miércoles. 22.09.2021 |
El tiempo
miércoles. 22.09.2021
El tiempo

El paraíso de los comedores de patatas

Elio Campos, tercero en el dominio del tractor
Elio Campos, tercero en el dominio del tractor

Producción de patatas para consumo en fresco y para industria

La Indicación Xeográfica Protexida (IXP) "Pataca de Galicia" ampara y entrega etiquetas certificadoras de calidad a 8000 toneladas de patatas de la variedad "kennebec" destinadas a la venta en fresco, del total de 18.000 toneladas de la misma variedad producidas en un año en todas las tierras amparadas por el consejo regulador (todas en la comarca de A Limia y otras colindantes).

El total de patatas producidas en Galicia, de las que el 99,9 por ciento son de la provincia de Ourense, es de 120.000 toneladas anuales y la diferencia entre el total y las de consumo directo (18.000 toneladas) son las de la variedad "Agria" que empresas como "Lays" o lamultinacional "Matutano" compran para freir y embolsar.

El director del Centro de Desarrollo Agroganadero, con sede en Xinzo da Limia y dependiente del Instituto Orensano de Desarrollo (Inorde), Servando Álvarez Pousa explicó que desarrolla estudios para testar 80 variedades de patata con el fin de conocer su comportamiento en diferentes combinaciones de formas de cultivo, tratamientos y abonados, en parcelas situadas en Viana do Bolo y en Xinzo da Limia.

Debate de almacenistas

La compra y comercialización de ambos tipos de patata, la de venta en fresco y la destinada a "chips", corre a cargo de una docena de empresas almacenistas entre las que se encuentra "Patatas Paz", cuyo responsable Francisco Paz, explicó a GG que también comercializa patatas de siembra procedentes de Holanda y Alemania y calificó de "aberración" la investigación que quiere implantar en Ourense cultivos de patatas de variedades procedentes de países de la antigua Europa del Este.

"Los cultivos de patatas para consumo y los de patatas para siembra tienen que estar separados muchos kilòmetros para evitar la contaminación con virosis entre ellos y además nunca se consultó con el sector industrial para iniciar estas indagaciones", explicó.

Debate para productores


Los productores de patatas en A Limia, "pataqueiros" compran las semillas en marzo a los mismos almacenistas a los que luego les venden la producción (en la mayor parte de los casos) y a los que le compran abonos y nutrientes, según explicaron a GG varias fuentes del sector.

Según Álarez Pousa esto "sólo pasa en Ourense" y los 200 productores podrían mejorar la rentabilidad de sus cultivos mirando posibilidades como la realizada por más de 300 agricultores asociados en cooperativas de Castilla-León.

Un ciclo completo desde la producción hasta la transformación haría más rentable el cultivo pues no tendría tanta dependencia de las subidas de precios en semillas y tratamientos debido al valor añadido de la elaboración, pero en A Limia sólo hay una empresa transformadora que es "Patatas Guays" que frie y embolsaen Piñeira Seca.

Según el técnico agrícola, las pruebas iniciadas por el Inorde con variedades procedentes de Polonia, Rumanía y Hungría buscan una calidad genética "de patata rústica y resistente, no alterada por generaciones de productos fitosanitarios como ocurre en el resto de Europa, mientras que en estos países que antes estaban tras el Telón de Acero, las mejoras de la producción fueron a costa de mejoras genéticas, pues no había inversión en tratamientos químicos", agregó.

Admitió que no se consultó con ningún sector para hacer las pruebas pues el proceso de investigación es muy largo y se quieren presentar resultados "para que todos los posibles beneficiarios puedan escoger si les interesan o no", agregó.

También se necesita la intervención del consumidor

La mayor parte de la patata producida se vende todavía a granel (las 10.000 toneladas no certificadas de "kenebec") debido a que el consumidor no valora la diferencia entre la supervisada por el consejo regulador y la que no lo está.

Álvarez Pousa considera que el consumidor debe comparar calidades, reclamar las que no se cumplan y apostar por las patatas certificadas como "Pataca de Galicia", además de "ampliar sus gustos" y abrirse a novedades en el sector, como la aparición de tubérculos de carne más amarilla o la de carnes de color violeta "que se implanta desde una empresa del País Vasco con cierto éxito", agregó.

"Es curioso pero sólo en Galicia se aprecia especialmente la patata de carne blanca, mientras que en el resto de España y parte de Europa la apreciada es más amarilla, lo que permite abrir muchísimo el abanico de variedades rentables que incluiría a las que estamos probando de los países de la antigua Europa del Este", concluyó.

También para esta concienciación hay referentes y también en este caso, en el País Vasco, donde la actividad de asociaciones gastronómicas favorece la celebración de degustaciones de diferentes variedades de patatas por lo que los consumidores están informados y pueden elegir, añadió el técnico.

Ourense también quiere ser paraíso de la patata de siembra

El director del Centro de Desarrollo Agroganadero explicó a GG que Ourense fue durante muchos años la primera productora de España de patata de siembra pero esto cambió radicalmente en los años 80 del siglo XX al no poder competir con los precios y producciones de multinacionales.

Ahora, cuando ya está asentado el cultivo de muy pocas variedades ("kennebec" para consumo en fresco y "agria" para su transformación industrial en patata frita) surge la necesidad de ampliar los cultivos a variedades más adaptadas a cada necesidad y, para abaratar costes en Galicia, la posibilidad de recuperar el cultivo de patatas para siembra.

En ese sentido, la empresa con sede en Lugo Calfensa, desarrolla un proyecto en el municipio de A Veiga (con las mayores alturas montañosas de Galicia como Pena Trevinca) para producir semilla de "kennebec".

"Se trata de dar con semillas resistentes al pulgón cuyo vuelo y transmisión se ve dificultado en determinadas condiciones geográficas y climatológicas, como las que tienen en el norte de Francia con el mar cerca, y en las sierras y altas montañas con buena ventilación, como ocurre en Ourense", agregó.

También se están probando variedades procedentes de Polonia, Rumanía y Hungría, con un proyecto del Inorde en 2 hectáreas de terreno de Viana do Bolo, "para conocer la resistencia de esas patatas y estudiar la posibilidad de obtener con ellas patatas para siembra".

En la actualidad, las patatas para sembrar llegan a Galicia y al resto de España desde Holanda, Francia, Alemania e Inglaterra, por ese orden según Ana Ponce de León, responsable de Relaciones Internacionales del "Comité Norte" francés, que es la asociación de 430 productores de patatas de siembra que cultivan 10.865 hectáreas tierras en todo el norte francés, por encima de París para producir300.000 toneladas, sólo para siembra.

Parte de esa producción del "Comité Norte" empieza a destinarse a la exportación y, según Ponce de León, ya se plantean como objetivo superar el 20 por ciento actual de patata de siembra exportada, entre otros lugares, a la Limia a través de contratos plurianuales.

Salón monográfico único en Europa y concurso de tractoristas

Xinzo de Limia acoge cada dos años el único salón monográfico de Europa que reúne a representantes de todo el ciclo desde la siembra hasta la comercialización del tubérculo, incluyendo fabricantes de manquinaria, de fitosanitarios, envasadores, investigadores y productores, procedentes de todo el mundo.

El último fin de semana de noviembre se celebró el segundo salón que incluyó como novedad un concurso para tractoristas en el que 37 participantes compitieron por aparcar en el menor tiempo posible, un tractor con un remolque de rotación libre.

El ganador fue Alberto Fernández Dacal de Rairiz de Veiga, que aparcó el tractor en 4,59 minutos, seguido de Francisco Javeir Losada de Xinzo de Limia que invirtió en la operación 5,06 minutos, mientras que el tercero fue Elio Campos de Sarreaus, al que le llevó 5,16 minutos la maniobra de aparcar marcha atrás. Pero ninguno de ellos superó el tiempo coseguido por la organización, de tres minutos para la maniobra.

El salón incluyó catas de patatas, entrega de premios a las mejores tapas elaboradas por todos los restaurantes céntricos de Xinzo de Limia desde el mes de junio, concurso de identificación de variedades de patatas y jornadas técnicas.

El paraíso de los comedores de patatas
Comentarios