miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Galicia rechaza "romper" los grupos de alumnos y pide recursos para reducir ratios

Carmen Pomar. J.VÁZQUEZ
Carmen Pomar. J.VÁZQUEZ
La conselleira se suma al acuerdo para el arranque de la actividad lectiva pero rechaza la "fragmentación" de los grupos

La reducción de alumnos por aula para el próximo curso parece descartada en el caso de la comunidad gallega, o al menos en los términos recomendados por el Ministerio de Educación. 

La conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, se ha sumado este jueves al acuerdo propuesto por el Ministerio del ramo para el arranque de la actividad lectiva, aunque ha rechazado la "fragmentación" de los grupos actuales de escolares que planteaba el departamento de Isabel Celaá en su propuesta de recomendaciones sanitarias. 

El documento, que finalmente ha quedado definido como un "borrador" abierto a aportaciones y alegaciones, incluía sugerencias para la adaptación de la organización del curso en los centros educativos, entre ellas la disposición de clases de 15 escolares por aula, hasta un máximo de 20. 

Pomar, del mismo modo que otros mandatarios autonómicos, pidió expresamente este jueves en la Conferencia Sectorial de Educación que este documento se desvinculase del acuerdo para el inicio del curso y que se tomase como marco de referencia el Real Decreto-ley 21/2020 (en concreto de su artículo 9), publicado en el BOE esta semana. 

La norma establece que serán las administraciones educativas las que aseguren el cumplimiento, por parte de los centros públicos o privados, de las normas de desinfección, prevención y acondicionamiento de los centros "que aquellas establezcan". 

"Deberá asegurarse la adopción de las medidas organizativas que resulten necesarias para evitar aglomeraciones y garantizar que se mantenga una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros. Cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio", añade el artículo. 

Con este acuerdo las comunidades autónomas asumen la elaboración de protocolos de actuación para garantizar la higiene, limpieza y el control sanitario en los centros, un trabajo que realizarán junto a los servicios de prevención de riesgos laborales, y que incluirá medidas específicas para la atención de las personas incluidas en el grupo de riesgo.

"NO HABLA DE RATIOS". No obstante, este criterio implica a su vez que otras medidas planteadas no serán obligatorias y dependerán de las comunidades, como es el caso de la reducción de ratios a 15 o 20 alumnos o que los más pequeños queden exentos de mantener la distancia o de usar mascarillas en clase. 

La conselleira Pomar ha asegurado que el texto final, de unos 14 puntos, "no habla ni siquiera de ratios" y que desde la Consellería defienden que es "más importante no fragmentar" ni "romper los grupos de referencia establecidos en el aula". 

El Gobierno gallego argumenta que mantenerlos aportaría mayor seguridad socioemocional a los jóvenes para afrontar el nuevo curso tras varios meses separados de sus compañeros. 

Por otro lado, Pomar ha advertido de que una "reducción excesiva" de alumnado por aula "necesitaría de recursos" que "en este momento no están contemplados" en los fondos anunciados por parte del Ministerio, pues el gasto "superaría esa previsión" de 120 millones de euros. 

"No se trata solo de ampliar profesorado, sino de espacios educativos", ha explicado la Consellería de Educación, puesto que la realización de actividades al aire libre, entre otras alternativas, "no siempre es viable".

ACUERDO NECESARIO. Aunque ha asegurado desconocer "al detalle" la propuesta del ministerio sobre la vuelta a las aulas, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado que el hecho de que el Ministerio de Educación se siente con las comunidades autónomas para hablar "en serio" de la reactivación del curso en septiembre es "una buena, necesaria e imprescindible noticia". 

"Creo que lo deberíamos de haber hecho ya hace tiempo", ha sostenido Feijóo, que ha mostrado su deseo de que en el mes de junio se pueda "cerrar un protocolo único" para que "no haya 17 vueltas al cole" en septiembre, sino que "haya una vuelta al cole con parámetros y protocolos iguales" en todos los sistemas educativos. 

En este sentido, ha insistido en que la cuestión de los protocolos para el reinicio de la actividad escolar era una cuestión en la que, en su opinión, ya se debería de haber trabajado "desde hace tiempo". 

"Tenemos protocolo para todo, tenemos protocolo para entrar en un bar pero no para saber como se inicia el curso escolar. Comprendo que es un poco más complejo iniciar el curso escolar que tomarse una caña en un bar, lo que no significa que no debamos conocer como vamos a ordenar las aulas, establecer los recreos y como vamos a interactuar educativamente con los alumnos de nuestro país", ha manifestado. 

Galicia rechaza "romper" los grupos de alumnos y pide recursos para...
Comentarios