La mitad de los jóvenes gallegos cree que el uso de internet le causa problemas

Un tercio admite tener trastornos del sueño y cerca del 20% considera que el abuso de las pantallas afecta a su rendimiento en clase
Una chica con un móvil. JAVIER CERVERA
photo_camera Una chica con un móvil. JAVIER CERVERA

La vida de los nativos digitales se desarrolla, cada vez más, en dos universos paralelos: el analógico y el que exploran a través de las pantallas. Estas últimas les proporcionan herramientas y competencias que son claves para su futuro y, además, les ofrecen nuevas oportunidades de ocio y de socialización. Pero también entrañan riesgos, sobre todo si terminan derivando en un uso problemático. Lo constata el último informe de la asociación de usuarios y consumidores de los medios de comunicación iCmedia Galicia, elaborado con encuestas a 1.150 jóvenes gallegos de entre 12 y 25 años y en el que la mitad de los participantes admite que ha tenido algún tipo de trastorno psicológico o peores notas por pasar muchas horas conectado a internet.

Estrés, cambios emocionales, trastornos del sueño y la alimentación, pérdida de memoria… son algunos de los efectos que describen los análisis sociológicos y psicológicos sobre la adicción a las pantallas. El sondeo de iCmedia Galicia, presentado este jueves en Vigo, recoge que uno de cada tres jóvenes gallegos liga el abuso de estas con los problemas que ha experimentado a la hora de dormir. En el caso de las chicas de entre 17 y 25 años, es una de cada dos. También ellas aluden a la ansiedad en mayor medida (15%). Ellos son más propensos al ataque de ira (15,2%). 

Y son comportamientos que se trasladan al rendimiento escolar. El 17,9% de los jóvenes gallegos reconocen que este uso problemático ha perjudicado sus notas. Y los chicos (19,6%) dicen verse más afectados que las chicas (18,8%). 

En menor medida señalan que la adicción a las pantallas les provoca aislamiento social (7,4%) y ciberacoso o acoso escolar (4,4%).

Síntomas vinculados al uso excesivo de internet

Chute de dopamina

Pero, ¿qué genera esta tendencia a abusar de internet y de las pantallas?

Los chavales de Galicia dedican su tiempo online principalmente a las redes sociales (78,3%), a escuchar música (71,3%) y a ver vídeos (68,9%). Cuatro de cada diez pasan más de tres horas al día en las redes, "un porcentaje que se eleva en más de seis puntos con respecto al año pasado", avisa iCmedia Galicia, que en este apartado añade que "en los últimos años han aumentado de forma espectacular las cuentas en TikTok". Tiene una el 50,2% de los encuestados, solo por detrás de WhatsApp (50,5%) e Instagram (54,4%). 

La red china se basa en ofrecer vídeos cortos en bucle, de forma indefinida, lo que provoca en el usuario una intriga sobre qué vendrá a continuación, alimentando su deseo de seguir conectado. Además, su algoritmo es potente y preciso: la asociación se remite a estudios que calculan que el 95% de los contenidos que se ven los recomienda la propia aplicación. Estrategias que "provocan que se active el sistema de recompensa del cerebro, al igual que lo hacen las drogas u otras conductas adictivas como la ludopatía o las compras compulsivas", explica citando a los especialistas en adicciones de Orbium

El TikTok, pues, es fuente de dopamina, el neurotransmisor que provoca "una sensación de placer inmediato". 

Escuela de sexo 

Otra preocupación recurrente es el acceso de los menores a la pornografía y la influencia de esta en su educación sexual, toda vez que, según la Fundación Ayuda contra la Drogadicción, el 88% de las escenas muestra violencia y prácticamente siempre con la mujer como víctima.

Casi el 34% de los jóvenes ha tenido contacto con el porno y uno de cada cinco adolescentes varones lo ve "con frecuencia". De nuevo hay detrás una inyección de dopamina. 

Al hilo, iCmedia destaca que el 71,6% de los jóvenes usa internet "sin ningún tipo de control o restricción" de sus padres y, en los menores de 17 años, aún son el 57,5%.