jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

¿Ofrecen más facilidades los préstamos online que los préstamos tradicionales?

Puede que seamos el país con los créditos al consumo más caros de la zona euro, pero eso no nos impide que acudamos a internet para pedirlos cuando los necesitamos. Podría parecer exagerado, pero la propuesta de los préstamos por internet ha ido ganando mucho terreno a lo largo y ancho de España, convirtiéndose, para muchos, en la mejor solución para afrontar determinados gastos.

No es una afirmación baladí. El Banco Central de España ya ha advertido del constante crecimiento de la concesión de estos créditos. Un dato que deja claro que, además de estar más que familiarizadas con estas figuras financieras, las familias españolas ya no dudan en recurrir a internet cuando quieren pedir un préstamo. Que sea una solución realmente eficaz o no es agua de otro cántaro, pero la realidad es la que es.

¿Y cómo es posible que no dejen de crecer los clientes de este tipo de productos? Realmente, todo se debe a las comodidades que plantean y a cómo han cambiado con respecto a los tradicionales. Aunque sigan conservando ciertos aspectos negativos para los consumidores, los préstamos online ofrecen muchas más facilidades que los tradicionales.

Cómo han cambiado los préstamos en su salto a internet

La revolución digital ha afectado a muchos sectores, pero sin duda ha dejado una importantísima huella en el financiero y económico. Para muestra de ello, tan solo hace falta ver cómo son los créditos online. Estos han evolucionado en muchos sentidos, hasta el punto de ser, en ocasiones, completamente distintos a los que se podían encontrar en los bancos habituales. Vamos a ver cuáles han sido los principales cambios de estos productos financieros.

Nada de acudir a oficinas

Para pedir un préstamo por internet ya no es necesario tener que personarse en una oficina, esperar durante largos periodos de tiempo haciendo colas y tener que pasar con reuniones con los miembros de una entidad bancaria. Ahora, todo se puede tramitar a través de internet, sin tener que moverse de casa y con la única necesidad de disponer de conexión a la red de redes y tener un terminal móvil o un ordenador.

Las plataformas online de las financieras se han construido para que los usuarios puedan acceder a ellas fácilmente y, a través de un trámite muy sencillo, elegir la cantidad que necesitan y el plazo para devolverla para, después, acabar obteniendo el dinero en poco tiempo.

Sin papeles

Las financieras que han dado el salto al plano digital se han esforzado mucho para que las comodidades sean máximas en lo que a la tramitación de los préstamos se refiere. Por eso, si por ejemplo vas a solicitar minicréditos o préstamos rápidos, no tendrás que aportar documentación alguna para seguir adelante con el trámite, ni tan siquiera para que el dinero se ingrese en la cuenta bancaria que digas. Todo se hace automáticamente.

Por supuesto, hay excepciones cuando las cifras son grandes o cuando, por ejemplo, se figura en listados como el de ASNEF. En este último caso hace falta presentar alguna nómina o un documento que demuestre que se tiene liquidez suficiente como para afrontar el pago del préstamo. Y aun así, el procedimiento sigue siendo sencillo y rápido.

Más opciones que antes

Para ver este punto es interesante echar un vistazo a cualquier comparador online. Como bien recogen en PréstamosPerfectos.es, la variedad de créditos en línea disponibles es realmente llamativa. Se pueden encontrar préstamos rápidos, créditos sin intereses, préstamos urgentes, sin aval, de cantidades determinadas, para comprar un coche y otras muchas opciones.

El abanico se ha ampliado para satisfacer las necesidades de los casos más específicos, para ayudar a los consumidores a encontrar lo que necesitan. Aunque eso, por supuesto, no los libra de ciertos aspectos negativos que suele haber en este tipo de créditos.

Intereses de toda clase

Si antes pedir un préstamo a un banco siempre traía consigo unos intereses ubicados más o menos dentro de una misma horquilla, ahora la situación es bastante diferente. Tan solo tenemos que volver a un comparador, es suficiente con el que hemos citado anteriormente, para ver que se pueden encontrar intereses del 0% en algunos casos, como también préstamos que hacen que estos intereses suban al 30%.

Ese rango tan amplio aporta muchas soluciones, como también problemas que no se deben pasar por alto. De hecho, recientemente se han registrado casos de entidades que han llegado a registrar un TAE del 3.000%. Una cuantía realmente peligrosa, sobre todo en hogares donde sea difícil llegar a fin de mes.

Con todo esto se puede sacar en conclusión que, por supuesto, los préstamos online ofrecen más facilidades que los tradicionales. No obstante, la enorme cantidad de créditos que hay en internet a veces puede hacer que los consumidores no reparen en aspectos importantes como los intereses o los plazos de devolución, y eso puede repercutir negativamente en su economía.

Fuente: ElPaís | EuropaPress | PréstamosPerfectos | LaRazón

¿Ofrecen más facilidades los préstamos online que los préstamos...
Comentarios