domingo. 17.10.2021 |
El tiempo
domingo. 17.10.2021
El tiempo

El marketing se enfrenta a un reto sin precedentes

a

No cabe duda de que, a mayor oferta, mayor necesidad tiene un producto, marca o empresa de realizar una buena campaña. Hoy día no basta con ofrecer mayor calidad que los demás o vender a mejor precio; lo verdaderamente importante es conseguir llegar a los clientes. Lo primero es que sepan que existes. De ahí que sea imprescindible una efectiva estrategia de marketing. Frente a tanta competencia, lo complicado es poner en funcionamiento una estrategia que no esté inventada, ya que, si antes existían unos pocos formatos, cada vez encontramos mayor diversidad, y muchas de las iniciativas se apoyan en la interacción de los usuarios con el contenido que se difunde en las redes sociales. Los concursos también son muy efectivos.

Sin embargo, los métodos tradicionales siguen funcionando, siendo el 2x1 y el 3x2 los que nunca fallan, sea en establecimientos físicos o en tiendas online. Los regalos por compra también consiguen enganchar tanto a nuevos clientes como a los ya fidelizados. Los bonos son un recurso más extendido en el entorno gamer, sea en plataformas como Steam o bien por depósito realizado como sucede en las salas de juegos, que pelean por poder ofrecer el mejor bono de casino. En este último caso, los usuarios suelen apoyar su decisión en comparadores o recopiladores de opciones (por ejemplo sitios que ofrecen toda la información sobre eventos deportivos, y ente otros datos presentan las distintas promociones de cada casa de apuestas).

Una estrategia a la que están acudiendo diferentes marcas es la de aliarse puntualmente o con campañas de larga duración con otras marcas, de manera que los clientes de una descubren los de otra, consiguiendo compradores potenciales. Snacks que sugieren una mejor experiencia con determinada bebida, tiendas de maquillaje que presentan promociones conjuntas con tiendas de ropa o acuerdos entre una marca tecnológica y un grupo musical. No necesariamente se trata de patrocinios. Por último, no debemos olvidar que los influencers, a pesar de las numerosas críticas que suelen recibir, cuentan con muchos seguidores y pueden conseguir muchas ventas para una marca. El verdadero reto con ellos es lograr que no puedan encontrar algo que criticar en un producto, ya que cuando hablan mal de algo son casi más efectivos que cuando hablan bien. Una opción arriesgada, por tanto, pero que puede salir muy bien.

El marketing se enfrenta a un reto sin precedentes
Comentarios