Farrapas, y el panadero Luciano, que son los más antiguos de los que tenemos referencia", explicó Purificación.

Las hermanas apellidadas Perejil -de ahí su sobrenombre- están en el recuerdo de todos como las que abrían el horno de su casa para que en las vísperas de fiesta, todas las mujeres de los pueblos de alrededor fuesen a llevar huevos y azúcar para que ellas hiciesen la bica a cambio de un módico precio.

"Las Perejilas", ya fallecidas, tenían además "una especie de bar", según explicó el alcalde Álvarez, y dejaban la llave en la ventana de forma que cada mañana, todos los trabajadores abrían el bar, se servían café o licor café que era casero, y comìan almendrados o rosquillas que ellas elaboraban el día anterior "y todos dejaban algo de dinero".

Las otras dos hermanas conocidas en la comarca, "Las Farrapas" eran Maruja y Pastora, y fueron las primeras en abrir un local para el público destinado a la venta de bica "y siempre mantuvieron la receta como un secreto de familia" explicó Purificación Sánchez.

Sin embargo, su marido Francisco García conoció esa receta porque su padre tenía instalado un horno en el que cocían bicas y otros dulces Maruja y Pastora "y poco a poco, fui sabiendo los ingredientes y el proceso de elaboración que fue el que utilicé después yo hasta que cerramos la panadería hace 16 años", agregó.

Con cualquiera de las dos recetas, los panaderos elaboran un producto que no tiene conservantes ni colorantes y que se mantiene fresco durante muchos días por la presencia protagonista de la manteca de vaca.

Tradición mantecada para verano e invierno

Las bicas se elaboran durante todo el año pero las ventas, según explicó Isabel Luis, se concentran en los fines de semana del invierno, por la llegada de aficionados al esquí a la cercana estación de Manzaneda, en el primer fin de semana de agosto por la fiesta musical y gastronómica y en vísperas de las fiestas patronales de San Bartolomé -el día 24 de agosto- y las del Cristo y la Dolorosa en septiembre.

Bicas y licor café en la Cabeza de Galicia
Comentarios