viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

Registro de marcas, la nueva forma de proteger los negocios

Marca registrada con un candado. EP
Marca registrada con un candado. EP

Crear una nueva marca representa, siempre, un gran reto para los emprendedores que se inician en el competitivo mundo de los negocios. Especialmente, porque además de tener que estar en constante trabajo físico, también deben cuidar con tenacidad su propiedad intelectual, la cual se podría considerar como la base fundamental sobre la que se erige toda empresa actual. De ahí, la importancia de registrar la marca.

Hoy en día son muchos los abogados y consultores que pueden realizar este tipo de trámite. Sin embargo, debido a la relevancia del asunto, no es recomendable colocarlo en manos de la primera persona que ofrezca su servicio. Lo indicado es contactar con un agente calificado de calidad.

¿Qué es la propiedad intelectual?

El término "propiedad intelectual" hace referencia a un bien económico que abarca productos intangibles y físicos por igual. Esta figura es reconocida en casi todas las legislaciones a nivel mundial, permitiendo la explotación financiera por parte de los acreedores legales de tal propiedad.

En el aspecto jurídico, la propiedad intelectual es sólo aquello que se encuentra contemplado dentro de las leyes de propiedad intelectual. Es decir, que cualquier otra producción de dicha categoría que no se halle explícita en la legislación no debe ni puede ser considerada jurídicamente como propiedad intelectual. De esta forma se garantiza la protección de los intereses de los creadores al proporcionarles prerrogativas relacionadas a su invención. Mientras que la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) acepta de forma íntegra toda creación proveniente de la mente humana como propiedad intelectual.

En cuanto a la determinación de qué es lo que constituye una propiedad intelectual, depende enteramente de cada legislación, cuyo contenido es sometido periódicamente a renovación. En líneas generales, la propiedad intelectual son creaciones planificadas de una o varias personas. Estas pueden ser: escritos, nombres, inventos, dibujos, obras artísticas, símbolos e imágenes.

¿Qué puede ser registrado como marca?

Una marca puede fácilmente ser una imagen, un diseño o una simple palabra que diferencie los productos o servicios que se ofrezcan en un determinado negocio. La combinación entre diseños y palabras también es admitida para registrar una marca. Un excelente ejemplo de ello es la famosa "M" dorada de McDonald, ya que sin importar en qué país esté, al verla las personas reconocen automáticamente la empresa. Asimismo, el lema Just do it de la marca deportiva Nike. Puesto que al verla o escucharla el público rápidamente se traslada al mundo de los deportes.

Los nombres de compañías, nombres de líneas de productos, símbolos, logos, frases y slogans pueden ser registrados como marca sin problema. Los libros, películas, dibujos, canciones, invenciones y procedimientos generales no, ya que este tipo de obras están amparadas por los derechos de autor que difieren de las marcas.

¿Cómo registrar una marca en Canadá?

El proceso de registro de marcas en Norteamérica, suele ser un trámite algo engorroso, pero por suerte, iGerent nos facilita el registro de marcas en Canadá. Dado que con su amplia experiencia en el mercado y su excelente equipo de profesionales logra asegurar a sus clientes el éxito de dicha gestión. Además, en su página web cuentan con la maravillosa opción de solicitar un presupuesto de manera rápida, sencilla y gratuíta. Solo se necesita rellenar los campos de información exhibidos y listo.

Ahora bien, una vez contratado el servicio de iGerent, el primer paso es cerciorarse de que no exista otra marca igual a la que se quiere registrar, porque de ser así se tendría que pensar en una imagen o frase completamente nueva. En el caso de poseer un logo, lo primordial es transmitir una imagen de confianza y profesional. No hay que olvidar que si la marca contiene palabras y estas se emplearan en conjunto con el logo, deberían ser incluídas en la imagen de la marca.

El paso siguiente es preparar la solicitud, donde es obligatorio indicar la dirección del domicilio del titular, el archivo correspondiente al diseño de la marca, la descripción de los productos asociados y la fecha en que se dará inicio a su distribución en el territorio canadiense.

Presentar la solicitud de registro es el paso final, el cual se dará una vez que se hayan reunido todos los requisitos pertinentes.

Registro de marcas, la nueva forma de proteger los negocios