El tiempo
martes. 16.08.2022
El tiempo

Peregrinar sin limitaciones

Integrantes de Discamino llegan a Pontevedra. GONZALO GARCÍA
Integrantes de Discamino llegan a Pontevedra. GONZALO GARCÍA
EN CAMINO ► Acompañados por Javier Pitillas, fundador de Discamino, y un equipo de voluntarios, cinco peregrinos especiales llegaron este jueves al Albergue Virgen Peregrina y continuarán hasta completar los 110 kilómetros que los llevarán a Santiago de Compostela

Pontevedra presenció este jueves la confirmación de aquella trillada frase "querer es poder". Y es que no queda más que sentarse y conmoverse al ver pasar a Alejandro, Anai, Carmen, Gerardo y Poli. Estos cinco peregrinos vinieron desde Vigo impulsados, más que por sus bicicletas especialmente acondicionadas y barras direccionales, por su espíritu y la determinación de cumplir un sueño: alcanzar la Compostela.

Los jóvenes, procedentes de A Coruña, Palma de Mallorca y Vigo llegaron al Albergue Virgen Peregrina, sobre las dos de la tarde, abriéndose paso con una alegría contagiosa.

En esta oportunidad vinieron por el Camino Portugués, acompañados -como siempre- por Javier Pitillas y el equipo de voluntarios de Discamino, un reconocido proyecto que apoya a personas con dificultades físicas y mentales a hacer el camino. Los peregrinos continuarán hasta completar los 110 kilómetros que los llevarán hasta la imponente Catedral de Santiago de Compostela.

Peregrinos especiales llegan al Albergue Virgen Peregrina. GONZALO GARCÍA
Peregrinos especiales llegan al Albergue Virgen Peregrina. GONZALO GARCÍA

Javier, fundador de Discamino, es policía local de Vigo y entrenador de atletismo. Cuenta que fue profesor de Gerardo en la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) y ahí iniciaron esta amistad que hoy suma cerca de 30 años. Discamino, de hecho, es producto de esa amistad.

Cuenta Javier que Gerardo siempre tuvo la ilusión de hacer el Camino de Santiago, pero como su condición física se iba deteriorando, tuvieron que encontrar formas creativas de hacerlo posible.

"Encontramos un triciclo muy especial. Tenía que ser triciclo porque tiene un problema con el equilibrio y como es ciego necesitaba un piloto. También tenía que ser pilotado desde la parte de atrás, porque como no ve y no oye, no puede ir detrás. Tiene que ir delante para que puedas ir hablando con él y saber con la mano dónde está y puedas ir contestando a sus dudas y sus inquietudes, porque si no imagina 100 kilómetros sin poder hablar ni pío, es muy complicado".

Con la ayuda de Javier, el sueño de Gerardo, quien nació con discapacidad auditiva y visual, se hizo realidad hace 13 años. Y, desde entonces, expanden esta posibilidad a todo el que comparta esta misma ilusión.

Con esta edición suman 79 las veces que han hecho el camino. En 2022 llevan seis y esperan cerrar el año con 13 arribos más a la Plaza del Obradoiro.

"En 2009 hicimos el camino con Gerardo y ahí se hubiera acabado la historia, pero nos pidió que buscáramos más gente como él para hacer el camino muchos años. Fue una cosa que vino rodada", asegura Javier sobre los inicios de este proyecto. Uno de los sueños que se cumplen en esta ocasión es el de Carmen, de A Coruña, quien "no ve absolutamente nada, vamos con ella con una barra direccional. Una barra larga, en la que va un guía delante y otro atrás y ella cogida en el medio. Ella siente lo que va haciendo la barra y cuando hay una cosa muy complicada le avisamos de viva voz y ella camina", explica Javier.

Con esta edición suman 79 las veces que han hecho el camino. Solamente en 2022 llevan seis y esperan cerrar el año con 13 arribos más a la Plaza del Obradoiro.

La mochila de la luz
Como si no fuera suficiente con la energía vital de estos jóvenes, el grupo de Discamino estuvo acompañado de La mochila de la luz, una viajera que saldrá por tercer año consecutivo y que empezó su periplo para honrar a los fallecidos en el marco de la pandemia por el covid-19. Al llevar esta mochila a la tumba del Apóstol, los peregrinos se solidarizan también con todos los que han perdido a algún ser querido y que no han podido acompañarles, por las restricciones del covid-19. El 12 de julio iniciarán oficialmente el camino.

Peregrinar sin limitaciones
Comentarios