El tiempo
viernes. 12.08.2022
El tiempo

Alertcops, la aplicación que conecta a peregrinos y cuerpos policiales, repite un año más en El Camino de Santiago

Policía Nacional en la Praza do Obradoiro. EP
Policía Nacional en la Praza do Obradoiro. EP

Hacer uso de las nuevas tecnologías para añadir un plus de protección al peregrino del Camino de Santiago. Este es el objetivo perseguido por las fuerzas del orden en este doble Xacobeo 2021-2022, que cuenta un año más con los servicios de Alertcops, la aplicación móvil creada por el Ministerio del Interior que permite al ciudadano alertar de algún peligro a la Guardia Civil y la Policía Nacional. Se trata de una herramienta que puede ser empleada a lo largo de los más de cuatro mil kilómetros de vías de peregrinación que integran el Camino, donde unos tres mil seiscientos agentes velan por la seguridad de las personas y del patrimonio cultural del entorno.

Alertcops es una app gratuita que funciona como un canal bidireccional entre el ciudadano y los cuerpos policiales y que dispone además de una categoría específica para el Camino de Santiago. Su funcionamiento no implica dificultad: permite enviar a través de un teléfono móvil un aviso de delito o de situación de riesgo de la que se esté siendo víctima o testigo. Si bien es cierto que los senderos jacobeos no cuentan con un gran volumen de criminalidad, la presencia de las fuerzas del orden se hace indispensable sobre todo en zonas de mayor concentración.

Alertcops está disponible para Android e iOS, y para su instalación y puesta en marcha tan sólo es necesario dirigirse a las plataformas Google Play o App Store, dependiendo del sistema operativo de cada usuario, y proceder a su descarga. Toda vez que la app esté alojada en el dispositivo móvil sólo hay que seguir unos sencillos pasos. 

En primer lugar, el usuario debe registrarse aportando sus datos y activando la localización. Después recibirá un mensaje de texto para validar la cuenta mediante un código de confirmación. Será entonces cuando aparezca en la pantalla, entre otros tantos, el icono del Camino de Santiago, y a partir de ahí podrá denunciarse algún hecho ilegal o solicitarse ayuda en caso de emergencia durante la peregrinación. El usuario deberá responder a una serie de preguntas antes de enviar la alerta, pudiendo incluso comunicarse vía chat con los cuerpos policiales para ofrecer una mejor información.

Desde las Oficinas Móviles de Atención al Peregrino (OMAP) que tiene desplegadas la Guardia Civil por el Camino de Santiago entienden que Alertcops es un recurso de gran utilidad, dado que permite al senderista informar de su geoposición en todo momento y pone así remedio a la dificultad de localizar con exactitud a quien pide ayuda. Cabe destacar que de igual modo la aplicación propone el envío de audios y fotografías que puedan servir para concretar las alertas. Además de esto, Alertcops incorpora hasta tres niveles de auxilio (bajo, medio y alto), encerrando cada uno de ellos un menú de funciones distintas para cada tipo de caso, ya sea la denuncia de un robo, actos vandálicos, agresiones, etcétera.

La aplicación trae consigo la opción de seleccionar la denominada figura del guardián, que no es otra cosa que la persona a la que peregrino debe elegir para que reciba las alertas enviadas. Puede incluirse hasta una decena de guardianes, entre los que estarán no sólo la Guardia Civil y la Policía, sino también aquellos contactos estrechos que se consideren oportunos en una situación concreta. A este servicio se le suma el botón SOS, que está diseñado para que los avisos de extrema urgencia sean notificados con mayor prioridad.

Por último, sólo resta poner de relieve el tratamiento que Alertcops hace del derecho a la intimidad y la protección de datos personales de los usuarios. En este sentido, la app no sólo se ajusta sin fisuras a la normativa legal aprobada por el Ministerio del Interior, sino que además está provista de la dotación tecnológica más avanzada que existe para evitar que la información sensible quede expuesta en la red ante la amenaza de los hackers. 

El software empleado es el mismo que utilizan los grandes entornos virtuales especializados en el tratamiento masivo de datos, como pueden ser las entidades bancarias, los gigantes del comercio electrónico o las plataformas de juegos de azar. La ciberseguridad puesta en marcha por estos espacios se encarga de encriptar el contenido privado –números de cuenta, nombres, contraseñas, etcétera– para que terceras personas no tengan acceso a él. De este modo, tanto los neobancos como los casinos online nuevos disponen de una combinación de herramientas informáticas que ayudan a cifrar todo aquello que viaja desde la web hasta el servidor. Los protocolos más frecuentes son por ejemplo el SSL (Secure Sockets Layer), que genera claves aleatorias de 128 bits de tamaño; el sistema KYC (Know your customer), cuya función es la de verificar la identidad de los usuarios; y la autenticación en dos pasos, diseñada para añadir una segunda capa de seguridad a las contraseñas. 

El Camino de Santiago gana con Alertcops una nueva forma de garantizar la seguridad en toda su extensión, facilitando con ello al peregrino un modelo de comunicación especialmente rápida y efectiva.

Alertcops, la aplicación que conecta a peregrinos y cuerpos...