domingo. 17.10.2021 |
El tiempo
domingo. 17.10.2021
El tiempo

La Policía contradice a los vecinos y dice que no estaban persiguiendo al mantero fallecido

Contenedores incendiados en el barrio de Lavapiés. JAVIER LIZÓN (EFE)
Contenedores incendiados en el barrio de Lavapiés. JAVIER LIZÓN (EFE)

La muerte del senegalés en Lavapiés genera controversias entre agentes y testigos

Agentes municipales aseguran en un atestado policial que el mantero que falleció este jueves en el barrio madrileño de Lavapiés no huía de un control cuando sufrió un paro cardíaco, sino que la operación contra el top manta se desarrolló con anterioridad en la Puerta del Sol, lo que contrasta con la versión de vecinos y compatriotas.

Fuentes policiales han explicado este viernes que así lo relatan en uno de los atestados los agentes que intervinieron en el suceso, ocurrido a las cinco de la tarde en la calle del Oso, donde Mmame Mbage, senegalés de unos 35 años, falleció tras sufrir un infarto.

Esta versión contrasta con la ofrecida este mismo jueves por algunos vecinos que aseguraron que Mmame corría delante de dos policías municipales que iban en moto cuando se desplomó, y con la dada en la mañana de este viernes por varios compatriotas, que han relatado que el hombre murió mientras era perseguido por la Policía y han denunciado la "violencia policial" que sufre el colectivo.

Ahora el Ayuntamiento de Madrid investiga si el mantero era perseguido o no por los agentes en el momento de su muerte y el resto de circunstancias del suceso, analizando los atestados y comparecencias de Policía Municipal y Nacional.

INTERVENCIÓN. Según el relato policial, antes de las cinco de la tarde agentes municipales intervinieron en la Puerta del Sol porque varios manteros habían tirado al suelo deliberadamente a dos turistas, una de ellas francesa de avanzada edad que sufrió una brecha en la cabeza.

En esta intervención fueron detenidos dos manteros y los agentes buscaron a un tercero.

Dicha actuación, según aseguran los agentes, no tiene nada que ver con lo ocurrido luego en la calle del Oso, donde una patrulla que debía entregar una citación judicial a una persona, fue requerida por un hombre para que prestará ayuda a un amigo que se encontraba mal, según las fuentes consultadas.

Dos policías iniciaron maniobras de reanimación a esta persona, a las que se sumaron otros cuatro hasta que llegó el Samur y atendió al hombre, que finalmente falleció.

Cuando estaban en esa labor ya fueron increpados por varias personas y luego se registraron disturbios en la zona.

Varios responsables municipales se encuentran reunidos para analizar los diferentes atestados y comparecencias policiales a fin de dilucidar lo ocurrido, han explicado fuentes del área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid.

El Consistorio ha suspendido un acto que había previsto a primera hora del sábado en la Sección Canina de Policía Municipal y al que iba a asistir el concejal de Seguridad, Javier Barbero, porque han dado prioridad a la investigación de los hechos ocurridos el jueves, según esta fuentes. 

RADICALES. El director general de la Policía, Germán López Iglesias, ha dicho este viernes sobre los disturbios ocurridos anoche en el barrio de Lavapiés de Madrid tras la muerte de un mantero senegalés, por los que fueron detenidos seis españoles, que quizá algunos radicales "se pudieron aprovechar" de este suceso.

Germán López Iglesias ha realizado estas manifestaciones tras inaugurar la I Jornada sobre Criptomonedas y Delitos Económicos organizada por la Policía Nacional.

"Son sucesos desagradables y en España no estamos acostumbrados a que se nos pueda revolver la gente en un momento determinado" de esta forma, ha comentado el director de la Policía.

Ha explicado que la Policía Nacional acudió a una llamada de la Policía Municipal "ya cuando se habían iniciado algunos hechos que se produjeron a raíz de la muerte de un ciudadano senegalés".

López Iglesias ha confirmado que "ha habido seis detenidos, entre ellos un menor, bastantes daños en el mobiliario urbano y han asaltado tres bancos en la plaza de Lavapiés".

"Esperemos que ya se haya controlado todo y a partir de ahora podamos decir que ha sido una mala noche que se ha pasado".

Respecto a las circunstancias de la muerte del senegalés ha dicho que "en principio lo que sabemos desde primeras horas de la noche y hasta ahora a primera hora de la mañana del viernes es que parece ser que ha sido un infarto que le dio al ir corriendo por la calle.

"Seguramente ha sido una cosa fortuita pero a partir de ahí quizá se desproporciona la situación y hay gente que la aprovecha para de alguna manera radicalizarse y decir lo que piensa a través de esos hechos desagradables", ha apuntado.

Ha recordado al respecto que "los detenidos son españoles que viven allí y tampoco podemos decir que han sido personas de fuera", y ha insistido: "Todo ha tenido un hecho inicial y no sé si alguno se ha aprovechado de ese suceso".

"Hay cosas que no las tenemos claras por lo que vamos a abrir una investigación porque nosotros acudimos al requerimiento de la Policía Local", ha aclarado.

Ha concretado que la Policía Nacional no estaba en el inicio de los hechos que es lo que se va a intentar averiguar.

Por otra parte ha sido preguntado si con motivo de la concentración convocada para esta tarde en Lavapiés se ha preparado un dispositivo especial y si va a ver más presencia policial en la zona.

Al respecto ha indicado: "Todo hecho de este tipo, no solamente por lo que pasó anoche sino cualquier concentración de ciudadanos, requiere una presencia policial pero habiendo pasado lo que anoche sucedió la Policía estará mucho más atenta e intentaremos que no se desproporcione ni haya ningún acto del que nos podamos arrepentir después".

La Policía contradice a los vecinos y dice que no estaban...
Comentarios