sábado. 23.10.2021 |
El tiempo
sábado. 23.10.2021
El tiempo

La valiente Christine peregrina sola a sus 66 en bici desde Bélgica

La peregrina en el albergue ribadense. ALBERGUE HOSTEL RÍO EO
La peregrina en el albergue ribadense. ALBERGUE HOSTEL RÍO EO

Esta mujer natural de Francia que hizo noche en el albergue Río Eo de Ribadeo cuenta que lleva realizados casi 2.300 kilómetros y le faltan unos 300

 

El albergue Hostel Río Eo en Ribadeo alojó a Christine, una peregrina de 66 años de origen francés pero residente en Bélgica que realiza el Camino Norte sola en su bicicleta eléctrica. A su paso por la localidad mariñana llevaba realizados "casi 2.300 kilómetros" y le faltaban casi 300 para llegar a Compostela.

Residente cerca de Bruselas con sus "tres hijos y seis nietos", la peregrina cuenta que a causa del covid se sintió "muy separada" de su hermana menor que vive en Grenoble (Francia) y pensó un día en hacer los 830 kilómetros que había entre ambas en bicicleta. De camino a casa de su hermana hacía parada en una catedral y a raíz de esto se le ocurrió hacer "un peregrinaje propio entre dos catedrales. Me levanté una mañana diciendo: Me voy a Compostela con la bici. No es un desafío, no es un sueño, es simplemente levantarse e ir", relata.

Pese a los temores iniciales por realizar un viaje tan largo sola, cuenta que su familia y allegados le transmitieron mucho ánimo y emprendió un viaje en el que acumula buenas experiencias con la gente que se fue encontrando a su paso. "Hubo muchísimas personas que me ayudaron a lo largo de este viaje y tengo una lista completa con sus nombres, casi tres páginas. Voy a memorizar a cada una de ellas y a rezar por ellas. Es como una misión, tengo el objetivo de llegar a Santiago para rezar por todas esas personas que me han dado confianza", comenta.

En todo el viaje -planifica cada etapa siguiente por las noches, hasta las tres de la madrugada- solo tomó un transporte para hacer el tramo entre Irún y Gijón "porque me dijeron que la carretera era muy peligrosa, con muchos coches" y no quiso correr riesgos pues cree que "la vida es preciosa". Llegada a Ribadeo se mostraba encantada por la acogida en el albergue y desde allí continuaría su periplo hasta Santiago de Compostela. Después tenía pensado regresar en autobús a Bélgica, donde está jubilada y dedica parte de su tiempo a acompañar a personas ancianas.

La valiente Christine peregrina sola a sus 66 en bici desde Bélgica
Comentarios