miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

Fallece tras ser agredido supuestamente por llevar unos tirantes con la bandera de España

Víctor Laínez pertenecía al grupo de moteros Templarios de Zaragoza ► El detenido, Rodrigo Lanza, fue condenado por dejar tetrapléjico a un guardia urbano en Barcelona

Víctor Laínez, de 55 años, ha fallecido este martes en el Hospital Clínico de Zaragoza debido a las lesiones sufridas en la madrugada del pasado día 8 que le provocaron la muerte cerebral, tras ser agredido por Rodrigo Lanza, de 33 años, que supuestamente le había recriminado llevar unos tirantes con la bandera de España.

El presunto agresor se encuentra detenido y al parecer está vinculado a movimientos antisistema. Según recoge, El Periódico Lanza pasó nueve años de prisión al ser condenado por dejar tetrapléjico a un guardia urbano de Barcelona durante los altercados ocurridos en una casa okupa de Sant Pere Més Baix. Una condena que fue cuestionada en el documental Ciutat Morta 

Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía han informado de que el suceso se produjo en la zona de copas de la calle Heroísmo, de la capital aragonesa, en uno de sus bares.

Todavía no se ha podido identificar a las tres personas que acompañaban al presunto autor material de los hechos

Tal y como apunta la Policía, la investigación continúa abierta, pues el presunto agresor detenido este lunes, al que se le acusa de un delito de homicidio. Supuestamente este le había recriminado en el citado bar que llevara unos tirantes con la bandera de España y le llamó "facha".

Asimismo, todavía no se ha podido identificar a las tres personas que acompañaban al presunto autor material de los hechos, puesto que se ausentaron del lugar.

La investigación también está a la espera del resultado de la autopsia para saber con qué fue golpeada la víctima, ya que el presunto autor ha declarado que fue un único puñetazo en el bar, aunque la policía trata de averiguar si lo hizo con algún objeto.

Laínez pertenecía al grupo motero de los Templarios de Zaragoza.  Su entorno ha incidido en que "no era legionario, como están diciendo por ahí, aunque eso no quiere decir que no le gustara la Legión y tuviera simpatía por ella".

Por su parte, la Falange Española reconoce en un comunicado que Víctor Laínez era simpatizantes de la organización y el asesinato obedece a motivos de "discriminación y persecución ideológica". Esta organización ha anunciado que presentará una acusación popular en los juzgados por tal motivo. 

Fallece tras ser agredido supuestamente por llevar unos tirantes...