martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

2-1. Un Celta desacertado cae en el Pizjuán

Nolito siendo arropado por sus compañeros tras anotar el 2-1
Nolito siendo arropado por sus compañeros tras anotar el 2-1. JULIO MUÑOZ (EFE)

Los de Juan Carlos Unzué fueron valientes con el balón y presentaron un mejor juego, pero el resultado no acompañó

El Sevilla logró una sufrida victoria (2-1) que le afianza en la zona alta de la tabla, pero sigue sin convencer su juego. En esta ocasión ante el Celta, un rival que peleó siempre por llevarse algo positivo pero que falló mucho en ataque y no aprovechó las debilidades de su rival.

Reanudaron el Sevilla y el Celta la competición en el Sánchez Pizjuán con la intención arrancar con fuerza y, en el caso andaluz, consolidarse en los puestos europeos y, en el gallego, acercarse a ellos con un triunfo de prestigio.

Nolito fue el encargado de adelantar al Sevilla en la segunda mitad y poner el 2-1 definitivo

SE ADELANTA EL CELTA. En el inicio hubo dos jugadas significativas, pues antes de que se cumpliera el minuto 3 el argentino Franco Vázquez falló una oportunidad clara para los locales ante el portero Rubén Blanco y a los 12 sí acertó para los visitantes el uruguayo Maxi Gómez con un remate de cabeza.

Independientemente de la efectividad, el conjunto vigués se presentó mas fluido que el rival y con una mejor disposición sobre el terreno. Franco Vázquez gozó entonces de otras dos ocasiones claras para empatar, pero entre esos lances también Maxi Goméz estuvo cerca del 0-2 e incluso a la media hora se le anuló un gol al danés Pione Sisto por una mano previa.

EMPATE. El Sevilla, sin tenerlo demasiado claro en ataque y también con deficiencias en la defensa, se acercó al área céltica en busca del empate y así llegó la cuarta oportunidad para el Mudo Vázquez, otra vez fallida, y la primera del delantero esta noche titular, el colombiano Luis Muriel, quien de cabeza firmó el 1-1.

En la prolongación de la primera parte, el exjugador del Celta Nolito también estuvo cerca de darle la vuelta al marcador, pero Rubén Blanco desvió el balón con un pie a córner, aunque a los tres minutos de la reanudación el extremo sanluqueño sí acertó con el marco rival de cabeza tras un gran servicio del Pablo Sarabia.

Se mantuvo el partido intenso, con el balón de una a otra área sin que el Sevilla supiera jugar con el marcador a su favor y sin que el Celta tradujera en el empate sus ocasiones, como las muy claras de Maxi Goméz o el chileno Pablo Hernández.

Lo bueno para los intereses locales fue que el tiempo transcurrió y se entró en el último cuarto de hora sin que los vigueses encontraran puerta, aunque con la sensación de que en cualquier momento lo podían conseguir ante la inconsistencia defensiva local.

2-1. Un Celta desacertado cae en el Pizjuán
Comentarios