Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

AUDI Q7 3.0 TDI 272 CV

Corazón de gigante

Audi Q7. A.R.
Audi Q7. A.R.

Es uno de los SUV de mayor tamaño del mercado, aunque en su interior late un motor diésel de tres litros de cilindrada y parcos consumos.

Con una carrocería de más de cinco metros de longitud, el Audi Q7 es uno de los SUV más imponentes del mercado, pero a pesar de sus mastodónticas dimensiones este modelo se perfila como un incansable viajero, razonablemente económico de utilizar en el día a día —aunque no de adquirir— y con un nivel de equipamiento y acabados que lo ponen a la altura de las berlinas más lujosas.

Entre las opciones mecánicas disponibles, la 3.0 TDi de 272 caballos, protagonista de esta prueba, es una de las más recomendables, gracias a su excelente nivel de prestaciones y unos parcos consumos de combustible, que unido a su gran depósito le permite superar holgadamente los 1.000 kilómetros de autonomía.

audiq7

Con una capacidad interior para siete pasajeros, el habitáculo se muestra muy capaz y confortable. El espacio no será desde luego un problema para los usuarios de este modelo que dispondrán, además, de un maletero que en configuración de cinco plazas interiores ofrece unos espectaculares 770 litros de capacidad.

Pero si en parado este modelo ya resulta impresionante por sus características, la verdadera sorpresa llega cuando se pulsa el botón de arranque y se empieza a circular con él.

El poderoso propulsor empuja con fuerza desde bajas revoluciones. La entrega de potencia se produce de forma constante y sin apenas vibraciones en el habitáculo. Destaca también por su buen aislamiento acústico, lo que hace que el confort de marcha sea todo un referente en el segmento.

El cambio automático de convertidor de par y ocho relaciones junto con el sistema de tracción integral encajan perfectamente con la filosofía del vehículo y le confieren un comportamiento en carreteras viradas mucho más ágil de lo que a priori se pudiera pensar para un coche que en orden de marcha supera las dos toneladas.

Precisamente, es en estas condiciones cuando el Audi Q7 saca a relucir la gran evolución que ha experimentado con relación a su antecesor, algo que se hace también evidente a la hora de analizar su equipamiento tecnológico.

Así, aunque sea necesario pagarlo aparte, resulta recomendable acceder a tecnologías como el Audi Virtual Cockpit (cuadro de instrumentos digital), el sistema  de cámaras de 360 grados o el Head-Up Display.

Sin recurrir a estos elementos, el nivel de equipamiento del Audi Q7 es, en todo caso, muy elevado, destacando el Audi Drive Select —que permite seleccionar entre distintos modos de conducción—, el acceso y arranque sin llave, sensores de aparcamiento, climatizador bizona, sensores de luz y lluvia o las llantas de aleación, entre otros muchos elementos.

Además, si se opta por adquirir el paquete S-Line, a este equipamiento se añaden otros muy recomendables como los faros Matrix Led, la suspensión neumática, el comentado Audi Virtual Cockpit, los asientos delanteros deportivos, el techo panorámico o el sistema de navegación plus con MMi Touch, entre otros.

Todo ello, permite al Audi Q7 continuar manteniendo su posición de liderazgo entre los SUV de mayor tamaño del mercado.

Corazón de gigante