El tiempo
miércoles. 06.07.2022
El tiempo

Ronaldo rueda ya hacia Compostela: "Voy a sufrir pero será inolvidable"

El presidente del Real Valladolid, Ronaldo Nazário, y su pareja, antes de emprender el Camino. EFE
El presidente del Real Valladolid, Ronaldo Nazário, y su pareja, antes de emprender el Camino. EFE
Durante seis jornadas recorrerán Valladolid, León, A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra por el llamado Camino de Invierno

El presidente del Real Valladolid, Ronaldo Nazário, ha comenzado este domingo a cumplir la promesa de realizar el Camino de Santiago en bicicleta, eléctrica porque es consciente de que no está en su mejor momento de forma, pero convencido de que será una experiencia tan inolvidable como lo ha sido el ascenso de su club a Primera División, precisamente el motivo de esta aventura.

Una ruta que ha comenzado con la fresca y en un ambiente distendido, en el estadio Nuevo José Zorilla que sirvió de escenario final para el ascenso, y con seis etapas por delante. Nazário ha reconocido que está "cero entrenado" y se ha acogido a su "historial de deportista" para superar los 50 kilómetros de cada etapa, aunque se ha mostrado "muy animado", ha dicho.

"El Camino va a ser muy bonito, físicamente sé que voy a sufrir pero va a ser una experiencia inolvidable", ha añadido.

Exjugador de la selección brasileña y también del Real Madrid, Barcelona e Inter de Milán, ha subrayado que hizo la promesa tras el descenso a la categoría de plata del fútbol español y ha incidido en que, tras ese bache, el equipo dio un golpe de timón para asegurar el regreso a Primera. "Cuando descendimos, sabía que teníamos que hacer muchísimo trabajo para volver a la Primera División. Hice la promesa, hemos hecho muy bien el trabajo, sobre todo al principio del año, con todos los cambios que hemos hecho, toda la filosofía que hemos cambiado", ha asegurado.

En este sentido, ha valorado la calidad de juego del Pucela y ha afirmado que el equipo ha jugado "un fútbol muy bonito" y "ha merecido ascender", por lo que "paga la promesa" y aprovecha para satisfacer "un deseo antiguo", el conocer bien Santiago de Compostela.

SU GOLAZO AL COMPOSTELA. "He estado jugando y tengo el famoso gol de Compostela, pero el Camino es algo especial que tenía en mente", ha dicho en referencia al gol que marcó con la camiseta del Barcelona en octubre de 1996, tras superar a tres defensores y que supuso un impulso como estrella futbolística, ante el mítico entrenador inglés Boby Robson, que se llevó las manos a la cabeza al ver su galopada desde el centro del campo.

Ronaldo Nazário  antes de emprender el Camino. EFE
Ronaldo Nazário antes de emprender el Camino. EFE

El directivo blanquivioleta no estará sólo en este viaje y le acompañarán su pareja, Celina Locks, un guía, un fisioterapeuta, un mecánico, una persona de apoyo y un equipo de grabación con el que ofrecerá contenido para su canal de Twitch, Ronaldo TV, en dos furgonetas.

Una pequeña comitiva que, según Nazário, les acompaña "por si pasa algo" y que conforman "un equipo de profesionales muy expertos" en esa vía jacobea.

Durante seis jornadas recorrerán seis provincias, Valladolid, León, A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra, por el llamado Camino de Invierno, menos transitado que otras rutas compostelanas y con el que Nazário busca agradecer el retorno del Pucela a la Primera División del fútbol español.

El carioca y su pareja, además, montarán sendas bicicletas eléctricas de montaña, ambas de color rojo, cuyo precio oscila entre los 3.000 y los 13.000 euros y que aúnan ligereza con capacidad para hacer largos recorridos por su potencia.

Mientras tanto, jugadores y cuerpo técnico combinan sus diferentes responsabilidades "algunos jugadores como Shon Weissman (Israel) o Gonzalo Plata (Ecuador) compiten en la Liga de las Naciones con sus respectivas selecciones" con la vuelta al trabajo, fechada para el 6 de julio con las pruebas médicas a la plantilla y los posteriores entrenamientos de cara al inicio de la Liga Santander, previsto para el 14 de agosto. 

Ronaldo rueda ya hacia Compostela: "Voy a sufrir pero será...
Comentarios