sábado. 16.10.2021 |
El tiempo
sábado. 16.10.2021
El tiempo

Pacucho, el rey de la paella

Francisco Rodríguez, Pacucho de MurasEl murense Francisco Rodríguez se convirtió hace años en el chef de muchas de las comidas campestres chairegas. Elabora gratis paellas gigantes, que llegan a las 800 raciones, y ya son el menú estrella de citas vecinales y reuniones de cazadores.

cocinero de afición, empresario de profesión, Francisco Rodríguez, más conocido como Pacucho de Muras, es el rey de las paellas gigantes, de kilos desorbitados y cientos de raciones.

Empezó en el mundo de la cocina campestre hace más de 15 años, por casualidad y por echar una mano a los amigos en las comidas de asociaciones y colectivos con ganas de llenar la barriga en grupo. Y su paella ya es un clásico de los menús chairegos.

«Teño unha empresa de construción nas Pontes, pero o das paellas é un hobby que vai crecendo co tempo», explica este cocinero en ratos libres, que asegura que ni fue ni será nunca un Arguiñano.

«Na casa cociñaba algunha vez, pero non son un profesional», dice entre risas, y explica que lo suyo es «altruísmo» en la cocina. No cobra nada por elaborar las paellas y el plato final casi ni lo prueba -«ao final sempre é moi tarde»-. A mayores, y en colaboración con un compañero, Gumersindo Rivera, cede a los grupos que lo necesitan mesas -entre los dos suman para más de 800 comensales-, potas e incluso él lleva la cocina.

«En moitos sitios non hai nada e levamos nós as cousas». En su mundo de gigantes, la paellera más grande necesita para alcanzar su punto exacto siete fogones, algo que no se encuentra en muchas cocinas, y tiene una cuchara a medida, de dos metros y medio de largo para llegar al centro del arroz y conseguir que ningún grano se pegue. El tiempo medio de cocción: tres horas y paella lista.

«Por sorte, polo de agora non se queimou ningunha. Normalmente van gustando», dice, y asegura que no tiene miedo a las multitudes. «É o mesmo cociñar unha paella na casa para catro que unha para 500. Todo é proporcional», explica.

Empezó haciendo el arroz en las fiestas de Roupar y hoy la Festa da Paella de Momán, la comida de cazadores de Muras y la de los cazadores de Ribadeume, en As Pontes, son citas ineludibles de su calendario gastronómico. Además, siempre se suma alguna más. El 22 de este mes repetirá en As Pontes, para reponer las fuerzas de los miembros del club ciclista.

«Primeiro é a miña vida e esto é algo que fago por amizade. Se teño problemas co traballo non vou, pero se podo, ás dos amigos intento ir sempre», explica.

CIFRAS PARA PERDERSE

En su menaje de cocina, el murense cuenta con ocho paelleras, desde la más pequeña, de 50 centímetros de diámetro -para hacer tres o cuatro kilos arroz- a la más grande, de 250 y con capacidad para 150 kilos, lo que supone unas 1.500 raciones.

«Nunca se fixeron tantas. O máximo foron 800 racións, pero a que máis usamos é a de 200, que chega para 500 pratos», dice.

«Ao que non vou nunca é á compra. Fago unha lista e cando teño os ingredientes, cociño», dice explicando su modo de trabajo.

En esa lista, los números son todos grandes: 50 kilos de arroz y 150 de comestible, sea carne o pescado -o la más exitosa, de mezcla de carne y marisco-. «Todo é proporcional», repite el chef.

Muras celebra las fiestas con grandes orquestas

Pese a ser un pequeño concello, con poco más de 700 habitantes, Muras celebrará este mes las fiestas patronales en honor a San Pedro por todo lo alto con algunas de las grandes orquestas gallegas y una gran comida, aunque el menú no es la paella. Las fiestas arrancarán el viernes 27 con una gran verbena, a cargo de Panorama y disco móvil Laxer, y se prolongarán todo el fin de semana. El sábado habrá misa y sesión vermú con la orquesta Panamá, que repetirá por la noche en el escenario junto a París de Noia. El domingo 29 habrá sesión vermú y la tradicional comida de confraternización que se organiza todos los años en el pabellón del colegio.

Cazadores. La paella de Pacucho de Muras será de nuevo el menú estrella de la próxima cita de la asociación de cazadores local, que celebrará el primer fin de semana de julio -el siguiente a las fiestas-, una gran comida que reúne a varios cientos de amantes de la caza de dentro y fuera de Lugo. También se celebra en las proximidades del colegio.

Otras citas. El calendario estival suma otras propuestas. Así, el 15 de junio, Muras acogerá una ruta de ciclocross y en agosto, como es tradición, los exalumnos de A Xestosa celebrarán su reunión anual. También habrá una ruta ecuestre promovida por Atila Cabaleiros.

Pacucho, el rey de la paella
Comentarios