lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Galicia lidera por cuarto año consecutivo la lista estatal de tramos viales de riesgo

Una de las numerosas curvas cerradas del tramo negro de la N-642, que discurre de Ribadeo a Asturias. AMA
Una de las numerosas curvas cerradas del tramo negro de la N-642, que discurre de Ribadeo a Asturias. AMA

Lugo encabeza el ránking autonómico con siete, entre ellos el más peligroso de toda España, en la N-642 en Ribadeo

Por cuarto año consecutivo, Galicia encabeza el ránking de tramos de carretera peligrosos del estudio EuroRap, que publica el Real Automóvil Club de España (Race) todas las navidades. Que la llegada de este dato sea ya tradición en la comunidad lo hace doblemente preocupante, sobre todo en un ejercicio, el que está a punto de acabar, que deja un negro balance de 98 muertos sobre el asfalto en las vías gallegas. Son 22 más que en todo 2017, y no hay que olvidar que las postrimerías de 2018 coinciden con la complicada campaña navideña.

El informe marca en rojo este año 17 trayectos de carretera en Galicia, siete de ellos en la provincia de Lugo, entre los que se incluye el más peligroso de toda España. Se trata de un tramo de la N-642 en Ribadeo que comprende 8,2 kilómetros entre el cruce con la N-640 y el enlace con la N-634 —casi en Vegadeo (Asturias)—. No registró ninguna muerte este año pero entraña un enorme riesgo según el informe, que además de la siniestralidad tiene en cuenta factores como la visibilidad, el estado del firme, el peralte de las curvas o el número de sectores con adelantamientos comprometidos.

En este caso, la propia percepción del conductor, al margen de cualquier estudio, pone en relieve que no se trata de un trazado seguro. Insistió en ello el alcalde de Ribadeo, quien instó a Fomento, titular de la infraestructura, a que "se ponga las pilas" y acometa obras en el vial.

RELEVO LUCENSE. El trazado negro de la N-642 releva al frente de este poco honroso ránking al ya célebre tramo de la N-120 entre Següín (Nogueira de Ramuín) y Penalba (Ourense), que discurre en su práctica totalidad por la provincia de Lugo y que llevaba tres años consecutivos liderando el estudio EuroRap. Tras muchas quejas, Fomento lo sometió este verano a obras de reasfaltado, colocación de vallas y reducción de las zonas de adelantamiento, unas actuaciones que han contribuido a que haya caído del primer puesto estatal a los últimos de la lista —en Galicia ocupa el 15—.

El tramo de la N-642 entre Següín y Penalba llevaba tres años consecutivos siendo el más peligroso de España hasta que este verano fue sometido a obras de reasfaltado y colocación de vallas

Además de estos dos trayectos, la nómina lucense la completan un sector de la N-540 entre a Barrela y el cruce con la N-525 en Cambeo, otro en la N-120 entre Quiroga y Pobra do Brollón y tres en la N-640: el que enlaza Monterroso y O Hospital, el que transcurre entre el cruce con la N-540 en Antas de Ulla y Monterroso y, por último, el comprendido entre los cascos urbanos de A Pontenova y Meira.

ALZA GALLEGA DE 15 A 17. Los 17 tramos de carretera peligrosos señalados por EuroRap este año en Galicia suponen dos más que los que constaban el ejercicio anterior y se sitúan por encima de los 14 de Aragón o los 10 de Castilla y León, las autonomías que ostentan, respectivamente, el segundo y tercer lugar en la lista. Cabe destacar que en la comunidad gallega todos los trazados de riesgo se enmarcan en vías convencionales con un carril en cada sentido, las que tradicionalmente concentran el 70% de los accidentes mortales.

La mayoría de camiones circulan por autovías, autopistas y nacionales y en Galicia ni la A-6, AP-9 ni N-VI muestran grandes cifras en siniestralidad

La peligrosidad de las carreteras de la comunidad afecta más a turismos que a camiones o motos
En Galicia no hay tantos camioneros o motoristas involucrados en accidentes como en otros territorios. Es un hecho del que da cuenta otro apartado del estudio EuroRap dedicado a estos tipos de vehículos y que se simplifica en dos realidades: la comunidad —en parte debido a la meteorología— no cuenta con tantas motos como otras y el tráfico pesado suele desplazarse por carreteras nacionales, autovías y autopistas, los tipos de vía que menos siniestralidad presentan en Galicia.

El botón de muestra es que la lista negra de tramos estatales para los camioneros la encabezan la A-1 en Burgos, la A-3 en Madrid y la AP-2 a su paso por Huesca, seguidas de otras autovías,  autopistas y nacionales entre las que no figuran la A-6, la N-VI o la AP-9 —tres de las vías con más tráfico pesado de la comunidad—.

En el apartado de las motos, sí figura en cambio un trayecto gallego en el top ten de peligrosidad: la circunvalación AC-12, que conecta la ciudad de A Coruña con zonas próximas como As Xubias, Oza o el barrio de Os Castros. Los cinco kilómetros de esta autovía urbana aparecen en el ránking porque en cada mil metros tienen lugar un promedio de 0,34 accidentes de motocicleta al año. Figura en la lista junto a otras carreteras de grandes urbes como Madrid, Barcelona, Málaga o Valencia, donde las dos ruedas acaparan un porcentaje significativo del tráfico que se registra a diario. De todos modos, la mayor parte de los siniestros en los que se basa la estadística no suele ser grave.

Así las cosas, y a diferencia de  otras comunidades, el grueso de los accidentes viales en Galicia involucra a turismos en vías secundarias, muchas de las cuales presentan complicados trazados debido a la propia orografía gallega. Y, afinando más, la mayor parte se producen en desplazamientos cortos que obedecen en gran parte a una dispersión geográfica que no presentan otros territorios. Son precisamente estos viajes a los que la DGT presta más atención durante el dispositivo especial desarrollado en fechas navideñas, que ya ha comenzado, con una intensificación en los controles de velocidad, alcohol y drogas.

Galicia lidera por cuarto año consecutivo la lista estatal de...
Comentarios