sábado. 22.02.2020 |
El tiempo
sábado. 22.02.2020
El tiempo

El Gobierno respalda a Delgado mientras Podemos y PP exigen su dimisión por su insulto homófobo

La ministra Delgado, en el Senado. ZIPI
La ministra Delgado, en el Senado. ZIPI

La ministra llamó "maricón" a Marlaska en una conversación con el polémico excomisario Villarejo

La presión sobre la ministra de Justicia, Dolores Delgado, para que dimita por sus conversaciones con el excomisario Villarejo, en las que habría llamado "maricón", a su compañero Fernando Grande-Marlaska, ha aumentado en las últimas horas. Primero fue el líder de Podemos, Pablo Iglesias, el que ha pedido que se aleje de la vida política. Y después los senadores del PP entonaron el grito de "dimisión" durante la intervención de la ministra en la Cámara alta, en la que hablaba sobre indultos y recordaba que su antecesor en el cargo, Rafael Catalá, y el fiscal general del Estado fallecido, José Manuel Maza, fueron reprobados. 

"Alguien que se reúne de manera afable con un personaje de la basura de las cloacas de Interior en nuestro país debe alejarse de la vida política porque hace daño a la mayoría parlamentaria que protagonizó la moción de censura", ha dicho en los pasillos del Congreso el líder de Podemos, principal apoyo del Gobierno de Pedro Sánchez.

Iglesias, que ha señalado que no ha tenido ocasión de decírselo al presidente del Gobierno, de viaje oficial en Estados Unidos, ha afirmado: "Cualquier político que se mezcle con eso debería alejarse de una función pública que debe ser noble. Creo que estoy siendo cristalino".

El Gobierno, en palabras de la vicepresidenta Carmen Calvo y de la portavoz Isabel Celaá, ha respaldado a la titular de Justicia. "Perfectamente se va a mantener" en el Ejecutivo, ha dicho Calvo, mientras que Celaá ha subrayado que el Gobierno "tiene confianza plena" en Delgado y ha tildado de "manipulación" las grabaciones de una comida que compartió con el excomisario José Villarejo en 2009.

Según las grabaciones, difundidas por el diario digital moncloa.com, creado este mismo mes y dirigido por el periodista Joaquín Vidal, Delgado calificó de "maricón" al entonces magistrado de la Audiencia Nacional y actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La ministra ha dicho ser víctima de "ataques execrables" y ha dicho que no se ha difundido el audio entero de la comida, sino "trocitos solapados". "Las grabaciones se cortan, se pegan, se ponen y se quitan", ha advertido antes de prometer que llegará "al fondo del asunto".

Marlaska le quita hierro al asunto
Marlaska, que ha saludado cordialmente a Delgado durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, ha restado importancia al asunto y ha insistido en que no se siente ofendido y en que lo importante son los hechos y no las palabras.

La Confederación LGTBI+ Colegas sí ha pedido a la ministra que pida disculpas públicas en el Parlamento a Marlaska.

El Gobierno respalda a Delgado mientras Podemos y PP exigen su...
Comentarios