viernes. 22.10.2021 |
El tiempo
viernes. 22.10.2021
El tiempo

Los familiares del batería de Los Piratas recurrirán la sentencia

El guardia civil acusado de la muerte de Javier Fernández. AEP
El guardia civil acusado de la muerte de Javier Fernández. AEP

El guardia civil que mató de un disparo a Javier Fernández fue absuelto al entender que trataba de evitar que el fallecido siguiera agrediendo a su compañero

 

Los abogados de familiares de Javier Fernández, que fue batería de la banda de rock Los Piratas, prevén recurrir la sentencia del Juzgado de lo Penal número dos de Pontevedra, que ha absuelto del delito de homicidio imprudente al agente de la Guardia Civil, de iniciales R.L.A., que en agosto de 2015 disparó y causó la muerte al músico.

Según ha comunicado a Europa Press el abogado de la mujer y del hijo del fallecido, Gerardo Gayoso, "todas las acusaciones van a recurrir" al entender que la valoración del juez es "errónea", ya que la prueba practicada en el juicio "puede llevar a una conclusión totalmente diferente" y resolver que la actuación del agente fue "desproporcionada".

En relación con ello, ha remarcado que en el propio fallo "se recoge y da por probado que el agente sabía que (el músico) estaba enfermo", y dicha enfermedad le produjo la "agresividad" que derivó en que causase lesiones al segundo agente con un tenedor. "El juez justifica la actuación del guardia civil, y nosotros decimos que es desproporcionada porque estaba enfermo", ha sellado.

A colación, ha insistido en que Javier Fernández "no era un delincuente, ni portaba armas ni tenía intención de matar a nadie". Por el contrario, ha incidido en que "en la prueba practicada queda claro que era una persona enferma y que no era necesaria su muerte".

La abogada de los padres del fallecido, María Jesús Sarabia, ha confirmado a Europa Press que, si bien tiene que valorar las opciones con sus clientes, "muy probablemente" recurrirán esta sentencia, puesto que no aprueban "los argumentos utilizados por el juez para absolver" al agente y consideran que hay "elementos que no se han tenido en cuenta".

Contra la sentencia se puede presentar un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Pontevedra en el plazo de 10 días desde su notificación, un tiempo que, ha dicho Gayoso, se puede prolongar "un poco más" porque van a pedir las grabaciones del juicio, pero que, según ha añadido Sarabia, utilizarán para fundamentar su recurso en "lo que se vio y escuchó" en el juzgado.

SENTENCIA ABSOLUTORIA

En la sentencia, el juez declara probado que el 26 de agosto de 2015 el agente R.L.A. y otro compañero, acudieron a la vivienda que el músico compartía con su mujer y su bebé en Ponteareas para impedir una supuesta agresión doméstica. Una vez allí, encontraron a Javier Fernández, que "estaba cada vez más agresivo" y comenzó a decir que los iba "a matar a todos".

En un momento dado, el músico se hizo con un cuchillo y un tenedor –añade-- y empezó a agredir a un agente, por lo que el segundo guardia civil, "consciente de la situación de riesgo de su compañero, sacó la pistola" y "rápidamente, cuando consideró que podía hacer un disparo con la finalidad de herir (a Javier Fernández), le disparó para impedir que continuase agrediendo a su compañero".

El magistrado ve acreditada "la necesidad del medio empleado y además, dadas las circunstancias, su proporcionalidad", y resuelve que "la conducta del señor R.L.A. estaba totalmente justificada y no fue contraria a derecho, lo que, además, excluye la existencia de un delito doloso de lesiones".

Las tres acusaciones particulares --ejercidas por la viuda, el hermano y los padres del músico-- pedían cuatro años de prisión y seis de inhabilitación para el agente, mientras que la Fiscalía y el abogado del Estado sostenían que éste desenfundó su arma reglamentaria para defenderse de la actitud agresiva de la víctima, por lo que entendían que no procedía "pena alguna". 

Los familiares del batería de Los Piratas recurrirán la sentencia