miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

La frescura de la cocina marinera


Generoso Maseda, restaurante A Lonxa (Foto: JOSÉ Mª ÁLVEZ)
Generoso Maseda, propietario del restaurante A Lonxa (Foto: JOSÉ Mª ÁLVEZ)

Para conocer los pescados es conveniente visitar de vez en cuando la cátedra de los puertos y las lonjas, donde siempre se reciben fundamentadas lecciones. Del mismo modo, si queremos disfrutar los productos del mar en todo su frescor y sabor, nada mejor que visitar el restaurante A Lonxa, en Burela. Este establecimiento, situado en la primera planta del nuevo edificio de Armadores de Burela (Absa), tiene una apariencia normal, de cafetería diseñada para atender a los marineros y trabajadores portuarios. Bajo esa sencilla fachada se esconde un verdadero templo de la cocina marinera, donde se saca el mejor partido a los pescados y mariscos subastados en la planta baja de este mismo edificio, recién llegados de la mar.

Es interesante dejarse caer por allí en estos días, ahora que ya mengua la escalada de precios de la Navidad y los crustáceos se acercan a su época de plenitud. La carta está repleta de especies privilegiadas, no siempre fáciles de saborear en otros restaurantes, y con unos precios asequibles si se tiene en cuenta el producto servido. Esta conjunción de circunstancias hace que las opciones carnívoras pasen a un segundo plano.

La parrillada de marisco es una de las favoritas de la clientela, con esos crustáceos que adquieren un color rojo vivo tras su preparación. El cambio de coloración es mayor en el caso del bogavante autóctono, que pierde sus tonos azulón y gris. Aquí lo hacen muy bien con arroz, previo encargo, hasta el punto de convertirlo en una de las especialidades de la casa.

Mis predilectas son las nécoras de buen tamaño, con un toque de sal gruesa. Su delicado sabor compensa la paciencia de deshacerlas. Unas cigalas a la plancha también saben a gloria. Las almejas al vapor, el pulpo o la combinación de pulpo con almejas son otras buenas alternativas. No hay que olvidar los calamares frescos, cada vez más valorados.

PALOMETA ROJA

La elección de pescado es una cuestión de preferencias. Si se quiere probar un poco de todo, lo que siempre vale la pena, se puede optar por una parrillada. La palometa roja o virrey hecha a la espalda es uno de los platos que se graban en la memoria gustativa, sobre todo cuando la ración es de buen tamaño, como suele suceder en A Lonxa. No faltan tampoco en la carta otros pescados de primera fila, como la lubina o el san martiño, sin olvidar el bonito cuando llega su temporada.

La tarta de galletas y el flan con queso destacan dentro del elenco de postres caseros, junto al tradicional arroz con leche o el pastel de piña.

Este restaurante, regentado por Generoso Maseda, deja siempre un buen sabor de boca en sus clientes. No en vano fue seleccionado por críticos anónimos de la web 11970.com como uno de los mejores de A Mariña. Vale la pena acudir para contrastar personalmente esta opinión.

Guía práctica

Cómo llegar. El establecimiento se encuentra en el muelle de O Berbés, en la primera planta de la nueva lonja. Cierra los domingos, salvo en periodos de vacaciones. El teléfono de contacto es el 982.58.11.57.

Qué más hacer. Un recorrido por el puerto y el paseo marítimo es muy apropiado después de comer.

Saber más. en la web del restaurante.

La frescura de la cocina marinera
Comentarios